Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


PAULINA BECKMANN FUENTES
Comentarista
paulina.beckmannf@gmail.com
DESDE EL BALCON
Enero de 2012


CON GLOBOS EN LA MANO

Los problemas en la vida son globos que debemos reventar.

Este mes con tanto ajetreo pasa a ser un mes no grato. Necesito siempre tener una paz relativa, esa que me da el control de las cosas que están a mí alrededor. Esa que me hace hacer lo que necesito sin presión alguna de mi entorno. A veces paso a ser una persona no grata, sobre todo para mis hijos cuando me bombardean con solicitudes a último minuto y no puedo dar una respuesta inmediata y no la doy por no equivocarme, porque no me dejan pensar y por no arrepentirme después. En realidad muy protegida de eventualidades.

Mi madre y mi padre para variar me dejaron con esta herencia… necesito saber que pasara después y después y después… sino lo sé me inmovilizo y no puedo seguir, no es reproche creo que es una buena manera de organizar la vida y que esta a último minuto no se transforme en un desastre.

He tratado de heredarla aunque con los hijos no se sabrá hasta que ellos tomen en sus manos la responsabilidad del curso de sus vidas, hoy solo se enfrentan a hacer solicitudes, a derivar sus problemas a la madre que tienen y a ponerme los pelos de punta porque no se dan cuenta que son 3 contra una y que muchas pero muchas veces sus requerimientos son mas de uno y por tres, mejor ni siquiera multiplico, porque me empiezan a caer mal.

No me gusta sentir que no puedo, no me gusta sentir que colapso por lo tanto siempre voy con algún orden que impone mi cabeza a medida que avanzo en la vida.

Hace muchos años atrás en una de las largas conversaciones con mi madre y debo haber estado mal o colapsada por tener todos mis hijos muy pequeños, son esas etapas de la vida en las cuales cualquier vida es un desastre, recuerdo que ellos tenían 4, 2 y el último recién nacido. Me sentía muy sobrepasada a parte de los problemas que tiene una con una misma, los matrimoniales, los económicos, los laborales.


Mi madre me enseñó que hiciera el siguiente ejercicio:

LOS PROBLEMAS EN LA VIDA SON GLOBOS

Y así como un vendedor de globos en el parque los tenemos todos en una o a veces en las dos manos… son un manojo que tenemos en la mano con el puño apretado para no soltar. A veces tenemos tantos, pero tantos globos en la mano, tenemos tantos pero tantos problemas que nuestros pies se empiezan a elevar y dejan de pisar el suelo… es por lo general cuando no tenemos ningún dominio de nuestra vida y no tenemos ninguna seguridad.

Cuando nuestros pies no están en el suelo y nos empezamos a elevar dejamos de tener estabilidad, sentimos miedo a los nuevos acontecimientos, no sabemos a donde vamos como nos moverá este manojo de problemas y no tenemos un control de las cosas que nos están pasando y nos pueden seguir pasando. No sabemos que hacer, tomamos malas, muy malas decisiones, apresuradas, equivocadas, atarantadas, una mala sobre otra mala y se empieza todo a pintar de negro. Por lo que debemos en este mismo momento hacer un alto al fuego en forma instantánea porque debemos tener la certeza que sino lo hacemos, ninguna de las opciones tomadas será la realmente correcta y estas estarán influenciadas por el estado de ánimo, nervios, presión que tenemos en este minuto en nuestras vidas, no estará nada bien pensado, ni estarán bajo control.

Por lo tanto el control lo empezamos a tener cuando tomamos un lápiz y papel, listamos nuestros globos es decir nuestros problemas. Hacemos una gran lista con todos desde el más fuerte y complicado al más insignificante. Debemos determinar cuales son todos los problemas que complican nuestra vida y que queremos de dejar de pensar en ellos.

Luego tomamos una gran aguja, los empezamos a reventar, uno a uno no importa lo que nos demoremos, lo importante es reventarlos y hacerlos desaparecer. Lo que sucede es que siempre los dejamos como pendientes y nos vemos insertos en un caos de pendientes, que nos inmovilizan y no nos dejan avanzar.


NO ES TAN DIFÍCIL EMPEZAR Y TERMINAR ALGO

Me parece más difícil permanecer en la vida llena de problemas sin solución y a los que les ponemos mil de excusas para no solucionarlos y cortar definitivamente con esa causa que nos complica. Por eso es importante determinar nuestros problemas y también decidir que queremos solucionarlos para dejarlos en el olvido y descansar.

Si vamos reventando los globos uno a uno… iremos poniendo los pies en la tierra entre menos nos queden mas fuerte y firme estaremos parados en la vida, entre menos problemas tenga menos preocupaciones tendré, entre menos problemas tenga mas fuerte me haré, entre menos problemas tenga el control de lo que me pueda pasar estará mas acotado a eventualidades que ha problemas.

