Share/Save/Bookmark  

LOS "HOAXES" SIGUEN ENGAÑANDO

 

Aprovechando la preocupación que despertó el diagnóstico que indicaba al 2004 como uno de los años con más ataques informáticos, en la red han circulado un sinnúmero de correos que advierten sobre la aparición de nuevos virus, cual de todos más violento y devastador. Afortunadamente, son sólo mentiras… Aunque si no lees este artículo puedes tener mala suerte y un e-mail totalmente colapsado.

SANTIAGO, septiembre 29.- Es una catástrofe a nivel mundial. Un virus insaciable se ha instalado en tu equipo y pretende destruir todo lo que has almacenado durante años: textos, fotos, e-mails. Lo peor es que se reproduce a una velocidad asombrosa, probablemente ya haya infectado a todos tus contactos y por si fuera poco, esta horrible amenaza es detectada por ningún antivirus del mercado. Probablemente, porque no existe.

Esta es la manera en que operan los hoaxes sobre virus falsos: siempre en un tono alarmista y supuestamente respaldados por alguna entidad o persona de prestigio, instan al usuario a tomar medidas inmediatas sobre un asunto que prácticamente carece de solución. De este modo, al seguir las instrucciones del mensaje terminas eliminando archivos que efectivamente están en tu PC, pero jamás han sido una amenaza, lo que generalmente acarrea algún efecto dañino para el equipo.

¿Qué hacer? ¿Encontrar y golpear al responsable hasta que no se acuerde de su nombre? Lamentablemente esa no es una opción, pero en la red puedes encontrar muchos sitios que te entregarán información sobre el tema, como los que te presentamos a continuación.

 

MÁS FALSOS QUE JUDAS

Estos mensajes no sólo han preocupado a los usuarios, sino también a las compañías de antivirus que han reaccionado ante estos e-mails desinformativos, habilitando webs con listados de hoaxes, qué hacer frente a ellos y cómo reconocerlos.

Uno de estos sitios es el de VS Antivirus. Aquí podrás encontrar información sobre "El Hobbit", "Virus Libertad"o "Svchost.exe", nombres con los que se identificó a un virus supuestamente creado en Cuba que se decía infectaba los archivos adjuntos que enviaba el usuario, sin que este se diera cuenta. Este hoax, reportado por primera vez en marzo de este año, sugería al usuario eliminar el archivo SVCHOST.EXE para solucionar el problema.

Al igual que en el sitio anterior en la página de Symantec puedes encontrar información sobre estos engaños: Fecha en que fue descubierto, procedencia y nombres que adopta. Entre los casos listados, está el de "UNAVAILABLE" o "INVIABLE", como también circulaba. Este virus, reportado por primera vez en el 2000, volvió a circular a inicios de este año instando a los usuarios a no contestar su celular si aparecía en la pantalla la palabra en cuestión ya que se trataba de un virus que infectaría el teléfono.

Lo único que logró este mensaje es que millones de "prudentes" no contestaran las llamadas provenientes de teléfonos privados, generando sólo disgustos y llamadas perdidas.

En ambos sitios puedes inscribirte para que te llegue a tu correo un boletín con las últimas informaciones concernientes a estos engaños.

Pero no sólo las compañías de seguridad informática están preocupadas por este tema. En la red existen otros sitios que no sólo alertan sobre los virus falsos, sino sobre los hoaxes en general; esas llorosas cadenas que piden ayuda, las consecuencias de usar el microondas como secador de pelo, las últimas informaciones sobre la relación de Bill Gates y el anticristo, entre otras ocurrencias.

Una de estas webs es Rompecadenas, un sitio argentino con información sobre hoaxes, leyendas urbanas, mitos, cadenas de la suerte, mensajes religiosos y regalos de las grandes compañías (para los que aún esperan su teléfono Nokia o que les llegue algún dólar de Bill Gates).

Otro sitio similar es el español Leyendas Urbanas, donde encontrarás toda la información que necesitas sobre hoaxes, mitos populares, misterios, supuestas apariciones fantasmales y un sinfín de otros engaños que circulan en la red congestionando tu e-mail.

Y todo por creer demasiado.

Fuente: Tercera Digital



Compartir en Facebook