Piramides de Egipto
Bookmark and Share

CUANDO AMBAS PARTES TIENEN RAZÓN,
SOLO CABE EL EMPATE...

Por El Necio
Investigador Privado

Noviembre 2005

 

Complejo resulta el análisis cuando se trata de "matrimonios". Es decir, relaciones que se han dado en el tiempo, con cariño prodigado, con cosas que admirar en ambos lados y con pifias para hacerse el leso. Algo así le habría dicho a mi lobito si la sorpresa no me hubiera paralizado: "estoy muy viejo para no estar listo y tu muy vieja para ignorarlo".

La complejidad aumenta si uno piensa que una de esas partes debe "autorizar" la publicación de éste artículo, así es que confiando en que somos adultos, que la revista está lejos de "castrar" a sus columnistas y que jamás he sido censurado, me pego el salto igual.

"Dos besos llevo en el alma llorona..." el primero que me diste... y el último, que no te di...

 

EL ANALISIS

Ahí vamos con el análisis, que espero sirva para que todas las partes involucradas le den una vuelta, con más seso que pasión, y puedan volver a poner las cosas y a las personas en sus respectivos lugares, de donde nunca debieron moverse.

Cualquier medio de comunicación tiene un personaje responsable (ojo, legalmente responsable), que recibe el título de "Editor"; tiene un creador o propietario, que es el que se lanza con la idea; tiene un financista, que es el que pone el billete para la estructura de la misma y para la mantención en el tiempo; y para terminar, si el cuento es "cibernético" tiene un Webmaster. En nuestro caso, todas esas personas son la misma. ¿Clarito?, Jorge Abu-Kalil hace todas esas pegas, corre todos los riesgos y pone todas las platas. Nosotros, los columnistas, escribimos los artículos y tratamos de entretener, con simpatía, con agudeza o con los misterios que cada cual tenga.

Normalmente, el canal de comunicación para los lectores es una sección privada de "Cartas al Director". Es prerrogativa, privilegio o decisión del Editor si esas "cartas" ven la luz de la publicación alguna vez. Y la razón es muy clara, es mal negocio para el "medio" publicar cartas adversas al mismo, sobretodo cuando eso se hace majaderamente reiterativo.

Mantener el Libro de Visitas es un riesgo, además de ser una pega agotadora porque nadie puede estar las 24 horas del día pendiente de la sección, para que nadie se pase de la raya.

La Lady Halcón es sin duda el alma de la fiesta. El centro de gravedad de un medio que la ha visto crecer y que la extraña sobremanera, y qué duda cabe, un porcentaje de los lectores viene a leer sus acertados artículos y a admirar la gracia y simpatía de su pluma.

 

LAS PERAS A CUATRO

Vistos y considerando vamos a poner las peras a cuatro para ir desmenuzando el cahuin:

El libro de visitas se transformó en una suerte de "foro", donde cada cuál (me incluyo) mal utilizó a su antojo el espacio y apuntó de todo. Como eso no responde al "espíritu" primitivo del canal, el encargado decidió poner fin a la tonterita de leer y borrar los "antojos" exagerados, para mantener el perfil de la revista... lo que me parece exagerado. Uno no puede quitar parte del sueldo a sus empleados porque le genere más o menos molestias. Ese espacio es un "derecho adquirido" de los verticenautas, y forma parte del "todo" de la revista.

Es la retroalimentación necesaria para la evolución de los columnistas. También es un error la publicación de "recomendaciones" para el PC, que deben ir en la sección de la revista que corresponde a ello. Todo esto va enrareciendo el ambiente y cada cuál le va generando "usos" de acuerdo a su pasión o desvío.

 

LOS ERRORES

Es un error de parte de los lectores el "llamar la atención" en público a cualquiera de los columnistas, ya que el canal adecuado para ello son los E-mails individuales.

Es un error arrogarse el "derecho de representación" de nadie, para defender las causas que cualquiera estime conveniente. Por muy estrella que sea un astro no debe olvidar que es parte del universo, y por tanto, uno más del lote.

La revista seguirá en línea, con otros lectores, seguramente llegarán nuevos columnistas y los que vengan engancharán los unos con los otros, por regla divina. Pero aunque sea lo mismo, nunca será igual.

Por ello señores, hago un único llamado a la cordura para volver atrás en el tiempo y recuperar lo perdido. Para ello es necesario un acuerdo de la Comunidad Verticenauta, y me refiero a "TODOS".

 

EL ACUERDO

  1. Los lectores a cuidar su medio de expresión y canalizar las sugerencias y reclamos por los medios que corresponde.
  2. A los columnistas a defender sus espacios abierta y libremente.
  3. A Jorge a no actuar como patrón de fundo en un invento que va creciendo "colectivamente", es decir, como logro de "Todos" los que en ella participan, de manera que la pelota dejó hace rato de ser "tuya" para convertirse en "nuestra", y es muy bueno que así sea.
  4. A la Lady Halcón, para que se baje un ratito del nido y se ponga en el lugar del "otro" y medir desde ahí cuál sería su actitud bajo las mismas circunstancias y presiones.

Un poco de buena voluntad haría que nos volviéramos a reunir en un plazo corto. Que nadie conteste antes de releer y pensar un par de segundos.

Propongo que el lunes próximo vuelvan las secciones primitivas a su espacio original, nos hagamos los huevones en patota y hagamos como que esto nunca pasó y sigamos como si nada.

"Mañana vamos con la tropa lejos, y hace falta un hombre, porque yo estoy viejo..."

Un abrazo para todos...



Compartir en Facebook