Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

PISCIS, SEXO Y ASTROLOGÍA

  

Para los Piscis, el sexo y el amor son una pareja inseparable. Son muy tiernos, pero a veces pueden reaccionar con indiferencia, lo que los hace muy atractivos para el sexo opuesto. Les gusta sentirse amados, y cuando es así, se entregan por entero para retribuir a su pareja. Son muy sensuales y perseverantes en la cama.

 

PISCIS Y EL SEXO

No siempre saben bien lo que les gusta ni les es fácil expresar sus necesidades sexuales. Les gustaría que su pareja adivinara y las hiciera realidad. Una vez que el otro toma la iniciativa sabrán qué les place y qué no. Acceden fácilmente a las sugerencias y fantasías de los demás. Sin embargo así es como descubren cosas nuevas de la vida.

 

LIBRES E INFIELES

Son libres y muchas veces infieles. De cada amante aprenden algo y si tienen una pareja con la que se comuniquen bien, le enseñarán nuevas cosas sin problema. Los hombres de Piscis son muy caballeros en la cama, pero si se llegan a aburrir, no tardarán en emprender el vuelo. Para mantenerlos interesados hay que innovar y sorprenderlos con trucos que despierten su lujuria.

 

ROMÁNTICOS

Son unos románticos que confunden el sexo y el amor, como si fuesen una sola cosa. Para ellos es simple: si tienen sexo con alguien es porque se enamoraron, y si se enamoran, lo demuestran a través del sexo. Los dos aspectos se unen, como los peces que los simbolizan.

 

EN LA CAMA

Son poéticos y extremadamente románticos. Hacen que sus parejas se sientan en un verdadero sueño. Son dúctiles y gracias a su viva imaginación pueden transformarse en todo lo que su amante desea.

 

MOVIDOS POR LA ILUSIÓN

Cuando desean a alguien piensan que acaban de conocer al amor de sus vidas y se entregan en cuerpo y alma. Sin embargo su ensoñación puede transformarse en una verdadera pesadilla cuando se ven golpeados por la dura realidad. Gran parte del mundo de Piscis se basa en la ilusión, peor si esta no dura para siempre.

 

INTUITIVOS Y ENTREGADOS

El elemento de Piscis es el agua, lo que les da una gran intuición respecto de los deseos ocultos de su pareja. Saben lo que el otro piensa y siente. Instintivamente saben cómo hacer disfrutar a sus parejas a la hora del sexo y ponen el corazón en lograrlo. Su elemento hace que quieran fundirse con el otro y que muchas veces se olviden de sí mismos.

 

¿QUE LOS ENFRÍA?

Lo rudo, lo vulgar y lo que los devuelve a la realidad es algo que puede hacer desaparecer el fuego de un Piscis. No les gustan los problemas cotidianos o sentirse llenos de responsabilidades. No les gusta el conflicto y mucho menos con la pareja. Intentarán escapar antes de tener que dar la cara.

 

PAREJAS INADECUADAS

Son expertos en encontrar a la pareja equivocada y en transformarse en mártires del amor. Son de los que piensan que el otro necesita amor, que el amor hará palidecer todos los obstáculos y que son el uno para el otro.

 

REGIDOS POR NEPTUNO

Son regidos por Neptuno, un planeta de gran unión mística que también los impulsa a tener ilusiones y desilusiones, sueños y decepciones. Debido a su influencia los nacidos bajo Piscis viven buscando encontrar a su alma gemela y en esa búsqueda su visión se nubla y caen bajo un estado casi hipnótico que les impide ver la realidad.

 

LA INFLUENCIA DE JÚPITER

Otro planeta que rige a Piscis es Júpiter, que los vuelve muy optimistas y los hace ir de un romance a otro pensando que éste sí es el verdadero. Los hace caer en las redes del cupido una y otra vez y recuperarse rápidamente cuando todo se viene al suelo.

