Piramides de Egipto
Bookmark and Share

NUEVO LLANTO DEL NECIO
UNO DE ESOS DÍAS...

Por El Necio
Investigador Privado

Diciembre 2005


Un amigo me llama para saber cómo estoy... Es el primero, no es el único, antes ya había tomado contacto con mi cuñadita, que me invitaba a un café para conversar de la hecatombe. El café solidario del que comprende por el dolor que estará pasando el otro. También mis suegros llamaron para darme fuerzas y dejarme claro que me extrañan. El caso es que mi amigo, el más cercano diría yo, tiene la impresión de que el "olvido" para mi será un trámite. "Hombres" dije de inmediato, porque comprenderán que con una elección entre "monje" y "fleto" para el futuro, se me está desarrollando el "lado femenino" a niveles incomprensibles.

Cómo se te ocurre, mansas weas, pensar que una relación de 11 años es posible olvidarla en un par de meses??, me habría gustado decirle; que todavía lloro p'a callao de repente y en cualquier parte; que cuando no doy más con la pena, me camino santiago entero, para aturdirme y poder dormir de un viaje, más de las cuatro horas diarias que tengo como record; que no veo la diferencia entre quedarse y seguir; que en mis sueños la veo buscándome; que en mis pesadillas la veo huyéndome. Pero nada de eso dije, sólo que me parecía que quería seguir solo, hasta superar de algún modo el momento que vivo, (si es que eso es posible).

No es posible seguir cuando todo lo que fué tu vida en la última década, decide que ya es tiempo de cambiar de aires. No hay modo. Lo único posible es destruir lo que queda, y renacer como otra persona. En eso estoy, haciéndome pebre, todo lo que puedo. De manera de llegar al subterráneo del submundo lo más rápido posible, y ver qué pasa del otro lado. qué ocurre después de eso.

La guitarra ha sido gran compañera, la música brasileña, que es imposible para cualquiera que tenga el hobby de la guitarrita, sin los estudios que le son requeridos, es la terapia. Los objetivos próximos, aprender a pasar las fiestas que vienen, sosteniendo a fuerza una sonrisa para que los que te rodean, que son también los que te aman, no se preocupen. En fin, buscarle la gracia al "mañana", que por amplio se torna de una nubosidad impenetrable.

A mis amigos, los cercanos, los que se supone encima de uno y que comparten estos momentos, les digo que estoy bien. Que no me busquen, porque no soy buena compañía para nadie. Que olvidaré, como prometiera antes a mi lobito, todos los dias. Que voy a llorar lo que se me plazca y que lo único que me mantiene lejos del intento de recuperarla, es su motivo para alejarse. Que el tipo que conocieron ya no existe, que cuando amanezca nuevamente, en ese mañana nublado seré otra persona, con un dolor y un recuerdo permanente, que tiene un nombre, un apellido, una historia y toda mi alma.

Por si no los viera, Feliz Navidad y un buen año nuevecito de paquete para todos...

Un abrazo.



Compartir en Facebook