Piramides de Egipto
Bookmark and Share

QUÉ COSAS TIENE LA VIDA MARIANA

Por El Necio
Investigador Privado

 

Miraba en televisión la detención de "mi" general Contreras, un montón de tipos entrando a la casa, nadie sabe qué diablos ocurre, lo toman y se lo llevan en autos raudos.

Dicen que son de investigaciones, rompieron todo lo que se cruzó en su camino y no respetaron sexos, edades ni estados físicos, se lo llevaron a la fuerza.

¡Fuerte!. ¿Cuántas veces pasó en otras casas con órdenes de él?, lo habría pensado antes de que le ocurriera?... La vida siempre se encarga de enseñarnos lo que hay que aprender, por las buenas o por las malas.

Es lo mismo, me dije, solo que al revés... y me acordé de que nunca mandé la foto del ambigrama para que lo vieran, entonces se me vino Cortázar, que nos muestra en sus textos cosas que se leen igual de derecha a izquierda, que de izquierda a derecha. Los famosos Palíndromos. Por ejemplo: "RECONOCER"... ta buena ¿Ah? Lo lees de aquí para allá y luego lo lees a lo Xuxa, o sea de allá para acá y es the same.

Como no hay primera sin segunda les pongo otros ejemplos: "SOMETEMOS", también hay frases como por ejemplo: "ADAN NO CALLA CON NADA". "LA RUTA NOS APORTO OTRO PASO NATURAL". Famosa de Cortázar es: "ATALE, DEMONIACO CAIN, O ME DELATA". También los hubo en versos completos, como el de Kus, pongan ojo: "ALLI CESO TU SED, ¿OYES ESO JAIR AMADA?, ¿HAS OIDO A LA ODIOSA HADA MARIA JOSE?, SE YO DE SU TOSECILLA".

Los juegos de palabras existieron desde el principio, para ocultar a los ojos de los menos agraciados, las verdades del universo. Así, nos enteramos de lo que la cúpula (sea quien sea esa cúpula), quiere que sepamos. Con todo el mundo escondiendo una parte de la verdad no es fácil hacerse de ella, a menos que vamos agudizando el ojo para ver bajo el agua. Matrix nos habla de eso, el cifrado es distinto pero si ya te conoces los otros, puedes leer los números en el orden que te los pongan. (Es decir, solo importa que te lo pongan y que te enteres, el orden da lo mismo). (Esa verdad se aplica a tantas cosas ¿Ah?...).

¿Qué nos pasó?, ha ocurrido en todas partes, por tantas razones distintas. ¿Era nuestro turno?. Pensé que el dolor ya habría pasado, que ahora venía la paz y la conformidad, pero siento que nos llegó el tiempo de ver sufrir al otro lado. Otra vez separados entre los de Carrera y los de O"Higgins.

Ahora vienen los chistes con Contreras como protagonista, las cervezas y los festejos son a su nombre. Antes se brindaba por algún tipo del FMR detenido por fín. No puedo evitar un "pobre viejo", aunque no es santo de mi devoción y pienso que lo que tiene es lo que merece, como todos, pero me parece extemporáneo. Me parece que cuando se juntan todos los estamentos de la sociedad bajo el mismo poder, este se descontrola.

Cuando tu haces algo, reñido de algún modo con la moral y los derechos de las personas, y sin embargo te llegan felicitaciones de los diarios, los curas te bendicen por televisión y te dan gracias, los centros de madres te mandan bufandas tejidas con sus propias manos, y el resto se hace el gil, juras de guata que lo estás haciendo de película, y tratas de mejorar cada vez. Eso le pasó a este viejo, y como los vampiros, con cada mordisco fue perdiendo humanidad hasta llegar a convertirse en lo que es. Tiene que pagar sus crímenes, dicen todos y de algún modo estoy de acuerdo, sin embargo, no tengo claro si son "sus crímenes", o cuáles de estos crímenes son de él. No me parece justo que un tipo cargue la culpa por el descontrol de toda la sociedad.

Los que no estaban felices por recuperar sus bienes expropiados, estaban felices porque se terminaban las colas y las estanterías estaban llenas de lo que hasta el dia anterior era imposible conseguir. En las poblaciones, la gente de medio pelo que tenía un buen pasar, se alegró cuando detuvieron a la "vieja de mierda" que repartía las famosas tarjetitas, y con la que había que humillarse para que las entregara a tiempo. No de mala onda, sino que debía repartir proporcionalmente lo que llegara y no estaba preparada "técnicamente" para semejante cargo.

Las personas menos preparadas, con menos estudios, cuando tienen poder son imposibles de tratar. Traten de pasar en un hospital después de la hora de visita. El auxiliar que cuida la puerta se cree poco menos que el Minotauro. Fíjense en la cara de satisfacción de un paco cuando te para y no prende la cagá de foco de la izquierda. El porte de un guatón que arbitra en una cancha cualquiera. El trato de un chofer de buses interprovinciales con respecto al auxiliar del mismo. Dioses del Olimpo por lo menos. Entonces, aplicado al caso de este "pobre viejo", no solo con el respaldo de su institución, sino de la sociedad toda, ¿Qué esperaban?.

No pretendo hacer una apología en defensa del ejército y sus funciones, estoy lejos de eso, me duele como a todos lo que pasó y quiero al culpable de eso colgando de un árbol.

El tema es: ¿Quién es el culpable de todo eso?. ¿Pinocho?, ¿Toda la sociedad?, ¿Los políticos?, ¿Los de la derecha?, ¿Las viejas que aporreaban las ollas y tiraban maíz en los cuarteles?, ¿Los de la izquierda que no supieron gobernar?.

¿A quién tiramos en la hoguera para que todo esto pase y podamos ser alguna vez unidos todos?... La respuesta es: A NADIE... no hay forma de unir a un pueblo que tiene tantas diferencias. "Al pueblo hay que engañarlo para ayudarlo". Yo no puedo estar de acuerdo en nada con Moreira o con Longueira, no soporto al Chadwick ni al Larraín, no puedo encontrar más gil al Lavín, pero me atrae Allamand. Al Nuñez no lo paso, le encuentro cara de chicha al Escalona, encuentro sinvergüenzas y solapados a los socialistas con plata, Frei y Aylwin valen hongo, pero Lagos es otra cosa.

¿Entonces, con esos líderes de siempre, cómo hacemos para acercarnos un poco más si todo el mundo pugna por sacar el mejor partido para su sector, aunque sea cagando al otro lado?. Solo cuando aprendamos que se puede "ganar" beneficiando a ambos lados, que no es necesario que haya un perdedor, entonces y solo entonces estaremos cerca de llegar a un acuerdo.

Por el momento, solo cabe esperar y hacer oir voces distintas, con otro espíritu. No soy de derecha ni de izquierda, ni humanista ni verde, ni renovado ni tradicional, ¡Soy universal!. Los quiero a todos contentos, a todos haciendo de la felicidad lo más cotidiano posible.

De todo lo dicho, lo mejor fue la elección del seudónimo.