Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Julio de 2014


HISTORIA MÍNIMA DE ARGENTINA

Es un gran libro para comprender al país más difícil de entender de Sudamérica y necesario para los que gustan de la historia… y los curiosos en general.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000
Escrito por ocho autores -todos de una versación supina y con peso específico propio- este libro consiste en una síntesis de los hechos, los personajes y los episodios que han definido la Argentina desde la prehistoria hasta el presente.

La gigantesca oleada inmigratoria complejiza la identificación de una psicología argentina muy precisa. La nueva, la elabora la corriente inmigratoria formada con elementos de todos los países, radicada principalmente en el litoral, que aún no tiene carácter propio.

La República Argentina es hoy una argamasa en donde se funden elementos de todas las razas, predominando la civilización latina.

El capítulo 'Conquista y Colonia', escrito por el doctor en historia Jorge Gelman, revela que si se considera tan solo la cuestión institucional, los territorios de coloniales de la actual Argentina fueron cambiando de jurisdicción administrativa a lo largo de más de dos siglos y medio. Dichas jurisdicciones fueron siempre más amplias que la actual Argentina. Así hasta 1776, cuando se crea el virreinato del Plata, el territorio colonial argentino se hallaba incluido en el virreinato del Perú, con capital en Lima y su máxima autoridad de justicia era la Real Audiencia de Charcas o La Plata en el Alto Perú. Solo las ciudades cuyanas, Mendoza, San Juan y San Luis, dependían de la Audiencia de Santiago de Chile.

En capítulo especial, el doctor en Historia Loris Zanatta aborda el fenómeno subyugante del peronismo, movimiento con ideas difusas pero enemigos declarados. Y es que desde joven Juan Domingo Perón tuvo claro quienes serían sus enemigos: el comunismo, el liberalismo laico y agnóstico, la masonería, el imperialismo anglosajón, los políticos y sus partidos. Las huestes peronistas pasaron en poco tiempo de millares a millones, y como todo fenómeno con ideas generales, a poco andar contaba con muchos desgajados… y decepcionados. Pasado el encandilamiento peronista, cuando la historia no la escribía solamente Hernández Arregui y los revisionistas, los profetas de la ilusión restauradora, los argentinos se fueron enterando de otra historia, donde la ecuanimidad proscribía a la pasión.

Era cierto que Perón jamás había soñado con ser un revolucionario y que su formación era fascista, era cierto que siempre había utilizado a la clase obrera para chantajear a la burguesía y así fabricarse un poder de intermediario, a conceder prebendas a unos y a otros. Pero la decepción mayor pasó por factores distintos a aquellos: sus primeros dos gobiernos habían sido el experimento más parecido al totalitarismo sufrido en la Argentina, con un régimen cercano al de partido único, afiliación obligatoria para empleados públicos y docentes, estricta censura de prensa y drástica limitación de las libertades individuales.

El capítulo 'Intelectuales y debate cívico en el siglo XX' es un complemento ideal para entender la historia argentina de los últimos años. Y es que hasta la Primera Guerra Mundial, la vida argentina parecía seguir un curso plácido y casi monótono. Fueron las oleadas de inmigrantes europeos las que multiplicaron en pocas décadas el número de habitantes del país y cambiaron su fisonomía.

"Historia mínima…" es un gran libro para comprender al país más difícil de entender de Sudamérica. Un país que ejerce la autocrítica como ninguno, aunque parece no querer despertar de un letargo ya muy extendido. Lo dijo el periodista Osiris Troiani, "los argentinos son unos africanos que se suponen europeos". A despecho de tal sentencia, Argentina me recuerda a esos niños precoces nacidos para triunfar y tener un venturoso porvenir. Pero, sigue pasando el tiempo, la niñez se termina… y no llega ese porvenir.

Eso sí, Argentina tiene los recursos para poder revertir esa situación en poco tiempo.

Un libro necesario para los que gustan de la historia… y los curiosos en general.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook