Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
CRITICA LITERARIA
Junio de 2016


FERNANDO ESCALANTE

HISTORIA MÍNIMA DEL NEOLIBERALISMO

Amparado en la irreverente realidad, más que en el sueño de la forja de una utopía, el liberalismo está vigente en América Latina -aunque en distintas formas- dependiendo de la idiosincrasia de cada país.

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000
Históricamente, el liberalismo ha estado presente en América desde ña abolición de la esclavitud. Podemos agregar el constitucionalismo y las garantías individuales, sin las cuales no habría un referente para la protección de las personas ante los abusos del poder.

En varios países (Chile incluido), el liberalismo actuó como dique de contención ante un Estado excesivamente centralizador. Como corolario, en el caso de Chile, un logro señero de esta ideología fue sin duda, la separación de la Iglesia del Estado.

Escalante deja establecido que el neoliberalismo (que prefiero llamar liberalismo) es un programa intelectual, es decir, un conjunto de ideas cuya trama sustancial es compartida por economistas, filósofos, sociólogos y hasta juristas. Añade que también es un programa político: una serie de leyes, andamiajes constitucionales, criterios de política económica, fiscal, derivados de aquellas ideas, y que tienen el propósito de frenar y servir de contrapeso al colectivismo en aspectos muy concretos.

Conviene aclarar que el liberalismo contiene estrategias para los más diversos ámbitos de la sociedad. Así entonces, hay una ideal liberal de la economía (la más conocida), una idea liberal de la educación, de la salud, del desarrollo tecnológico y una idea liberal hasta del derecho y la política.

Esto significa que la historia del liberalismo es de un lado historia de las ideas, y de ideas bastante diferentes, y de otra historia política e historia institucional. Del mismo modo, también significa que el liberalismo es una ideología en el sentido más clásico y más exigente del término. En palabras de Fernando Escalante, "se trata de la ideología más exitosa de la segunda mitad del siglo veinte, y de los años que van del siglo veintiuno".

Por cierto el capítulo dedicado a Chile, merece acápite y comentario aparte.

Permítaseme una digresión. Conviene tener en cuenta que tanto el mercado como el capitalismo son meros instrumentos, herramientas técnicas, más no así fines en sí mismo.

Es el aspecto más noble y hasta modesto del liberalismo.

El buen liberal no excluye la posibilidad de que algún día se pueda encontrar una herramienta más eficaz que el capitalismo (y su vertiente en boga: la liberal) para producir riqueza. En ese sentido, el liberalismo funciona bien, de manera eficiente, pero sin dejar de mostrar sus falencias. Entre éstas: no ofrece una solución muy acertada para distribuir la riqueza. En consecuencia, no hay que idealizarlo.

"Historia del neoliberalismo", es un libro necesario en tiempos en que todo parece ser repasado por el tamiz del revisionismo. Un libro así no podría ser escrito desde nuestro país, acaso por tratarse de un tema sensible que desata las antipatías de sus antagonistas; y la incondicionalidad folletinesca de sus adláteres.

Es lo que logra el profesor mexicano Fernando Escalante: que escarmena la historia con rigor litúrgico y espíritu inquisidor.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook