Piramides de Egipto
Bookmark and Share



ANALISIS DE AMBIENTES

Algunas curas de Feng Shui para neutralizar influencias negativas.

Valeska Powell Rivera
valepowell@yahoo.es

Abril 2008

Dado que ya hemos revisado algunos conceptos básicos del Feng Shui, estamos en condiciones de comenzar el análisis de los ambientes de nuestro hogar u oficina, con el fin tomar conciencia de los elementos que nos ayudan en nuestro diario vivir y los que nos perjudican. Para estos últimos iremos revisando algunas curas de Feng Shui para neutralizar su influencia negativa.


DORMITORIO

Según los principios del Feng Shui el dormitorio es la habitación más importante de la casa, porque el lugar y la forma de dormir ejercen una influencia decisiva en nuestra vida. Si el dormitorio inspira tranquilidad y nos brinda una sensación de paz y el descanso adecuado, cosecharemos los beneficios de múltiples maneras.

Según la concepción china, el alma abandona el cuerpo mientras dormimos, para vagar y recuperarse en el plano astral, lo que la mayoría del mundo occidental denomina soñar. En cualquier caso, sabemos que, mientras la mente consciente se toma la noche libre, el importantísimo subconsciente está trabajando, recreando y reorganizando sentimientos, recuerdos y experiencias en beneficio de nuestra psique.

Debido a esto, tenemos que distribuir y decorar el dormitorio con mucho cuidado, prestando la mayor atención posible a los principios del Feng Shui. Así, cosecharemos el máximo de beneficios de esta habitación tan importante.


LA UBICACIÓN DE LA CAMA

Si la cama está situada en un lugar poco favorable, uno se siente desequilibrado, cuando está tanto dormido como despierto, porque el chi de la habitación sufre un grave trastorno. Lo primero es, pues, encontrar la mejor ubicación para la cama.

Conviene que el chi circule sin tropiezos desde la puerta de la habitación, de modo que es importante que la cama no bloquee la entrada del chi. Además, tener la cabeza en línea con la puerta produce inquietud y nos vuelve vulnerables a la sorpresa de una visita inesperada. Está bien dormir sin perder de vista la puerta, siempre que tengamos la cabeza a cierta distancia.

Lo ideal es que la cama esté situada en diagonal con respecto a la entrada principal de la habitación. Esto hace que la energía fluya mejor por la habitación, y nos mantiene a salvo de corrientes de aire, interrupciones y distracciones.

Conviene apoyar la cama sobre una pared maciza en lugar de una ventana. Si es inevitable colocarla contra la ventana, es mejor dejar un espacio, lo suficiente para que quepa una silla o una mesa, entre la cama y la ventana. El chi puede salir por la ventana durante la noche, y nadie quiere que esa fuerza tan valiosa que fluye por su cuerpo se le agote mientras duerme. De noche es mejor cubrir las ventanas del dormitorio para retrasar la fuga del chi ambiental.

No se debe colocar la cama debajo de un techo bajo o inclinado, o con las vigas descubiertas, porque estas pueden problemas personales, económicos y profesionales.

- Una viga descubierta a largo de la cama puede provocar discordias en el matrimonio, si la viga los separa.
- Las vigas en sentido transversal a la cama pueden producir dolores, molestias y enfermedades en las partes del cuerpo que siempre quedan expuestas a su energía negativa. En el peor de los casos, las vigas transversales pueden "cortar literalmente por la mitad" la vida del durmiente.
- Si en el techo, una viga queda alineada entre los dos miembros de una pareja su forma proyecta una pared invisible que con el paso del tiempo puede causar fallas en la comunicación.


LOS ESPEJOS Y LOS MUEBLES DEL DORMITORIO

En el dormitorio, el espejo no debe estar frente a la cama para que, cuando el espíritu del durmiente se levante por la noche, no se lleve una desagradable sorpresa al encontrarse cara a cara con su propia imagen, porque esto podría perturbar mucho su serenidad. Según los principios del Feng Shui en el dormitorio hay que usarlos con cautela. Un solo espejo, y que no refleje la cama, es lo máximo que se recomienda para esta parte de la casa.

Si deseas conservar el espejo en tu dormitorio, puedes ponerle cortinas como si fuera ventana, destapando el espejo durante el día y tapándolo por la noche.

No conviene tener librerías, tocadores ni ningún otro mueble de modo que las esquinas estén dirigidas hacia la persona que duerme, porque la energía que procede de los dos planos que las componen es peligrosamente rápida y aguda. Este bombardeo constante con rayos punzantes de energía puede resultar perjudicial para la salud, provocando irritabilidad, como mínimo.


LA FORMA DEL DORMITORIO

Como ocurre con la casa, las formas regulares se consideran mejores para las habitaciones y, por supuesto, también para el dormitorio. Un dormitorio irregular puede tener ángulos que sobresalen, produciendo flechas envenenadas causando los problemas ya descritos.

Si no se puede evitar que los pies de la cama estén dirigidos hacia la puerta, o que la cama tape la entrada, la solución es colgar del techo una esfera de cristal o unas campanitas, entre la cama y la entrada, para dispersar el mal chi y reducir sus efectos adversos. Si hay lugar, incluso se puede poner un biombo para interrumpir el paso directo de la cama a la puerta, también es posible poner una planta. Cualquiera de estos objetos reduce la velocidad del chi.

Lo más beneficioso, y también lo más agradable, es poder ver un hermoso paisaje al despertar.

- No debe estar ni arriba ni debajo de un lugar por donde circule el agua.
- El dormitorio sólo debe tener el mobiliario necesario.
- Los roperos y clóset deben estar siempre cerrados cuando se duerme.
- La ropa de cama debe combinar colores yin y yang (los puedes repasar del articulo anterior).
- En el dormitorio debe haber la menor cantidad de aparatos eléctricos posible.
Cuando una casa tiene más de un piso, siempre que sea posible, conviene ubicar los dormitorios en las plantas altas. De lo contrario es mejor que se comuniquen con las salas de estar o "living". Los dormitorios son para dormir, leer, reflexionar, hacer el amor y recargar pilas: un antídoto perfecto para concluir un día de estrés y trabajo. Un dormitorio acogedor y sensual invita a un buen descanso y revitaliza el cuerpo, la mente y el espíritu. El Feng Shui presenta una nueva visión, pues los dormitorios están relacionados con el elemento metal, y conllevan el acto de "sumergirse" bajo suaves colchas, dejándose abrazar en tranquilo confort.


DORMITORIOS DE LOS NIÑOS

Todo lo dicho para los dormitorios debe adaptarse a la realidad de los niños y es válido también para estos casos. Los colores primarios van muy bien para una habitación infantil, a menos que el niño tienda a ser hiperactivo o que tenga dificultades para dormir, en cuyo caso son más apropiados los relajantes tonos pastel. También se puede mejorar la habitación con el número ocho.


CONSEJO

Ponga en la pared ocho escenas naturales, en azul y verde brillantes; el niño quedará fascinado, la habitación parecerá más bonita, y además supondrá una fuerte mejora, incorporando a la vez los colores y los números.

Pero deben tenerse en cuenta otras cuestiones fundamentales, como por ejemplo: - Los juguetes preferidos deben estar en los lugares que sus pequeños dueños les asignaron, ya que para los niños son sus bienes más preciados y deben estar a su alcance fácilmente si se despiertan durante la noche.
- La ropa de cama no debe tener colores estresantes.
- Debe evitarse que en la cama se apoye cualquier objeto metálico.

La tranquilidad a la hora de dormir y el buen descanso es fundamental en los niños y es una garantía de que al día siguiente se levantarán contentos y con ganas de jugar.


MOBILIARIO Y DECORACIÓN

Elige una decoración para la cabecera de la cama que sea liviana, como telas y guirnaldas, o que esté bien fijada a la pared. No pongas objetos pesados ni objetos sueltos, como estrellas de hierro o cerámica colgando del techo. A la hora de decorar, elige cosas que no tengan espinas o cantos en punta. Evita patas de metal que sobresalgan, objetos puntiagudos o relieves afilados que puedan herir gravemente el cuerpo o la mente.

¿Hay algo en tu dormitorio que te traiga malos recuerdos? No permitas que tus cosas te provoquen sentimientos, pensamientos o asociaciones negativas, sobre todo en el dormitorio, donde recibimos las primeras y las últimas impresiones del día. Limpia tu dormitorio de objetos que contengan recuerdos negativos y asociaciones vivas; descubrirás que éste te acogerá y revitalizará.

Junto con las cosas que traen malos recuerdos, hay otros artículos que es mejor no tener en el dormitorio, como escritorios y máquinas de gimnasia, pues están relacionados con la actividad y pueden alterar la serenidad de la habitación.

Para conservar la paz y la tranquilidad del dormitorio, dedícalo a su función principal: alojar la cama.

Los muebles que sugieren relajación, como divanes o poltronas y las sillas de lectura, constituyen agradables complementos para crear ambiente en un dormitorio.

Lo que veas desde la cama influirá en tu visión del mundo: hazla lo mejor posible. Mejora una vista que te lleve directamente a un armario caótico o a un cuarto de baño, y sustituye los cuadros o esculturas que no sean sensuales o serenos. Tal vez no sea posible hacer un cambio estructural, como cambiar la puerta de sitio o añadir otra, pero casi siempre puedes cerrar, poner cortinas o biombos en los pasillos abiertos. Elige objetos o elementos que te resulten agradables, consciente de que eso es lo primero que vas a ver por la mañana y lo último que verás por la noche.


LOS COLORES DE LA HABITACION

Los mejores colores para el dormitorio son los tonos de piel de todas las razas: beige perla y tostado, cacao crema, rosa y melocotón rojizo, amarillo sutil, violeta pálido y ocre rojizo, y sus variedades pastel cálido o más pigmentados y fuertes como el coral, chocolate, crema, terracota, bermellón, frambuesa, berenjena, burdeos (bordó), cobre, oro y bronce.

El blanco nieve, el gris, el negro, los azules y los verdes pueden resultar espléndidos, pero si dominan tal vez hagan que la habitación resulte demasiado fría para ser sensual.

Si tu dormitorio está decorado con tonos fríos, introduce tonos cálidos. Esto se puede hacer de muchas formas: una nueva capa de pintura, sábanas, almohadas, cojines, flores y velas. Siempre asegúrate de que lo que eliges realmente te inspira.


TELEVISOR EN EL DORMITORIO

A mucha gente le gusta ver televisión en el dormitorio. Si es tu caso, guárdala en un armario con puertas o cortinas, pues los televisores tienen mucho magnetismo y atraen la atención cuando están a la vista. Además, la mayor parte de los programas son películas de acción o malas noticias, y ninguno de ellos favorece el sueño profundo y restaurador. Lo que necesitamos antes de ir a dormir es introspección, inspiración y tranquilidad. Antes de retirarte por la noche, piensa en escribir tu diario, leer o reflexionar sobre lo que has hecho durante el día, en lugar de mirar la televisión.


IGUALDAD Y UNIDAD

La presencia de mesitas de noche y el espacio asignado a cada lado de la cama, indican igualdad o ausencia de la misma (en caso de lo existir) en la relación de una pareja. Cambiar esta situación tiende a modificar la forma que se relaciona cada miembro de la pareja, así como el flujo de chi en la habitación. Es necesaria una mesita de noche y una lámpara (en el velador) de cada lado de la cama, así como tener suficiente espacio para entrar y salir, es lo ideal.

Las parejas que comparten los mismos puntos de vista positivos desde la cama, también suelen compartir puntos de vista positivos en la vida. Y a la inversa: es alarmante ver lo que sucede a las parejas que tiene puntos de vista diferentes o desagradables desde la cama.

Lo que se ve desde la cama representa la unidad y la conexión, o la falta de las mismas, que experimenta una pareja. Cuando desde la cama se pueden ver los cuartos de baño o los armarios, nada más fácil que correr la cortina o cerrar la puerta antes de meterte en la cama. Concéntrate en unificar y embellecer tu vista desde la cama, y disfruta los resultados.


EN RESUMEN

- Coloca la cama de modo que puedas ver la puerta.
- Traslada el escritorio y los máquinas de gimnasia a otra habitación o bien tápalos con un biombo.
- Si tienes un televisor en el dormitorio, ponlo detrás de un armario con puertas.
- Tapa los espejos durante la noche o retíralos de la habitación.
- Compra ropa de cama de tejidos naturales y sensuales.
- Elige tonos suaves y colores cálidos y vivos.
- Crea una vista agradable desde la cama.
- Introduce arte sensual y sereno.
- Honra a tus cinco sentidos.
- Tampoco se debe colocar un espejo grande mirando hacia la cama, o en el techo: favorecen infidelidades y la intromisión de terceros en la vida familiar.
- No es conveniente dormir en una cama matrimonial con dos colchones de cama individual.



Compartir en Facebook