Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Enero de 2014


Sergio y Jorge Melnick

INFIERNO O PARAÍSO

Los autores intentan responder interrogantes a través de más interrogantes las que dan forma a Infierno o Paraíso, un libro de ideas que estructura las 20 claves fundamentales para entender lo que nos espera.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000 La velocidad de cambio es uno de los fenómenos que caracterizó al siglo XX y marcará de mayor modo aún el siglo actual.

En el año I de la Era Cristiana, La humanidad necesitó de más de mil años para duplicar sus conocimientos. A partir de la Edad Media se aceleró el proceso a tal punto que, a principios de siglo, se redujo a 50 años.

Hoy por hoy se estima que solo se requieren siete años para que el hombre duplique todo el conocimiento que posee.

Esa es la rauda velocidad de los tiempos que se viven, y nadie puede permanecer inalterable ante tan cruda realidad.

El mundo ha cambiado y cada vez se hace más complejo entenderlo.

Tal vez por eso se dé con tanta fuerza la denominada psicología de la nostalgia. Añoramos el mundo pasado porque era más fácil aprehenderlo y digerirlo.

En lo tocante al tema económico, ni hablar. Hacia 1960 las materias primas constituían el 30 por ciento del producto bruto mundial. Ya hacia el año 2000 representaban apenas el 4 por ciento del mismo.

Como dice un humorista, "vivimos una época en donde quien no está confundido, parece ser un extraterrestre". Las certezas tambalean y la duda parece ser la forma más consecuente de acercarse a la inteligencia.

¿Cómo tipificar, llamar o caracterizar la época que vivimos? ¿Sociedad posindustrial, posmoderna, post capitalista, liberal o libremercadista? Parece que ningún nombre puede envolverlo o resumirlo todo. El hecho es que hay dificultades para nombrar o etiquetar nuestra época en función de sus características propias, distintivas, y no en virtud de una secuencia temporal.

ENTREVISTAS EN VERTICE2000Sergio Melnick, uno de los autores del libro, conversa con Jorge Abasolo: "El siglo 21 será de grandes sorpresas. ¡Pensemos que 7 de cada 10 personas que han nacido a lo largo de la historia, están vivas hoy!


Nada basta, aunque todo está bastante relacionado. Y es que está operando un nuevo tipo de sociedad, visible a los ojos de todos. La economía globalizada, por ejemplo, en la que aparecen características muy negativas como la pérdida de la soberanía de los Estados, la dirección de la economía desde los centros de poder, cambios fundamentales en las costumbres y hasta en la ética y la moral de las gentes. Así, podemos caracterizar esta nueva sociedad y nombrarla de distintas formas. Pero todo ello en oposición a la modernidad, a la sociedad anterior que arranca desde la Revolución Francesa, caracterizada por cambios sustanciales con respecto a la Edad Media y a las antiguas sociedades esclavistas. No obstante, ¿Cuáles son las diferencias sustanciales que viene a poner en juego esta nueva sociedad? En lo medular, la Edad Moderna se caracterizaba por un respeto a la persona humana, que antes no se daba.

Y ello se percibía en el orden carcelario, en la desaparición de la tortura sistemática, en ese grito estentóreo y triple -al menos como bandera- de libertad, igualdad y fraternidad, y todo eso giraba alrededor del concepto de verdad. La verdad era la garantía de la política, de la filosofía y de la ciencia. Era un concepto insustituible. A medida que pasa el tiempo, observamos que muchas de estas pautas de la modernidad no se han cumplido, ya que hubo acontecimientos que se proyectaron en este siglo. Son las herencias del siglo anterior. También en el siglo pasado, con el colonialismo, con el imperialismo a la manera antigua de la Inglaterra colonial, de Francia y Alemania, que ya entraba en colisión con los postulados de igualdad, fraternidad y libertad.

Lo dicho anteriormente tal vez haya incidido en lo que el intelectual español Gonzalo Fernández de la Mora llamó "El crepúsculo de las ideologías". Hoy por hoy podemos apreciar cuán cómodos estábamos antes, cuando lo blanco y lo negro (las antípodas) se diferenciaban con facilidad, las ideologías se presentaban claramente diagramadas y las discusiones ardían en la medida en que se hablaba de verdades irrebatibles. En los últimos años del siglo XX esas certezas comenzaron a desbaratarse, y se desmoronaron con la caída del Muro y la desintegración de la Unión Soviética.

En el caso del socialismo real o estatal, se trata de un socialismo que ni Marx ni Lenin consideraban deseable, a lo menos, en sus escritos. En especial Lenin, quien antes de tomar el poder condenaba al Estado como instrumento de opresión para beneficio de una minoría, tal como lo habían hecho Marx y Engels. En los hechos, el socialismo real también estuvo al servicio de una minoría. (La nomenklatura).


EN RESUMEN…

Sostienen los autores de este libro que el siglo XXI se inició oficialmente el 11 de septiembre de 2001 con la caída de las Torres Gemelas. Esa mañana los habitantes de este planeta nos empezamos a hacer una gran pregunta, ¿Dónde estamos parados? Jorge y Sergio Melnick desde las áreas de la ciencia, el pensamiento y el esoterismo intentan responder esa interrogante justamente a través de más interrogantes, las que dan forma a Infierno o Paraíso un libro de ideas que estructura las 20 claves fundamentales para entender lo que nos espera. ¿Cómo seremos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cómo nos organizaremos? ¿Cuáles son las nuevas fronteras de los países? ¿Cómo se puede legislar en las naciones virtuales? ¿Cuáles son los desafíos de la ciencia y la tecnología? ¿Qué o quienes nos amenazarán en los próximos días.


Párrafo escogido:

-"En la actualidad existe un gran vacío teórico entre la relatividad y la cuántica, y hay miles de científicos tratando de llenarlo. En un mundo de 7 mil millones de personas como el actual, hay de verdad muchos científicos. Se estima que el 90% o quizás más, de todos los científicos que han existido en la historia están vivos hoy. Eso no es trivial. Son muchas personas pensando y el resultado son muchísimas ideas y teorías. Por eso en la ciencia actual hay mucha política. Las ideas predominantes tratan de defenderse de los nuevos paradigmas amenazantes. Es el juego del poder. Un nuevo paradigma deja literalmente obsoletos a muchos científicos, y también cambia el rumbo de la humanidad. Es un juego de poder".

(Infierno o Paraíso, página 47)




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook