Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
MAYO 2012


Jennifer Middleton

SANAR

Sanar es un libro ajeno a la teoría exasperante y con recomendaciones útiles para poner en práctica.
Hay que darse un tiempo para leerlo…

El libro se inicia con un epígrafe decidor y marcatorio: "Para todos los que quiero y los que me quieren. Soy una convencida de que el cariño es el pilar fundamental de un vivir sano".

Preciso y certero, aunque conviene aclarar que el mundo gira en torno a amor condicionado, escasamente en el incondicional, es decir, aquel que no pone condiciones y es egoísta, desinteresado y compasivo. El amor condicionado es el que pone condiciones (valga la redundancia) y en cuyo seno pueden surgir demasiado a menudo "contaminaciones", como exigencias, reproches, afán de dominio, sumisión, actitudes simbióticas, celos, expectativas infundadas, resentimientos y posesividad.


En el amor incondicional -en cambio- surgen verdaderos lazos afectivos y no ha lugar a las imposiciones ni las exigencias. Es un amor genuino, que no sabe de relativismos. Es más desinteresado y expansivo que no se basa en la expectativa, el egocentrismo y el afán de posesividad, sino que pone a las de libertad a las personas amadas y las ayuda a crecer y a desarrollarse.

Más que un libro de auto-ayuda, Sanar podemos etiquetarlo como un libro asertivo. Hasta incluye una suerte de credo para combatir la tediosa rutina, algo así como el prolegómeno del temible strees.

Al respecto recordemos que el anglicismo strees puede ser considerado el concepto de mayor internacionalidad contemporánea. Su significado literal responde a tensión máxima y -sin duda- señala el síndrome más común y difundido de la sociedad actual.

Se relaciona directamente con otros conceptos culturales, transnacionales, como son los de eficiencia, rendimiento, solución múltiple inmediata, contracción máxima de tiempo y espacio, y en el accionar individual y colectivo.

Pero más allá de eso, el strees involucra además pérdida de la concentración, incapacidad de atención, dificultad de resolución, labilidad emocional, tendencia a la desconfianza, temor y hasta pánico. Por eso es un enemigo temible. Y además, porque suele ser la antesala de la depresión.

Sanar es un libro ajeno a la teoría exasperante y con recomendaciones útiles para poner en práctica. Hay que darse un tiempo para leerlo…


Surfeando el strees:

-Dese un tiempo para usted sin remordimientos
-No gaste energías pensando en lo que fue o será, y contáctese con el momento presente.
-Lentifíquese cuando se sienta acelerado, agitado o tenso.
-Aprenda a jugar y disfrútelo; sepa ser niño a veces.
-Regálese actividades placenteras con cierta frecuencia y aprenda a disfrutarlas intensamente
-Ponga en práctica una rutina diaria que incluya una actividad placentera que dure al menos una hora, como leer, escuchar música, etcétera.
-Haga algún ejercicio físico regularmente, de preferencia sin competitividad.
-No cierre ninguna puerta puerta en la vida. Aprenda a abrirlas.

(Del libro "Sanar", de Jennifer Middleton)




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

Compartir en Facebook