Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

Gabriel Gálvez

"EN EL CHILE DE HOY, LA MUJER ES EL SEXO FUERTE"

Autor del libro "Chile, el País de los Weones" señala que la envidia y el chaqueteo son nuestras lacras nacionales. Pero añade que somos un pueblo solidario, lo que puede servir de eximente o punto de contradicción.

Por Jorge Abasolo Aravena
jabasoloaravena@gmail.com

Febrero de 2010

Definitivamente somos un país mestizo, con todo lo que ello conlleva en cuanto a aciertos y taras.
Y aunque el carácter de un país es difícil de escrutar, tenemos cosas muy manifiestas. Por ejemplo, nuestra envidia, deporte nacional; y el chaqueteo, tradición tan antigua como la carrera a caballo en pelo o el rodeo.
Destacan en el chileno un sentimentalismo casi cebollero, mezclado con resentimiento. Todo el mundo se siente con uno.
Jamás estamos seguros si no le pisamos los callos a alguien. Hay que andar como pisando huevos con los sentimientos de la gente.

Y también logra destaque propio nuestro feble manejo de la agresión. O no peleamos nunca o nos convertimos en fieras sin control. Todo ello es una mixtura.
Faltos de autocrítica, los libros en torno al carácter nacional son pocos. ¿Temor al qué dirán? ¿A quedar mal si decimos verdades que duelen?
Lo más probable.
Por eso el libro de Gabriel Gálvez, "Chile, el país de los weones" nos pone frente a un espejo lacerante. Nos sentimos retratados a ratos, y en otras nos incita a pensarnos como sociedad.
Gabriel Gálvez es hijo del cotizado Alejandro "Flaco" Gálvez, quien fuera algo así como pionero de los libretistas de humor en Chile. Quienes recuerden el programa "La caravana del buen humor" asociarán su nombre a este programa que logró convertirse en todo un suceso en la década de los sesenta.
Gálvez Carrasco es constructor civil de profesión, aunque admite que se prosterna ante el arte, que viene siendo algo así como su alter ego.
Ha sido director y presidente del Centro Cultural de Reñaca y en la actualidad forma parte de la membresía del Círculo de Escritores de Valparaíso y de la Sociedad de Escritores de Chile.

-¿El sentido del humor, cree haberlo heredado de su padre?
-Es indudable que la habilidad de saber escribir humor tambien se aprende y se trasmite en los genes.
Me siento el depositario de lo que mi padre me enseño al observarlo y por su puesto de lo que me heredó.

-"El país de los weones", se llama su libro último. ¿Por qué un título así? Tengo la impresión de que el chileno es un tipo listo, avispado y hasta cazurro.
-La respuesta está en el libro. En todo caso nuestros vecinos nos identifican con esta palabra comodín muy usada por los Chilenos al hablar y que tiene un sin fin de acepciones fuera de las que se indican en el diccionario.


TIPIFICANDO

-Cuál la característica más weona del chileno?
-Generalizar la palabra como un adjetivo no es correcto, yo analizo el sustantivo, por ejemplo: El Weon pelota, el patudo, el sapo, el güeno para el futbol, el apretado, el volado, el weón weón, el chaplin, etcétera.

-Un editorial de un diario boliviano decía el otro día que "el chileno es un tipo muy parecido al argentino, pero peor vestido".
¿Qué te sugiere la frase?

-Me indica que simplemente no nos conocen.

-A tu juicio, ¿cuál es el rasgo más rescatable... o la mejor virtud del chileno?
-El emprendimiento y la solidaridad.

-¿Y su peor defecto?
-La envidia y el chaqueteo.

-¿Qué diferencias establecerías entre el hombre y la mujer de hoy en nuestro país?
-Tal como lo explico en mi libro, la mujer es hoy por hoy el sexo fuerte en este pais.


SENTIDO DEL HUMOR

-Otro rasgo típicamente chileno es la improvisación. ¿Cómo se nota en el Chile actual?
-No estoy de acuerdo con esa aseveración, hemos demostrado ser un pueblo bastante maduro y durante los últimos 50 años hemos organizado un pais que hoy es lider en America Latina.

-¿Tiene sentido del humor el chileno, o es un tallero ocasional?
-Somos un pueblo con humor, muy amistosos y buenos anfitriones.

-Al estudiar la idiosincrasia nacional, un gran pensador destaca nuestra tendencia a vivir el momento. No tenemos proyectismo y no nos importa el pasado.
¿Podrías comentar este juicio?

-Creo que esa es una tónica de carácter global, no es solo de los chilenos, no se puede estar mirando el pasado, porque somos un pueblo joven y a los jóvenes les interesa solo el presente, el futuro lo ven muy lejano y la muerte simplemente no la consideran.

-¿En qué medida crees que el carácter cambiante del chileno obedece a un clima cambiante, donde inundaciones y terremotos son cosa frecuente?
- Tenemos uno del climas mejores del mundo, donde este se destaca precisamente por lo benigno y poco cambiante.
Cuando una inundación afecta a un poblado la culpa no es del clima, sino de las malas normas de urbanización que la permiten.
En cuanto a los terremotos somos uno de los paises mas preparados para recibirlos.
Pero tampoco pienso que los chilenos sean de carácter cambiante. En general somos bastante poco cambiantes y tradicionales.

-¿Crees que el sentido de la aventura del chileno es básicamente hispánico?
-Sin duda que sí. Somos famosos por lo patiperros, grupo que tambien trato en el libro.

Compartir en Facebook