Piramides de Egipto
Bookmark and Share

SE NOS VIENE JUDAS

Por El Necio
Investigador Privado

Abril 2006


Se me está asomando tu nombre… y me lo trago… se me hará una costumbre… y te seguiré llamando ¡Cobarde!

Ahora resulta que Judas no era el traidor que fue. Que habría sido el propio Jesús el que lo mandó a contarle a los guardias dónde estaba, y que no soportando la carga histórica de la acción, le habría anunciado a Jesús que terminaría con su vida una vez cumplido el "encarguito".

Así no se puede pues. Es claro que el Cristianismo pasó por momentos álgidos durante la historia, y que este nuevo "detallito", vendrá a sumarse a los anteriores, con los hallazgos de Nag Hammadi.

Lo claro es que se nos viene "Judas recargado", y en un intento de preparar a los Verticenautas para lo que viene, les entrego alguna información, sin posibilidad de desmentidos, para que vayan pensando mientras, y tratar de disminuir con ello el impacto de recibirlo todo junto:

El cristianismo primitivo, tenía varias corrientes. Muchos grupos que postulaban distintas interpretaciones de los hechos de Jesús. Cada grupo configuró una biografía del "jefe" a las que llamaron "evangelios".

 

PRIMER TRAGO FUERTE

Algunos "hechos" no son exclusivos de Jesús, sino que de todos los Dioses de moda por esos tiempos, de modo que para iniciar el análisis, veamos cuáles son "hechos comunes".

Dioses: Osiris en Egipto; Dionisos en Grecia; Attis en Asia menor; Adonis en Siria; Baco en Italia; Mitras en Persia; y un etcétera que te lo encargo… todos ellos "hombres-dioses".

 

COINCIDENCIAS

Todos son "Dios encarnado", salvador, "hijo de Dios."

Todos son hijos de una relación virtual entre una virgen mortal y Dios.

Esta es "guena": Todos, salvo Jesús, nacen en una cueva o establo, humildes más que mortadela lisa, ante tres pastores, un 25 de Diciembre. (Jesús nace en Marzo, el resto es igual).

Todos ofrecen la oportunidad de nacer nuevamente mediante el "bautismo".

Todos entran en la ciudad montados en un burro, entre hojas de palmera con las que los vitorean.

Todos convierten el agua en vino en una boda. (¿Podrán hacerlo con las chelitas?)

Todos mueren en pascua sacrificándose por los pecados del mundo.

Todos resucitan al tercer día, dan su vuelta por el infierno y luego ascienden al cielo.

Todos se supone que vuelven para el día del juicio final.

La muerte y resurrección de todos, se simboliza con una comida ritual de pan y vino, que son su cuerpo y su sangre.


Considerando lo anterior, los historiadores de la época tuvieron que esforzarse bastante, para darle una característica única a Jesús, de modo que se impusiera por sobre los otros Dioses-Hombres, que le hacían competencia. Se debe considerar también, que todos los anteriores son adorados desde muchos, pero muchos años antes que Jesús.

Por otro lado, es un tiempo donde las mujeres "valen hongo" por el "condoro" que se mandaron en el paraíso con la serpiente, bronca que no se pueden sacudir en la iglesia hasta nuestros días.

Buena parte de los evangelios, citan a la Magdalena como una de las "preferidas" de Jesús, no en términos carnales, sino que por aguda, valiente, parlanchina y mijita rica. Pedrito, que era tradicional hasta los huesos, no estaba ni ahí con las minas -por la eterna sangre en el ojo con Eva-, de modo que su relación con las Marías, -entre las mujeres que acompañaban a Jesús se cuentan cuatro-, no era del todo buena. De modo que al ser el grupo vencedor en la mocha de los cristianismos en disputa, la historia se hace a su pinta, y lo primero que desaparece, obviamente, es la importancia de las chiquillas.

La fórmula utilizada tampoco tiene nada de nuevo, porque se aplica otro mito antiguo con ella: Perséfone fue seducida por el Dios del mundo inferior (Hades) y lo estuvo pasando chancho abajo, hasta que Hermes se pega el pique y la rescata, para devolverla al buen camino. Lo mismo con esta prostituta rescatada, lo mismo con Lord Vader y el lado oscuro, lo mismo con la bella durmiente y Disney, y póngale el manso etcétera.