También debo tener presente que todos los problemas tienen solución, buena mala o mediana pero solución al fin y al cabo. Se demore mucho o sea instantánea la solución es solución. Si un problema deja de tener solución… este se transforma inevitablemente en hecho o acontecimiento que se sigue o resulta de otro, por lo tanto si un problema no tiene solución pasa a ser una consecuencia y esta si que no tiene solución sino es lo que tenemos como resultado de. Así que debemos darle otro tratamiento que no es solución sino la integración de este nuevo estado en nuestra vida.

Si identificamos cada uno de nuestros problemas, si podemos decir este es… podemos llegar a analizarlo, aislarlo definir de que se trata, el porque y cuando aparece dentro de los tantos que tengo, puedo descubrir si se deriva de otros que tengo, además puedo decidir que tratamiento le daré y como influirá dentro de todos los demás que tengo.

Cuando se cual es, cuando sé de que se trata, puedo determinar cuantas soluciones tiene, cual es la solución que más se acomoda en mi vida. Lo que es más relevante que cualquier cosa es saber si esta solución, los pasos y movimientos que daré por ella y cómo repercutirán en mi vida, si lo hago no olvidar de preguntarme ¿Qué es lo peor que puede pasar? Si con lo peor de lo peor que puede pasar yo soy capaz de seguir y quedar bien parada puedo seguir adelante, pero para este análisis debo ser muy honesta (debo serlo responsablemente) conmigo misma y tener en claro que de esta respuesta dependerá casi mi salud mental, por lo tanto si no soy capaz debo dejarlo para seguir analizando o buscar otra solución mas adelante.

Si yo sé que la determinación que voy a tomar en mi vida significa un caos que no podré soportar, no puedo quedar expuesta para que el medio me destruya o me deje a medio morir saltando, soy la responsable de mi vida, de mis hijos, de mi hogar y lo que es mas importante porque conlleva todas las anteriores soy la responsable del resto de mi vida, si yo no estoy bien nada lo estará, es lo mas claro que debo tener siempre.

No es tan difícil poder entender que somos protagonistas de nuestras vidas y si a la jovencita de la película le sucede algo se termina la película, al menos la nuestra ¿No? Si la jovencita sufre queda el lloriqueo party, si la jovencita no levanta cabeza nada lo hará por ella… y una vez mas nos damos cuenta que para ser súper héroes hay que tener pasta, ser inteligentes, buscar las formas de avanzar siempre, de tener controles sobre nuestros estados de ánimo, sobre las decisiones que tomamos y por sobre todo de tener el control de la cantidad de problemas que tenemos.

De este modo cuando tengamos la lista completa de todos, pero todos nuestros problemas haremos una selección de la solución y planificaremos como ejecutarla, siempre pensando en positivo, siempre cauta, siempre atenta, siempre a paso firme. Al aplicar la solución y tomar las riendas de este problema empezamos a completar el fastidioso ciclo. Pero para poder ver con paz y entendimiento lo que nos está sucediendo debemos estar tranquilos y tener los menos posibles, así podremos tomar el que tenemos evaluar, decidir, terminar con el y hacerlo desaparecer porque será un alivio para nuestras vidas. El manejarnos con los menos problemas encima y con los menos pendientes nos generará una satisfacción la cual hará de nosotros mejores personas, mas amplias de proyectar mejores cosas para los nuestros y nuestras vidas.

Mas adelante podremos evaluar las soluciones que tomamos y podremos acomodarlas a nuestros requerimientos. Lo importante es reventar los que mas podamos y manejar la cantidad mínima de ellos para nunca pero nunca dejar de tener los pies sobre la tierra y el control de las cosas que pasarán en nuestra vida.

Así que la tarea queda planteada… todo siempre en beneficio nuestro y de nuestro entorno… controlar las cosas que nos suceden es prácticamente responsabilidad nuestra. Debemos detectar nuestros problemas y tener la voluntad de solucionarlos sino estamos dispuestos no hay nada que hacer.

Buscar una solución correcta cerebral y bien pensada para lo que debemos tener el tiempo y esfuerzo para investigar las causas y origen del problema. Después, es necesario realizar una investigación a fondo de las posibles soluciones y escoger la que nos resulte más adecuada. Debemos preguntar, conversar, plantear, escuchar, consultar… esta lleno de personas nuestro mundo, recordemos siempre que no vamos solos.

El aplicar la solución es aplicarnos, sacarnos muletillas, despojarnos de cosas que llevamos a veces por siempre, conlleva un esfuerzo… ¿Y que no?

Tenemos que tener la convicción total de que nos queremos despojar de él para pasar a ser libres.

Por lo tanto comencemos a comunicarnos, a escucharnos, a ocuparnos con una mentalidad positiva, siempre soy capaz de encontrar un orden para mi vida, soy capaz de tener paz, soy capaz de controlar, soy capaz de forjar mi felicidad.

Sé que seré mejor.
Sé que aportaré con esto a mi vida.
Sé que me veré como mejor persona.
Sé que puedo y allá voy.
Sin globos en la mano seré libre y controlada…

Así que te regalo esta aguja para que comiences, recuerda que nunca es tarde para ser feliz… y el escribir una historia entretenida y linda de nuestras vidas es nuestra responsabilidad…

¡Recuerda recordar que debes ser feliz!




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

Compartir en Facebook