Piramides de Egipto
Bookmark and Share

EL TIEMPO DE LOS SOLTEROS

Por El Necio
Investigador Privado

Noviembre 2006

 

Culmino un año de luto agresivo, contemplativo, de análisis. No sirvió p’a ni una weá pero lo tuve. Me lo banqué enterito. Por convicción y doctrina. Para que no pase lo mismo y al final, no tengo grandes conclusiones sobre el proceso.

En éste período asexuado, conocí personas maravillosas. Con un proceso parecido. Algunos por elección, otros por consecuencia, que con mayor o menor convicción se lo viven a diario.

Las salas de Chat se convirtieron en muy buena compañía para las noches demasiado largas. Y mis cariños y eterno agradecimiento para ellos. Particularmente a las salas 10 de no tan viejos, y a la 15 de asumidos con resignación, ambas de starmedia en latinchat.

El tema de asumir los 40 para algunos, es más fuerte que salir del closet para "los ella".

Me conocieron como Gandalfff, para odiarme o amarme, como de costumbre. Y claro, como ellos, me convertí en el "amigo maricón y amante de la literatura, que baila y da consejos crudos pero acertados". Es justo y necesario tener a uno de esos, cuando la pareja que soñamos para nosotros, se casa con otro. (para los que todavía no cachan, vean "la boda de mi mejor amigo". Ah… lleven pañuelo).

El "se casa con otro" es una forma de decir que opta por otra cosa, distinta de quedarse con nosotros. Claro, generalmente es "con otro", pero no necesariamente.

Para el que opta, su nuevo camino nace de inmediato, y empieza a crecer o a decrecer, dependiendo del resultado de su elección. Para nosotros, los que quedamos enganchados y tenemos que asumir la opción del otro, es distinto. De partida, es violento. El otro madura un tiempo su opción, uno la empieza a tragar cuando no hay nada que hacer y es un hecho.

Generalmente, hay culpa en ambos. No es cierto eso de que hay "víctimas" en la relación, y por lo tanto un "malo". Para el que se queda, los avisos estuvieron, las luces encendieron, las alertas se escucharon, pero fueron desestimados.

Otro hecho que viene a sumar depresión, es que los amigos comunes se pierden. Sobretodo si uno construye su vida de pareja en torno al otro, más que de uno mismo. En esos casos, la soledad es imposible.

Para retomar camino, uno queda desorientado. Normalmente la prisa se instala y al primer beso ya andamos pensando en convivencia, en ampliar casas, distribuyendo dormitorios para los hijos y cosas que claro, espantan a la "futura contertulia".

He guardado luto riguroso por un año. Esperando… quizás es por eso que no tengo conclusiones del proceso. Las esperas por lo general no tienen más conclusión que la medición del tiempo que se pierde con ella.

Ya no me trago tu nombre cuando asoma… con el tiempo te convertí en ilusión, y el problema con las ilusiones es que carecen de imperfecciones… de modo que juego con él en la boca… evoco momentos lindos y después de desearte que todo vaya bien, lo guardo en lugar seguro, confortable y calentito, cerca de donde siempre estarás…

La vida me sonríe hace un rato, no la pesco, me dejo querer y no me apuro por nada en el mundo.

Preparo un viaje, como siempre. Me iré a Coihaique detrás de un proyecto entretenido que me mantiene ocupado desde ya. Pero será el inicio. Voy a moverme un tiempo, de un lado a otro. Como me gustaba hacerlo cuando era más valiente.

Voy a mantener éste contacto mientras pueda… la magia tan discutida de Internet consiste en que en cualquier parte que estés, estás…

Un aniversario entre copas es algo demasiado nuevo. Ni mejor ni peor, solo distinto.

Ayer fue un día hermoso; hoy estuvo espectacular, de modo que pensar que el de mañana estará por las mismas no es demasiado esperar.

Un abrazo para todos… y buenas noches, a los amigos y a los enemigos...



Compartir en Facebook