 

CUANDO SE ENAMORAN

Llegará el día en que Júpiter triunfe y los pececitos encuentren el amor que tanto anhelaban. La influencia de Neptuno le dará un toque místico a la relación, y por fin se sentirán cómodos, estables y como en casa.

 

RELACIONES SIMULTÁNEAS

Piscis está simbolizado por dos peces nadando en direcciones contrarias. Tiene un carácter dual que los hace moverse hacia donde fluyan las emociones. Por lo mismo para ellos no representa un problema tener dos relaciones al mismo tiempo. Tienen suficiente amor para repartir. De hecho, un affaire para ellos no es sinónimo de dejar de amar a su pareja de siempre.

 

AMOR COLOR DE ROSA

Cuando se enamoran todo es perfecto para ellos. Les encanta la primera etapa de las relaciones, esa con las cosquillas en el estómago. Les gustaría que esa sensación se prolongara para siempre. Como son románticos escriben cartas de amor, mandan flores y regalos. Les gusta ser tratados con el mismo romanticismo y, aunque ya estén casados, para ellos estos pequeños rituales siempre seguirán vigentes.

 

BUSCAN A QUIEN LOS NECESITE

Necesitan sentir que son fundamentales para su pareja y, por lo mismo, se enamoran de personas vulnerables y que buscan ayuda. Lo malo es que esta búsqueda "solidaria" hace que muchas veces no vean con claridad a quién tienen enfrente. Se enamoran a ciegas y luego, cuando vean la realidad, son capaces de culpar a sus parejas de lo que no vieron o de aquello que pensaron que superarían gracias a su profundo amor.

 

NO CUMPLEN SUS PROMESAS

Como desean complacer a sus parejas son capaces de decirles que sí a todo, sin siquiera detenerse a reflexionar si podrán hacerlo o no. Además, temen herir los sentimientos de quienes aman y por eso les es casi imposible negarse. Prometen el mundo si con eso hacen feliz al otro y luego, cuando se dan cuenta de que no podrán cumplir con lo que dijeron, dejan que el tiempo haga su trabajo para que todo quede en el olvido.

 

CÓMO TERMINAN UNA RELACIÓN

Para no herir al otro son capaces de fingir que lo siguen amando mucho después de que todo se ha desmoronado. Si se desilusionan, conservan la esperanza de que el tiempo todo lo arreglará. Si deciden irse, lo harán silenciosamente pues odian que les monten escenas.

 

INFIELES

No son muy fieles pues su naturaleza romántica los impulsa a buscar siempre el sabor de una aventura amorosa. Tienen un corazón blando que los hace presa fácil de las tentaciones. Les cuesta terminar una relación y muchas veces empiezan otra antes de dejar la que ya no les satisface. Además, encontrar a un viejo amor y volver a encender la llama de la pasión, por lo menos temporalmente, es algo que los entusiasma.

 

ZONAS ERÓGENAS

La zona erótica de Piscis son los pies. Les gusta que se los acaricien y les den masajes. Es más, si su pareja se anima a lamérselos, los tendrán rendidos a sus pies. Además, muchos Piscis ven a los zapatos como un verdadero fetiche.

 

CÓMO CONQUISTARLOS

Se derriten frente a un amante que les susurra palabras de amor al oído y que los alaba por su atractivo físico. Si quiere conquistar a un Piscis nada mejor que una cena a la luz de las velas y un ambiente como de película rosa.

 

LUGARES PARA EL AMOR

Les encanta el agua y los lugares románticos. Un crucero es una invitación que muy pocos Piscis rechazarían o, en su defecto, un lugar al lado del mar o de un lago les viene de maravilla.

 

CÓMO SATISFACERLOS

Para satisfacer a un Piscis es importante hacerlo a través de las caricias y los aromas sensuales. Les gusta hacer realidad sus fantasías eróticas. Si les das una mano con eso estarán extasiados.

 

REGALOS PRÁCTICOS

Velas, zapatos exclusivos, rosas rojas, champaña.

 

AFRODISÍACOS

Alcohol, nuez moscada, ostras, canciones de amor.

Compartir en Facebook