Piramides de Egipto
Bookmark and Share

PIÑERAGATE

Por El Necio
Investigador Privado

Enero 2006


A lo menos fuerte resulta el intento de análisis de la "acción Piñera" del último tiempo.

Considerando que es uno de los tipos más poderosos del país, se entiende que los medios de comunicación (incluido el propio), no quieran ahondar en detalles cuando de él se trata, pues el tipo solo en publicidad para sus empresas, se está gastando un billetito importante todos los meses, y es sabido que en éste país, desde hace mucho, el que paga manda.

Tengo a la mano el e-mail aludido por Jouffé en su artículo "No mas debates por favor", donde más que agraviar o insultar a Piñera, el tipo que se dice periodista, pone de manifiesto que la "independencia" que se requiere para ser presidente, no estaría al alcance del candidato.

Dice básicamente, que a Piñera lo han "bajado" de un día para otro, de candidaturas, jefaturas y participaciones en procesos anteriores, por una suerte de "gallito del yo te cacho". Es por lo menos raro, y así lo hace ver el escrito, la grabación de la llamada por celular que hundió a Piñera en su mocha con la Matthei tiempo atrás.

Más raro aún, la interrupción abrupta de sus investigaciones con respecto a la "retención" de que fuera objeto uno de sus nenes. El retiro de su candidatura a senador, cuando estaba clarito que arrasaba al cabeza de músculo Martínez. Y luego la presidencia de Renovación Nacional, partido armado, financiado y mantenido por él.

El autor pide reflexionar con respecto a "¿Qué le saben a Piñera que pueden manipular su quehacer?". El tema mientras esté en lo personal le importa solo a Piñera y a su familia, pero si llega a la presidencia, ¿Vendrán nuevamente a "indicarle" el mejor camino?.

Por otro lado, el día del debate sale el mismo cabeza de músculo Martínez, indicando que los marinos se sumarán en bloque a Piñera, porque éste se habría comprometido a terminar con el desfile de uniformados por tribunales. Para que vayan entendiendo, aquí tenemos a dos pesos pesados del cantinfleo. Martínez se arroga la representación de los marinos, y Piñera algún poder de determinación en tribunales.

Para que les pese a ambos, en la tarde de ese mismo día, se hace público el hallazgo de uno de los cementerios clandestinos en Colonia Dignidad, que fueran negados por un montón de años, que abrirán nuevamente los casos de derechos humanos.

La frase para el bronce fue un aporte de Vidal "eso es humanismo cristiano en pleno...", refiriéndose al punto final ofrecido por Piñera a los uniformados.

Más tarde Piñera diría en el debate que el de Pinochet fue el peor gobierno de Chile.

Es incomprensible para el ojo atento, la facilidad con que Piñera miente, en la cara de sus adversarios, para dar peso a sus argumentos. Acostumbrado a negociar, es un farsante exitoso. Le ha ido bastante bien en la vida. Pero vamos cortando el hueveo, no puede ser presidente un caradura de ese porte. La historia dice que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, pero ni nosotros poh.

Habrá que darse una vuelta, a título personal (porque no aparecerá en ningún medio de comunicación, ni en el Clinic, porque como dice Jouffé son familia), por las empresas de Piñera, para preguntarle a su gente, cómo se porta el jefe. Si han visto lo humanista y cristiano que es. Qué piensa de los aportes de empresa para la jubilación de las dueñas de casa. (porque ya sabrán que esa "jubilación" de las dueñas de casa se financia entre el marido, el estado y la empresa donde trabaja el marido).

El esquema será el mismo que para el que trabaja. Es decir, deben tener imposiciones regulares para juntar un fondo. Osea, un ardid que suena bonito para que la gente huevona e ignorante de nuestro pueblo agarre papa, para luego decirles que lo entendieron mal. ¿Se acuerdan de Pinochet prometiendo un auto chico para cada familia, que más tarde bajó a bicicleta? ¡Y nunca llegó ni a monopatín!... bueno, ésta es la misma cosa, solo que el mentiroso es otro, con el mismo pueblo.

En fin. Espero que no seamos tan giles.

Un abrazo para todos, menos para uno...



Compartir en Facebook