Piramides de Egipto
Bookmark and Share



ANALIZANDO EL ESPACIO

Según la cultura china, el destino y la suerte dependen de la fecha de nacimiento y de nuestros actos.

Valeska Powell Rivera
valepowell@yahoo.es

Enero 2008

Un proverbio chino muy antiguo dice: "Primero es el destino y la suerte, después el esfuerzo, y en tercer lugar viene el Feng Shui."


El destino y la suerte

Según la cultura china, el destino y la suerte dependen de la fecha de nacimiento y de nuestros actos. El "Ba Zi " o Cuatros Pilares y el "Zi Wei Dou Shu" o Astrología china. Se cree que, aunque no se pueda cambiar la fecha de nacimiento, se puede llegar a cambiar la suerte con buenos actos. Es fácil entender que cuando ayudas a otras personas, también recibirás ayuda cuando la necesites.


Esfuerzo

No se consiguen cosas sin trabajo. Si quieres tener éxito, tendrás que perseverar. Si quieres aprobar exámenes, tendrás que estudiar. Si quieres mantener una buena relación con tu pareja, tendrás que darle cariño. Si quieres tener una buena salud, tendrás que cuidarte, etc.


Feng Shui

Los chinos piensan que aun poniendo mucho esfuerzo en llevar a cabo todo lo anteriormente mencionado, una vivienda en contra de la regla natural de la armonía (el Feng Shui) será un obstáculo para nuestro éxito, nuestra vida personal o nuestra salud.

Como ya habíamos visto el Feng Shui significa "viento y agua", que al igual que el viento y el agua, tú y tu entorno son dos fuerzas de la naturaleza; tus deseos, metas, aptitudes, sentimientos y el ambiente del hogar en el que vives están en constante interacción y se influyen mutuamente.

Pero para comenzar; aclaremos una consulta que me hizo una persona, que quiero compartirla, ya que quizás mucha gente se lo pregunta cuando escucha hablar de Feng Shui.


¿El Feng Shui impone que cambie la decoración de mi casa?

La respuesta en NO. La idea es que vivas con lo que te gusta, aunque no sea lo que sugiere una revista de decoración. Existen una serie de remedios o reglas que se pueden aplicar para mejorar el flujo de energías de una habitación (cuando no está no es buena), pero si tu no te sientes a gusto con ella, no estas obligado a adoptarla, y en muchos casos se pueden aplicar algunas variantes. Las directrices del Feng Shui para conseguir la armonía son lo bastante flexibles como para respaldar tus necesidades y preferencias básicas.


Volviendo a nuestro análisis de los espacios existen algunas reglas básicas que debemos poner en práctica primero que todo.


1. "Deshazte de todo lo que no necesitas"

Esto quiere decir La limpieza general; una casa limpia es sinónimo de ambiente sano y armonioso, has en toda tu casa una limpieza general. Limpia bien todo. Y aprovecha para empezar a hacer una limpieza de objetos y utensilios que no sirven. Todo lo que este guardado largo tiempo y sin uso, eso ocupa espacio. Toda esa energía esta parada y estancada. Falta de movimiento. Todo se pone a "Rodar". Debes regalar, vender o usar, si es el caso, para desarrollarse. Cambia de lugar las energías. Empieza el desapego de objetos. Comienza a abrir el espacio en su vida su para el nuevo, para las nuevas energías.

Cuando empiezas a desechar cosas, te das cuenta de que comienza a suceder algo mágico: cuantas más cosas viejas uno bota, más cosas nuevas recibe en forma de maravillosas pertenencias y nuevas oportunidades que realmente quería y necesitaba.

Vas a descubrir todo tipo de desorden en su espacio: montañas de papeles, cajones con ropa que no usas, artículos de cocina, diarios, revistas, ropa de cama, cosas que no le gustan o que te regalaron y no necesitabas o no querías, o cosas que hacía mucho tiempo no usabas. Guardabas todo eso porque no te dabas cuenta de que su larga colección de cachureos estaba congestionando el flujo de la energía vital en tu vida.

Mientras ordenas, pregúntate:

¿Lo necesito?
¿Me gusta?
¿Hay que repararlo? ¿Voy a hacerlo?
¿Qué pensamientos, recuerdos o sentimientos positivos o negativos me trae?

Si las respuestas a tus preguntas han sido No, está en tus manos deshacerte de el.

Ante su presencia del caos, la creatividad se derrumba y no puede volver a florecer hasta que se pone remedio a ese enorme y viejo desorden. Es útil darse cuenta de que, a medida que vamos eliminando las pequeñas cosas que crean el caos, estamos invitando a que tenga lugar la transformación. Devolvemos la vida a nuestra creatividad e imaginación.

La motivación surge cuando comprendemos la importancia de limpiar los rincones caóticos del hogar. Puesto que todo está relacionado, el sencillo acto de limpiar un cajón puede provocar una onda expansiva y atraer oportunidades positivas.

Comienza por algo sencillo y sigue por toda la casa quitando las cosas que no te gustan, sustituyéndolas por las que te gustan hasta que alcances tu meta. Cuanto más vivas con lo que te gusta, más emocionante y afirmativa será tu vida.


2. "Prioriza a la seguridad y la comodidad"

La comodidad y la seguridad ambiental se convierten en algo esencial para conseguir el equilibrio y la armonía en toda nuestra vida. Muchas veces nos hemos cortado o hecho moretones con los muebles o con algunas estructuras arquitectónicas afiladas. Y en la mayoría de los casos a nadie se le ocurre hacer algo para evitar estos peligros.


3. "Toma la posición de poder"

Coloca las camas y los asientos de modo que puedas ver la puerta desde ellos. No subestimes el poder que tiene colocarse en la posición de mando de una habitación.


4. "Repara todo lo que este en mal estado"

Una casa mal cuidada, con pinturas descascaradas, humedad, ventanas quebradas, paredes con moho y puertas que se cierran con llave son señales de decadencia y falta de la voluntad de lograr nuevos proyectos. Pinta y repara todo inmediatamente.

El Feng Shui suele tener en cuenta cosas que parecen pequeñas y pueden pasarse por alto. Se van sumando pequeños detalles, como estar de espaldas a una puerta, chocar contra esquinas puntiagudas o sentarse en una silla incómoda que, al igual que el agua al gotear sobre una piedra, acaban dejando una huella permanente en el cuerpo, la mente y el espíritu.

La energía que se mueve por la casa es de vital importancia para la salud, la prosperidad y la felicidad presentes. Así que empieza hoy mismo, dondequiera que estés, comienza a diseñar tu hogar perfecto, tu paraíso personal. Al fin y al cabo, tanto si la casa es tuya. No dejes que los planes para el futuro impidan que hagas de tu casa el mejor lugar para vivir. Equilibrarla y decorarla es una de las acciones más poderosas que puedes realizar para dar energía a tus metas y sueños, y convertirlos en realidad.

Los principios básicos del Feng Shui, como el mapa Bagua, los cinco elementos y las herramientas para activar el chi o energía vital (que iremos viendo posteriormente), están sujetos a las interpretaciones personales. Lo que cuenta siempre son los resultados. Confía en ti y disfruta del proceso, siempre en evolución y cambio, de crear una vida paradisíaca en cada pensamiento y cada habitación.

Lleva a la práctica las reglas básicas y coméntame tus cambios.



Compartir en Facebook