Aunque es un contrasentido que la Iglesia se funde en Pedro, toda vez que de todos, es el único que niega a Jesús tres veces, (los otros en el "aprecue" salvaron), se justifica en lo "tradicional" de las posturas de Pedro, que es "literalista" hasta la médula.

Se cree además que eso de que Jesús dijo: "sobre ésta piedra fundaré mi iglesia", es un aporte del propio Pedro.

Este es el cuadro religioso que llega hasta el emperador Constantino, quién por razones políticas, se manda a hacer una sola religión, con un solo Dios y un camino a seguir, para ir ordenando el panorama. Cita a los obispos a Nicea y le encarga el cuento a Eusebio, quién tiene a la mano los evangelios de todos los que quisieron escribir sobre el tema.

Un evangelio no es otra cosa que los hechos de Jesús, a la pinta de quien lo escribió.

Constantino estaba encabronado con su mujer, tanto que a la vuelta de Nicea mata a su hijo y luego a ella, -ojo con el compadre, mata al hijo primero para que la mina sufra lo indecible antes de morir-, de modo que imagínense la respuesta cuando Eusebio le pregunta: "¿Consideramos a las minas jefazo?".

Hay varias corrientes de cristianismo, pero dos son las que se destacan: Los LITERALISTAS, que se toman la historia de Jesús como narración literal de eventos históricos -osea, la cosa es tal cual, sin ponerle ni quitarle-, y los GNOSTICOS, de los que se sabía pocazo, -sólo lo que sus detractores hablaban cuando los mandaban a la porra-, hasta un descubrimiento que se hiciera en Nag Hammadi, en Egipto, con algunos cuadernillos interesantes -evangelios de Tomás y Felipe, éste último es el que afirma que Jesús y Magdalena se besaban en la boquita-, Pablo y Santiago, y hasta María entre un montón de cosas más-. Estos se basan en el conocimiento adquirido por convicción, para seguir al Cristo.

Eusebio decide, -para seguir con paganismo-, que solo tomará 4 evangelios, que son los que conocemos, por una cuestión de los cuatro pilares que sustentan las cosas, porque era menos pega, porque si, y por último porque yo nací un 4 del 4. Todo el resto se descarta porque él dijo y punto.

Constantino se viene de vuelta, con su religión debajo del brazo, comentando lo feliz que está por este cristianismo que le nace, -aquí es cuando le entra el odio con la señora y good bye charlie con ella-. Obviamente, todos empiezan a sentir el mismo cosquilleo cristiano del jefe, y empiezan a declararse iluminados de a uno en fondo.

Como si no bastara con eso, Constantino manda a perseguir a cuanto personaje hable algo distinto, y toda la corte, los centros de madres, los oficinistas, los cesantes, todo el mundo adscribe con las dos patas juntas al nuevo "CRISTIANISMO", por una cuestión de política primero, -es bueno estar en la buena con el jefe, sobretodo con esta pinturita de Jefe-, y por temor por el otro.

Como el Emperador era malo pero no gil, no se bautizó hasta los últimos suspiros de su vida, de manera de llegar de "bueno" a los cielos, renacido y perdonado por todos sus pecados.

Después llegaron las cruzadas y la inquisición y todo el desmadre cristiano, asegurando con ello su permanencia en el tiempo.

Yo me declaro cristiano y seguidor de Cristo. Intento ser un buen tipo y creo en Dios como cualquiera. Si les doy la información anterior, es para que no llegue el tema Judas como uno más de éstos antecedentes, que al estar mezclado con cosas verídicas, pueda llevarlos a algún grado de confusión pensando en que ese también lo es.

Creo firmemente que Judas fue un traidor, y como la fe no tiene lógica alguna, si no que es porque lo creo, confío en que no los haré claudicar.

No hay que olvidarse que la historia está escrita por los que vencen.

¿Se imaginan si hubiera ganado Hitler?

Un abrazo para todos.



Compartir en Facebook