Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Enero de 2014


Francisco Llancaqueo

DE LO BUENO MUCHO

Es libro desgarrador, fuerte y con un lenguaje para nada emoliente, pero es un extracto de la más fría e irreverente realidad.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000 Las actitudes discriminatorias de los chilenos están hace un tiempo cruzando las fronteras. El año 1996 en Lima, Perú, la cadena de supermercados Santa Isabel, instalada por empresarios chilenos, solicitaba para trabajar como cajeras a personas clase "A-1", es decir, blancas y la cumbre de lo más alto.

En torno a este abstruso tema gira el libro de Francisco Llancaqueo, "De lo bueno mucho". Un niño marcado por el estigma de la discriminación social en un país en donde campea el clasismo en todos sus tonos y categorías. Hijo de una empleada doméstica y de un padre que jamás conoció, integrado a medias a una familia de patrones que lo alberga y rechaza al mismo tiempo. Es un chico a medias beneficiado por una educación en que se le pide que rinda, pero que lo excluye de los cumpleaños de los compañeros.

Agreguemos que en Chile una encuesta reveló hace poco que el 60 por ciento de los chilenos está en contra de la radicación en el país de ciudadanos bolivianos, mientras el 56,2 y el 51, 2 por ciento también estaba respectivamente en contra de que en Chile vivieran peruanos y argentinos.

El chileno discrimina en muchas cosas. En general respecto de todos los elementos de apariencia externa, de bienes; o de tipos de conducta; o de características físicas. Esto proviene de la enfermedad de competir, lo que hace que sólo tengamos autoestima alta si somos superiores.

La pluma de Llancaqueo es trepidante y sin afeites. El protagonista del libro puede ser un ejemplo de resiliencia en grado superlativo. Violado en plena inocencia por un vecino y agredido por la matriarca de aquella familia cuando quiere denunciar esa violación. Víctima de una conspiración de su propia familia de adopción para retenerlo en Chile en tiempos de la dictadura.

Testimonios de discriminación hay muchos en nuestro país.

José Segovia, músico y artesano aymará, manifiesta su queja: "Yo sufro discriminación también como músico. Por ejemplo, los sellos discográficos prefieren a los extranjeros, a grupos que ofrecen otro tipo de música. Como cultura indígena, no tenemos espacio para difundir nuestros valores y la gente no nos conoce. Creo que es el chileno el que se pierde la posibilidad de conocernos".

DE LO BUENO MUCHO, de Francisco Llancaqueo es el caso de una autobiografía plenamente lograda. Vaticina una lectura sin pausa y sin prisa, que se disfruta y también -a ratos- provoca cierto grado de congoja.

En un estilo muy sui géneris, el autor va redimiendo el dolor que en su camino le correspondió enfrentar. Sin jamás negar los hechos acontecidos, lo expone con valentía al ojo escrutador del público lector, y a la vez lo reabsorbe en un desborde de vida que siempre mira hacia adelante.

Aunque algunos se amparen en que Chile es más clasista que otra cosa, queda claro que el racismo existe. A diferencia de otros países latinoamericanos, en Chile se produjo tempranamente en la Colonia -en el siglo 18- una homogeneización racial. Ello significó que la mezcla fue tan grande que terminó predominando un tipo mestizo, tendiendo a desaparecer las fisonomías propias de cada raza.

Pero, en homenaje a la verdad Chile ha sido racista desde mucho antes, aunque no ha alcanzado los grados de violencia que tuvieron en países como Estados Unidos y en naciones latinoamericanas como Colombia, Perú o Brasil. Por más que se insista en que no hay discriminación, los porfiados hechos revelan que la hay.

No es ningún misterio que aún subsiste en Chile un cierto menosprecio por quienes tienen rasgos indígenas.

DE LO BUENO MUCHO es libro desgarrador, fuerte y con un lenguaje para nada emoliente.
Pero es un extracto de la más fría e irreverente realidad.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook