Piramides de Egipto
Bookmark and Share

SEMANA SANTA
UNA VUELTA POR VALPARAÍSO

Por El Necio
Investigador Privado

 

LA FE CATOLICA

La romántica nostalgia de Valparaíso ayuda al recogimiento necesario del viernes santo. Andaba yo por sus cerros con mi ramito de olivo y romero (y otro cuento que no recuerdo), p'al domingo de ramos correspondiente, cuando una manga de nenes, con un muñeco hecho de trapos tirado en un carrito, me interceptó para pedirme monedas. -Ajá, díjeme, una demostración popular de fe religiosa, vestida de niños- comencé a abrir mi banano para extraer la "gambita" solidaria, y mientras la buscaba entre cigarros, anteojos, cefalmin y cuanta wea tengo ahí, pregunté en qué consistía la ceremonia. -Es Júdas- dicen los nenes, -el traidor-, ah contesté, entonces ustedes piden las 30 monedas que pagaran los guardias por Jesús y luego me imagino lo colgarán... -No- me dicen los nenes, -primero llenamos todos los bolsillos de monedas, después lo colgamos para golpearlo con palos hasta que éstas caen, entonces nos tiramos todos a recogerlas para terminar quemando al mono-

¡Cómo se revolcará Judas en su tumba con cada celebración católica de semana santa!. El juraba de guata que pagaba sus culpas suicidándose colgado de la rama de un árbol, y lo sacan cada año, vestido con andrajos a limosnear monedas, a provocar la risa y la burla de todos, paseado por los cerros por un montón de críos que, como él, su fin único sea un montón de monedas, colgado, apaleado y después quemado. ¡Eso es pura fe católica señores!

 

LA NUEVA REVOLUCION

Se nos viene una nueva revolución señores ricos. Esta vez un poquito más compleja que la habitual del comunismo. Esta vez es anarquía pura. Un pueblo aburrido del abuso y del sueldo justo para parar la olla que no da para cine, teatro, sacar a la vieja a comer o comprar el diario todos los dias. Lo muros ya empiezan a hablar de este nuevo movimiento y hay que poner atención a ellos para luego no sorprendernos. Lo malo de la anarquía es que no tiene más objetivo que destruir lo que hay, no propone nada nuevo y nos enfrentaremos a ella más temprano que tarde.

 

UNA VISTA ENTRADITA EN CARNES

Un bioquímico con el que compartimos en un hostal ("el yoyo", una suerte de refugio para extranjeros y estudiantes, con la más pura buena onda de la zona, y una hermosa anfitriona, la Cata y su guagualón exquisito, el Benja, en la subida ecuador, en pleno cerro, dormí en una habitación enorme, con tallados en los techos y los muros, precioso), me contaba que el problema con los cisnes del sur es el cloro. Si la planta de celulosa se dedica al papel, su principal insumo es el cloro, y si no tiene una planta de tratamiento de aguas deja la escoba en el medio ambiente. El cloro termina con el envoltorio de las bacterias degenerándolas y deja al ecosistema sin posibilidad de alimento. En otras palabras, los cisnes se mueren de hambre. Lo único que nos salva es que los señores japoneses que se llevan el producto de la celulosa, obliguen a la compañía a instalar la planta de tratamiento so pena de no comprar nada. Porque nuestras autoridades tienen la vista algo entradita en carnes y les acomoda hacer vista gorda.

Del mismo porte con los insecticidas, los condones, y cuanta wea está prohibida en otras partes del planeta, se vienen a comercializar por nuestro terruño, porque es tirar y abrazarse. Indap, Conama, y todos esos que se supone cuidan nuestra salud, andan en permanentes vacaciones.

Valparaíso es siempre enriquecedor. Algún día saldrá adelante, y lo extrañaremos como era cuando era pobre.