Piramides de Egipto
Bookmark and Share



TAO

DIEZ INDICACIONES DE LA SATISFACCIÓN FEMENINA

 

Además de las cinco señales femeninas, hay diez indicaciones que la mujer da cuando está disfrutando del coito.

La primer señal consiste en que la mujer sujeta la espalda del hombre con las manos y la parte inferior de su cuerpo se encuentra en movimiento. Además, la lengua de ella sobresale y besa a su compañero. Así, queda claro que ella se encuentra o se siente fogosa.

La siguiente muestra que da la mujer de su placer es que su cuerpo se encuentra en posición supina, sus miembros se encuentran estirados y quietos, y su respiración por la nariz es muy fuerte. De esta forma, ella está expresando que desea que él siga adelante.

La tercera indicación de una gran satisfacción femenina es que las palmas de sus manos se abren para jugar con el martillo de jade masculino (órgano sexual del hombre) y le da vueltas, lo que muestra el gran deseo que ella siente hacia él.

El cuarto signo -mediante el cual ella dice que su excitación ha alcanzado un nivel altísimo- ocurre cuando ella parpadea y mueve las cejas muy seguido y su voz emite sonidos guturales o palabras alegres.

Cuando la mujer emplea sus dos manos para tomar su pie y abrir más su puerta de jade (órgano sexual femenino) se concreta la quinta indicación.

La mujer da la sexta indicación cuando su lengua sobresale de su boca como si estuviera dormida. Esto significa que desea que el empuje del martillo de jade de su compañero sea alternamente profundo y superficial.

Cuando la mujer está a punto de llegar a la marea del Yin (esto es momento del clímax), extiende sus pies y dedos y trata de retener el martillo de jade dentro de sí, y emite murmullos ahogados. Tal es la séptima indicación.

Seguidamente, la mujer contrae o tuerce violentamente su cintura, sonríe y empieza a transpirar, lo que es la octava indicación, la cual es muestra de que ella desea más por lo que su compañero debe esperar aún más para terminar.

Cuando la marea del Yin llega y el placer de la mujer ha aumentado considerablemente, ella sujeta con fuerza a su pareja y eso indica que su satisfacción no es total. Así, se presenta la novena indicación.

Por último, su cuerpo se encuentra cálido y sudoroso, y ella se relaja por completo. Esta es la décima indicación y señal de que ella ya está totalmente satisfecha.

Hay que aclarar que estos estudios antiguos eran análisis empíricos realizados por un observador, por lo que la sucesión de las indicaciones es relativa y lógicamente van a variar. Estas indicaciones al igual que las cinco señales deben interpretarse como una guía para conocer el comportamiento femenino en general, y no debe creerse que es una descripción de un caso particular.

De igual manera, es importante hacer la aclaración de que el Tao no contempla una descripción tan detallada del comportamiento del hombre durante la cópula, porque lo que el Tao buscaba, como se vio en los conceptos básicos, es la sublimación de la parte femenina durante el sexo, por lo que es ella y las señales que ella da lo que importa para que el hombre sepa cuando terminar.

 

Fuente: http://www.solonosotras.com/

Compartir en Facebook