Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Septiembre de 2014


Rafael Sagredo Baeza

HISTORIA MÍNIMA DE CHILE

"Historia Mínima de Chile", explica los procesos esenciales que han dado forma a la trayectoria histórica de nuestro país, acogiendo lo que la historiografía corrientemente ha estudiado y difundido como historia nacional.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000 ¿Qué tiene la Historia de Chile que la haga distinta a la de las demás naciones? Lo dijo Séneca hace muchos años: "Nadie quiere a su Patria porque es grande, sino porque es suya". Aclarado, esto huelga decir que las historia de Chile logra destaque propio a nivel sudamericano, nuestros pares.

Fuimos la Colonia más pobre de España. ¿Quiénes fueron los representantes de la raza española que lograron llegar a este enjuto país, considerado el confín del mundo? Se trataba de soldados de las guerras de Italia y Flandes, analfabetos, impulsivos, fanáticos, pendencieros, imprevisores, codiciosos, fatalistas y de una crueldade extrema.

Verlo de otra manera sería maquillar la historia.

Aún así hay logros, avances y hemos logrado dejar atrás una etapa de estagnación que se prolongó por muchos años.

Chile fue, hasta 1830, acaso la sociedad más pobre de la América Ibera. No producía gran cantidad de metales preciosos, ni alimentos o productos tropicales de alta demanda en Europa, como azúcar, café, cacao, tabaco o caucho. En honor a la verdad, la Corona Española estuvo interesada en la existencia de Chile principalmente porque constituía la puerta sur del rico Perú, el que era preciso defender de corsarios y la ambición de otras potencias europeas.

En palabras de Sagredo, "pese a que los españoles en Perú consideraban a Chile como 'la tierra de la cual se huía como la peste', Pedro de Valdivia mostró interés por conquistarla".

Y es que venir a Chile constituía una odisea, pues el frío cordillerano, la falta de recursos mineros como el oro y la hostilidad de su gente, eran factores más bien ahuyentantes que de atracción.

Los viajeros que nos visitaron durante el siglo XIX, junto con admirar la belleza del paisaje destacan las muy precarias condiciones de vida de los chilenos, incluso las familias más pudientes, cuyas casas combinaban algunos muebles, alfombras y trajes europeos con el piso de tierra apisonada, muros de adobe y techos con las vigas de canelo u otros árboles autóctonos a la vista.

Era un Chile algo más que modesto. Pensemos que los edificios públicos eran casi rudimentarios hasta muy entrado el siglo XVIII, cuando se construyeron el puente de Cal y Canto, la Casa de la Moneda y algunas iglesias de ciertas pretensiones.

En cuanto a nuestra psicología, ella marchó siempre a parejas con nuestro sitial geográfico. Y es que el aislamiento y la pobreza han marcado el comportamiento de los chilenos, incluso hoy, cuando los medios de comunicación y transporte modernos nos han acercado al mundo. Tímidos y apocados, a la vez que sobrios, solíamos ser poco aficionados a aparentar.


PREGUNTAS ACUCIANTES

¿Por qué en Chile el orden es un valor esencial?, ¿Cuándo y por qué se escribió la primera historia del país?, ¿Cómo han sido la salud y la educación de los chilenos?, ¿Qué elementos caracterizan a la clase media chilena?, ¿Por qué en Chile hubo una dictadura como la de Pinochet?, ¿Qué es "el baile de los que sobran"?

Estas son sólo algunas de las preguntas que Rafael Sagredo responde en su nuevo libro publicado por Turner Libros, distribuido en Chile por Editorial Océano.

"Historia Mínima de Chile", que forma parte de la colección Historias mínimas de editorial Turner, explica los procesos esenciales que han dado forma a la trayectoria histórica de nuestro país, acogiendo lo que la historiografía corrientemente ha estudiado y difundido como historia nacional. Pero también ofreciendo interpretaciones que complementan, y en ocasiones cuestionan, las nociones más arraigadas sobre la historia de esta realidad natural y social nombrada Chile desde épocas inmemoriales. Asumiendo de este modo que no existe una sola historia de Chile y que la heterogeneidad también es propia de esta comunidad.

El punto de partida es la época actual y sus desafíos; entre ellos, la necesidad de explicar por qué las cosas en ocasiones han ocurrido de un modo inesperado, diferente a como, de acuerdo con la "historia oficial", se supone que debían haber sucedido.

Con explicaciones que permiten ir más allá de lo público, adentrándose en la cultura, mentalidad, comportamientos colectivos y autorepresentaciones, o bien ampliando el marco temporal del análisis histórico, la obra propone claves que dan cuenta de la resistencia de los actores a comportarse según el papel que previamente se les había asignado, a rebelarse y poner en entredicho la supuesta trayectoria excepcional que se les ha atribuido, por ejemplo, olvidando su calidad de ciudadanos capaces de vivir plenamente los valores republicanos, como ocurrió con el golpe de Estado en 1973.

"Con reflexiones originales, explica los contextos y hechos fundamentales que caracterizan nuestra historia", ha dicho sobre Historia Mínima de Chile, Álvaro Góngora E., Doctor en Historia. Decano Universidad Finis Terrae.


PÁRRAFO ESCOGIDO

-"En 1536, cuando los españoles iniciaron la conquista de Chile se encontraron con un conjunto de pueblos esparcidos a lo largo del territorio, muy diferentes entre sí, viviendo en forma independiente y con grandes desniveles culturales. Los del centro, practicaban la agricultura y llevaban una vida casi totalmente se dentaria. Habitaban entre el río Choapa y el Seno de Reloncaví y constituían el conjunto de pobladores originales más importantes existentes en Chile. Los pueblos del Norte habían logrado niveles de cultura avanzados, y eran grupos con altos grados de organización social y desarrollo económico y cultural".

(De Historia Mínima de Chile, Rafael Sagredo. Ediciones Turner. Págs. 31 y 32)




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook