Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

ARIES, SEXO Y ASTROLOGIA

 

Aries, uno de los signos más apasionados, también es reconocido por su energía libidinosa. Por su exacerbado ímpetu, sólo con su presencia, comienza a subir la temperatura. Son muy luchadores, por lo mismo, cuando se les mete algo en la cabeza, darán todo por conseguir su objetivo. Además, son impacientes, por lo que no esperarán a que el otro de el primer paso.

 

CUENTO

Sus fantasías le alimentan un fuego sexual que no se extingue. Por su naturaleza romántica la imagen del caballero de armadura reluciente saliendo a combatir al dragón y a rescatar a la damisela en problemas es algo que le llena el corazón. Lo mismo para la mujer Aries quien no dudará en salir a rescatar a su caballero errante.

 

LUGAR

Busca encuentros sexuales poco complicados y alberga una cierta excitación ante la posibilidad de que alguien lo descubra mientras está en pleno acto sexual. Le gustan los sitios algo peligrosos como un ascensor, o la pieza donde se dejan los abrigos en una fiesta. Los espacios abiertos también lo encienden por lo que hacer el amor al aire libre en una cálida noche de verano se ajusta a su naturaleza enamoradiza, al igual que los lugares exóticos bajo el sol.

 

ATLETA

Es un atleta sexual, ardiente y apasionado. Sin embargo, el interés por el sexo es inicial pues le cuesta mantenerlo. Es brusco, impaciente y le gustan las carreras cortas. Empieza las cosas pero le es muy difícil terminarlas. Si las cosas transcurren con demasiada lentitud o se vuelven repetitivas, perderá el interés rápidamente. Por lo mismo, muchas de sus aventuras son como llamaradas ardientes: queman de forma espectacular pero luego se extinguen.

 

CABEZA

Aries está relacionado con la cabeza. Por lo que muchos se sentirán erotizados si les acarician la cabeza, especialmente la nuca o la frente. Pero si lo que busca es pasión, debe concentrarse en Marte, estrechamente relacionado con los órganos genitales. Estos, junto con los pezones, son su principal fuente de pasión.

 

GATUBELA

Una pareja que disfrute experimentando con nuevas posiciones, puntos erógenos, ropa interior erótica, látigos, mantendrá su interés más tiempo.

 

CELOS

Luego de tanta aventura y pruebas, si realmente llega el amor puede ser una bomba de celos. No tolerará cualquier infidelidad de su pareja aunque si le pasa a él, puede que espere que su pareja entienda y lo perdone argumentando que ese desliz no va a afectar su relación amorosa.

 

COPUCHA

No le interesan las manipulaciones, las insinuaciones vagas y las indirectas. Tampoco los secretos y las intrigas.

 

EL SEXO CON ARIES

Breve e intenso, así les gusta el sexo. Por lo mismo, cuando sienten deseo, son un poco egocéntricos pues lo que más les interesa es satisfacer sus propias necesidades. Son fuego y por lo mismo, son apasionados, bulliciosos y no aceptan un no como respuesta. Están dominados por las sensaciones por lo que disfrutan del sexo poco complicado, piden lo que quieren directamente y deben aprender a prestar más atención a las necesidades y los gustos de su pareja y a su cuerpo.

 

ENAMORADO

Incluso cuando está enamorado hasta decir basta, la poesía es algo que no buscará. Puede decir te quiero, pero ahondar más profundo en sus sentimientos es algo que le resulta difícil. Es muy extrovertido y le cuesta menos pedir perdón con sexo que con una flor.

 

FIDELIDAD

A pesar de su naturaleza conquistadora y fogosa, es bastante fiel. Si llegara a ser infiel, puede que le cuente a su pareja con muy poco tacto. Más impaciente por decirlo y sentirse honesto que por encontrar el mejor momento.

 

FLIRTEAR

Le encanta pues le satisface sus necesidades de estímulos y le ayuda a esquivar cualquier compromiso, del que siente mucho miedo.

 

LUGAR

Su lugar favorito es sobre la alfombra, junto al fuego, el asiento delantero del auto e incluso, en las escaleras. Cuando tiene ganas, esperar a llegar a la cama puede resultar un problema.

 

PLANETA

Marte lo empuja a conquistar por lo que disfruta con la persecución y la lucha. Por lo que pretende ser un vencedor de cualquier batalla. Busca la emoción y la excitación por lo mismo, ante la resistencia y las dificultades, abandonará la iniciativa para ir en busca de una nueva emoción. Un Aries pocas veces se somete a la dominación. Necesita mandar en todos los aspectos sexuales.

 

POSICIÓN

Cómo capitanes y luchadores, le acomoda más tener sexo dirigiendo que recibiendo. Por lo mismo, la posición encima es la preferida. Las dificultades pueden surgir si a los otros signos no les gusta esta actitud y la consideran demasiado mandona, cuando en realidad se trata de su inclinación natural a tomar las riendas.

 

RABIA

Tiene un temperamento explosivo y las peleas se le olvidan fácilmente. Las rabias le duran poco aunque la pareja no debe esperar una disculpa pues le cuesta mucho pedir perdón. Además, espera que su pareja tenga sus mismo ritmos y actitudes por lo que piensa que a su pareja se le olvidarán los desacuerdos tan rápidamente como a él.

 

ROMÁNTICO

Cuando finalmente se enamora, surge una faceta romántica, la que también es directa a la hora de expresar sus sentimientos. Sin embargo, muchas veces se queda en esa nube de fantasías, optimismo e ilusiones por lo que si la relación termina, surge nuevamente el fuego que aviva su vida con nuevas esperanzas.

 

TÉRMINO

Con un Aries puede haber muchas segundas oportunidades pero cuando la relación termina, el final puede ser abrupto y sin vuelta atrás. La vida es una oportunidad y siempre habrá un mañana. Las penas pasan y siempre hay una nueva lucha, quizás más emocionante. Una vez la relación ha terminado, tiende a eliminar cualquier contacto, le gusta desaparecer rápidamente, sin mirar atrás.

 

OBSEQUIOS

Su lado romántico lo hace bajar la guardia cuando alguien le entrega obsequios, crea un ambiente erótico u organiza una cita en un lugar especial. Esas sorpresas le alimentan esa sed constante por los nuevos estímulos.

 

AFRODISÍACOS

Jengibre y tomates.

 

REGALOS ROMÁNTICOS

Una rosa roja, cosas de cuero

 

REGALOS

Un auto llamativo, inscripción a un gimnasio, objetos de marca.

Compartir en Facebook