Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Noviembre de 2010


Andrés Heerlein (compilador)
CREATIVIDAD, GENIO Y PSIQUIATRÍA

Es un libro que prescinde del argot propio de especialistas en el tema, aunque los autores lo son.

Definitivamente existe un llamativo misterio y una relación subyugante entre la genialidad y la creatividad.

Escrito en un lenguaje pedagógico y al alcance de una inmensa mayoría, este libro arranca definiendo y precisando términos como genio y creatividad. Aunque el concepto de genio inicialmente hacía referencia a todo tipo de habilidades, es tan sólo en el siglo 20 que se intenta acotarlo exclusivamente a las habilidades intelectuales. ¿Justo o injusto? El lector tiene la palabra…

En cuanto al concepto de creatividad, los autores nos dejan entrever que si ésta no va de la mano de la originalidad, simplemente no existe.
Y nos develan que es falsa la antinomia existente hasta hace pocos años entre la creatividad científica y la creatividad artística.
Ya teníamos asumido aquello de que la creación científica no precisaba del componente emocional, mientras que la creación artística se nutría casi solamente de ella..Hoy por hoy la realidad empírica demuestra que las mayores creaciones científicas -como el arte- también requieren de la presencia de intuición y emoción. La diferencia puede radicar en los énfasis.

"Creatividad, genio y Psiquiatría" es un libro reformulador. Devela, informa e interpreta. Y nos replantea que en la actualidad ya se acumula suficiente información que nos permite asegurar que las personas que sufren enfermedades del ánimo, especialmente sus parientes (que comparten la información genética con aquellos que padecen enfermedades del ánimo), propenden a mostrar elevados niveles de creatividad y capacidad de trabajo. En algunos casos, estos individuos alcanzan la genialidad, como en los casos de Vicent van Gogh, Robert Schumann y Ernest Hemingway, entre otros. Hasta se ha llegado a establecer que las personas con patología afectiva, sobre todo aquellas con Enfermedad Bipolar, constituyen el albergue genético de la creatividad para nuestra especie.

Esta creatividad -algunas veces- toma la forma de liderazgo, y como ejemplo podemos poner los casos de Simón Bolívar y Winston Churchill.
"Creatividad…" es un libro que prescinde del argot propio de especialistas en el tema, aunque los autores lo son. Así, el psiquiatra Otto Dorr Zegers trata de desnudar el acertijo en torno a si existe o no la llamada "angustia creativa", mientras su colega Christoph Mundt -a través del caso del pintor Richard Dadd- nos recuerda que a veces genio y locura son reverso y anverso de una moneda.

Compartir en Facebook