Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Marzo de 2014


Mauricio Rojas

CONVERSANDO CON SEBASTIÁN PIÑERA

Un libro que logra penetrar en el lado más humano y blindado del ex presidente.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000 Se ha dicho que una de las afirmaciones predilectas del ex mandatario sería "a mí no me gobierna nadie". Estaría -creo- inspirada en la de otro político, Harry Truman: "Yo soy al final, el que reparte el juego".

En la política chilensis, cierto político ajeno a todo afán epicúreo en el ejercicio del poder, Bernardo Leighton, sostenía que el sillón presidencial era el lugar donde "la pelotita no da más bote". Es que allí termina todo, se procede a tomar la decisión que no habrá de discutirse más. En lenguaje vernacular, es allí donde se corta el queque.

Una serie de entrevistas hechas durante el año 2013 conforman la piedra angular del libro "Conversando con Sebastián Piñera", del historiador Mauricio Rojas y publicado por La Tercera y Editorial Planeta.
A través de sus páginas, el ex Jefe de Estado repasa su vida personal (infancia incluida) y política.

Empezó con un país devastado por el terremoto, le siguieron 33 mineros atrapados y grandes marchas estudiantiles. Este libro hace un recorrido por la historia personal y política de un hombre difícil de encasillar. Un análisis de lo que fue su gobierno.

Se sabe que Sebastián Piñera es recio de carácter, apasionado y alexitímico. Trabajar en equipo con este hombre de ego abultado no es fácil, pero muchos reconocen su talento, capacidad de trabajo y una proverbial facilidad para escuchar… aunque las decisiones no pasan por ser el promedio de las soluciones que escucha.

El texto, publicado por La Tercera Ediciones y Planeta, fue presentado el jueves 6 de marzo pasado por el rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, y el filósofo y columnista de La Tercera Max Colodro.

He aquí, un adelanto de algunos de sus capítulos.


DEMOCRACIA CRISTIANA

"Yo comencé a distanciarme intelectualmente de la democracia cristiana desde que ingresé a la universidad. Pero siempre mantuve los lazos emocionales. Por eso, por ejemplo, siempre tuve una relación de amistad muy cercana con Patricio Aylwin y Gabriel Valdés (…) Yo sentía que la democracia cristiana tenía buenas intenciones pero malos caminos, y que por tanto llegaba a malos resultados. Mi distanciamiento de la democracia cristiana no es un tema de valores, sino de los medios para alcanzarlos".


SALVADOR ALLENDE

"El gobierno de Salvador Allende fue, desde el punto de vista de la gestión, un desastre. (…) Allende fue un político con una larga trayectoria en nuestro país, como ministro, senador, presidente del Senado, cuatro veces candidato a la Presidencia. Y llegó democráticamente al poder (…) creo que él murió en forma consecuente con lo que había sido su prédica, y lo destaco y lo valoro. (…) El hecho de que él muera por sus ideas es algo que uno puede admirar, a pesar de que el suicidio en sí nunca es algo admirable, pero el hecho de que él esté dispuesto a morir por sus ideas no significa que, por ese acto de entrega y valor, sus ideas sean las correctas".


LA NUEVA DERECHA

"No deja de ser un hecho revelador sobre el cambio en la centro derecha el llevar -como candidato único en 2005 en segunda vuelta y en 2009 en primera vuelta- a una persona como yo, con esta historia y trayectoria. Si el sector estuviera dominado por aquellos que todavía no han evolucionado, nunca habría sido candidato de la centro derecha, ni mucho menos Presidente de Chile".


MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

"En medio de las protestas estudiantiles se produjo, la noche del 25 de agosto, la muerte por un impacto de bala disparada por un carabinero del joven Manuel Gutiérrez (…) entonces llamé a los jóvenes a conversar en La Moneda (…) al ministro Bulnes no le gustó y, además, él no creía que se pudiese llegar a acuerdos con unos dirigentes estudiantiles que tenían una agenda tan radical. Pero yo le dije: "Mire, está bien, yo estoy convencido de que no vamos a llegar a acuerdo, porque ellos lo que quieren es doblarnos la mano, están hiperventilados y creen que por sacar cincuenta mil personas a la calle van a poder decidir los destinos del país. Pero así y todo hay que hacer el intento, hay que agotar los medios de diálogo".


DE LA INFANCIA

"Vivimos en Nueva York desde fines de 1950 hasta el 53 (...). Vivíamos en un departamento muy pequeño, sin aire acondicionado y me acuerdo que mi madre nos metía a los cuatro hermanos en una tina con cubos de hielo y ese era nuestro aire acondicionado en Nueva York. También nos sacaba a pasear al Central Park, porque vivíamos cerca, y para no perder a ninguno de los cuatro niños compró unas correas para perros y nos ponía a cada uno un arnés con unas tiras de cuatro metros de largo. Así salíamos a pasear y nuestro mundo de libertad eran los cuatro metros de longitud de la correa.
"Recuerdo que nuestro padre nos hacía a veces competir en conocimientos. Nos preguntaba por los Presidentes del mundo, las capitales, nos interrogaba sobre historia y mucho sobre la revolución francesa, que para él era un tema central, y sobre la cultura de ese país. Por tanto, había una cierta competitividad entre nosotros".




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook