Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


JACQUELINE CUBILLOS ESPEJO
INGENIERO DE EJECUCIÓN AGRÍCOLA
profehidroponia@gmail.com
A PALA Y RASTRILLO
Octubre de 2010


MITOS Y REALIDADES DE LA HIDROPONÍA

Cualquier sistema de cultivo sin suelo que se desarrolle, va a estar definido por tres componentes básicos, que son:

  1. Las unidades elementales de cultivo, sustratos y contenedores
  2. El equipamiento adecuado
  3. La tecnología necesaria para su correcto manejo.

La hidroponía es una técnica mediante la cual podemos controlar un gran numero de variables en el crecimiento de nuestras plantas, logrando significativas ventajas sobre el cultivo en tierra; sin embargo, todavía existen muchos prejuicios y mitos alrededor del tema debido a la desinformación que circula, puede sonar exagerado el que se puedan producir 25 lechugas por metro cuadrado en el transcurso de un mes, o bien producir 32 toneladas en promedio de tomate en un solo espacio de 1000 m2; pero las pruebas demuestran que es verdad.

Pero también se debe de tener precaución con las mentiras y exageraciones en torno a las realidades de la hidroponía, que lo único que provoca son desilusiones y opiniones negativas acerca de los métodos y sistemas hidropónicos.

Algunos de estos mitos incluyen la falsa creencia de que los productos hidropónicos no tienen un buen sabor o inclusive saben a fertilizantes. Otro tipo de mito en torno a la hidroponía es que es un cultivo demasiado tecnificado, no natural o hechos con material genéticamente modificado (transgénicos). En hidrocultura creemos que es hora de separar la ficción de la realidad.

Es hasta que nos encontramos con información confiable y ponemos en practica la hidroponía, que nos damos cuenta de la falsedad de los siguientes mitos.


MITO 1: LA HIDROPONÍA NO ES NATURAL

El proceso de asimilación de nutrientes por parte de las plantas, es exactamente igual en la tierra como en hidroponía. Los nutrientes y minerales se disuelven en agua, ya sea el agua que se encuentre en la tierra, o el agua que usemos para hidroponía, los cuales se disocian en iones de forma natural para que las plantas puedan utilizarlas.


Sin embargo, el proceso por el cual atraviesan los nutrientes en la tierra para lograr ser disponibles para las plantas, es mucho mas complejo que en hidroponía, donde proveemos los nutrientes requeridos de una manera pronta y segura para ser asimilados por las plantas. Nosotros podemos decidir, conjuntamente con los requerimientos de las plantas, cuantos y que tipo de nutrientes debe de proporcionarse a cada planta en específico.


MITO 2: EN HIDROPONÍA, LAS PLANTAS SON FORZADAS A CRECER

Si proveemos niveles óptimos de nutrientes, un clima adecuado, CO2, humedad, luz y oxigeno a nuestros cultivos, estos crecerán a su máximo potencial ya sea en tierra o en hidroponía. La hidroponía es solo un método donde es mucho más sencillo cubrir todas las necesidades a niveles óptimos sin las complicaciones de la tierra y el medio ambiente.

Es imposible forzar a las plantas a crecer, ya que si se aplican más nutrientes a las plantas (mayor nivel de CE), estas comenzaran a sufrir, los niveles de crecimiento decrecerán y la producción disminuirá.

Conocer los niveles óptimos para la aplicación de nutrientes, es tema crucial para el cultivo de alimentos.


MITO 3: LA HIDROPONÍA NO ES ORGÁNICO

Existen los cultivos hidropónicos producidos con Nutrientes 100% Orgánicos, y aquellos producidos con Nutrientes hidropónicos los cuales contienen fertilizantes inorgánicos. Ambas producciones son consideradas altamente seguras, sobre todo aquellas cosechas que fueron cultivadas con estrictas normas de sanidad dentro de invernaderos, donde el riesgo de contaminación es mucho menor.


MITO 4: LA HIDROPONÍA ES DEMASIADO TÉCNICO Y COMPLICADO PARA APRENDER Y PRACTICAR

La hidroponía simple no es más compleja que sembrar una planta en una maceta y agregarle agua con nutrientes. De hecho, con todos los nuevos sistemas automatizados, nutrientes listos para usarse y accesorios in-novativos, la hidroponía nunca ha sido mas fácil. Podemos asegurar que la hidroponía puede ser tan sencilla como uno quiera hasta lo más complejo y tecnificado que uno desee.

En estos tiempos existen cursos y capacitaciones, libros y artículos en Internet, foros y otros medios por lo cual uno puede aprender el método hidropónico con mucha facilidad. Muchos de los actuales productores con hidroponía no cuentan con títulos universitarios de agronomía y tampoco conocen a fondo los detalles químicos de los nutrientes y plantas. Lo que si poseen es una gran motivación en aprender como cultivar plantas con toda la información confiable que puedan adquirir y con la aplicación de toda la teoría a la práctica. Esto no significa que cualquiera pueda tener éxito, ya que es necesario contar con las habilidades y técnicas correctas, y un buen conocimiento básico sobre las necesidades de las plantas.


MITO 5: LOS PRODUCTOS HIDROPÓNICOS SON CULTIVADOS EN AGUA, POR LO TANTO TIENEN UN SABOR A AGUA

Algunas personas deducen que las cosechas hidropónicas, al ser cultivados en agua, tienden a saber a agua. Cualquier fruta o verdura que sea mal cultivada, puede ocasionar un producto final de mala calidad y de poco sabor. Esto es incorrecto ya que en la hidroponía podemos controlar la calidad del agua, la cantidad de nutrientes y el medio ambiente donde se vaya a cultivar. Estos son los principales factores que influyen en la calidad, sabor y compuestos bioactivos de cada planta.


Nota del Director:
La señora Jacqueline Cubillos hace clases acerca de estas técnicas de cultivo sin tierra.
Para contactarla escriba a su mail: profehidroponia@gmail.com.
Si nombra que viene de Vertice2000, obtendrá una atención especial.


Compartir en Facebook