Piramides de Egipto
Bookmark and Share



PELEANDO POR UN TRIANGULITO

Por El Necio
Investigador Privado

Agosto 2007

 

No hay salud... Cada vez que Alan García llega cerca de la presidencia de Perú, su caballito de troya es agarrarse del moño con nosotros. No tendría nada peculiar si no estuviera de candidato hasta en las elecciones de presidente de curso. Le gusta candidatearse a mi compadre...

Nuestros vecinos por parejo, le ponen ojitos al mar nuestro que tranquilo nos baña. Bolivia hace rato que quiere que le demos la pasada, pero no la quiere por donde a nosotros nos tinque, sino que por el Sur de Arica, para no entrar con conflictos con los Peruanos. Es decir, Arica sería nuestro, pero limitaría al norte con Perú y al sur con Bolivia. Sáquenle molde... Lo curioso es que ellos juran de guata que nosotros estamos pensando en esa propuesta, que la consideramos para algo más que una mala broma.

Para qué decir los argentinos poh... esos tíos vienen todos los años a Viña del Mar a hacer soberanía, instalando sus banderas en nuestras minas más ricas, entre otras weaitas que también les instalan.

Hace rato que no me ponía a politiquear, pero será bueno hacer un análisis chiquitito, para informar de este diferendo desde el enfoque del Necio.

Es cierto. No tenemos un tratado formal con Perú que indique los límites marítimos de cada nación. Es decir, no hay un documento, hojita, papel confort ni servilleta cuyo título sea "Límite Marítimo entre Perú y Chile" y que esté firmado por las dos naciones.

¿Y porqué no hay?, se preguntarán ustedes... fácil poh... nunca fue necesario...

Los otros tratados entre las dos naciones, que versan sobre diversas materias, desde límite territorial hasta derechos de pesca, reconocen como límite general, el hito Nro. 1 y la proyección del paralelo correspondiente hacia el aguita. Eso quiere decir que si uno agarra el mapa más fulero que encuentre, toma una regla y la superpone sobre el límite de Tacna y Arica y lo proyecta hacia el mar, da con el paralelo.

Tanto es así que está reconocido por las dos naciones, que nuestra armada cuando agarra un pesquero peruano pasado de la rayita, se los lleva para Arica, les confisca lo que lleven y les pasa una multa, que hasta hoy, los peruanos pagaban con un "disculpe ah... es que la brújula anda como la mona..." ...claro... si los pillaban poh... Lo que pasa es que a los peruanos que están cerca de la frontera se les pega lo chileno y se avivan.

No quiero entrar mucho con la historia porque me pongo a cucarrear y después dicen que les tengo bronca a los cholos retamboreaos del lado, y no es así... pero cuando nos agarramos del moño con ellos y llegamos hasta Lima pateándoles el horto, les dijimos... "ya poh kauros... paren la tontera... no vis que somos hermanos... miren... pa que vean que somos guena onda les vamos a devolver hasta Tacna ...", y lo encontraron de lo más que hay... Entonces, fijamos el hito y quedamos de acuerdo en que de ahí para allá era de ellos... y claro, de ahí para acá, de nosotros... y quedaron felices... gueno, no tanto porque nos quedamos con un pedacito chico de tierra (desde Arica hasta Antofagasta más o menos), cosa que nos reclaman hasta hoy. Pero así son las guerras poh. Si te añiñai y encima vienes apatotado a guapear, (sumaron fuerzas con los bolivianos), y después te las dan, tienes que aguantar calladito y asumir. En eso están... la parte del asumir es la que les cuesta...

¿Qué pasó ahora? El Alan se paró en la rayita de Tacna y dijo: "merembé que soy wéa, (ya les dije que cerca de la frontera se achilenan estos weones), los tratados internacionales dicen que los países tienen derechos sobre 200 millas marinas desde la costa hacia adentro, y que en caso de coincidir dos países en esas 200 millas, se parte al medio y todos contentos, y acato toi perdiendo uno que otro pescadito en manos de los chilenos.. na de weás .. hagamos el mapa de nuevo". Acto seguido, se consiguió el lápiz para hacer mapas con los argentinos y se mandó el propio, configurando con ello un triangulito de 36.000 millas no más, de diferencia con el establecido. Lo mandó al congreso peruano, que claro, lo aprobó de un viaje y ahí están, esperando que nosotros le digamos: "uta que te quedó lindo el maaaaapaaaaa...".

Basado en que no hay un tratado oficial de límites marítimos, piensa llevar el caso a las cortes internacionales. Que claro, por tener la cosa zanjada hace rato en forma tácita, su fallo nos dará la razón. Pero al Alan le servirá para tener otra vez a los peruanos odiándonos y no se fijarán en las cagadas que se mande en su administración. Típico que es de Costa...

Mientras tanto, nos tendremos que mamar el que salga un peruano en un programa televisivo, de un metro cuarenta de altura máxima, poniendo cara de último grumete de la Baquedano, que declare: "miren chilenos como tiemblo de susto... ".

Y nosotros mientras tanto, mandando un hércules con cositas para ayudarlos a pararse del último terremoto. Como dato anecdótico, nuestro gobierno les puso a disposición, las llamadas telefónicas gratuitas para que se comunicaran con su gente, olvidando por completo que ellos tienen el monopolio de los celus choriados en la plaza de armas, para llamar al Perú.

En fin... tenemos del año que nos pidan.

Como el manual indica ser conciliador, no nos dejemos provocar por los nenes éstos, y dejemos que el tiempo y la ley internacional haga lo suyo. Ahora, si se les aparece un peruano hiperventilado, díganle que estamos de acuerdo con lo que reclaman y que estamos reuniendo firmas para devolverles desde Antofagasta para allá, con la correspondiente indemnización por los años de usufructo y que si vienen el viernes tardecito, les prestamos a nuestra hermana más linda, recién bañadita y dispuesta para lo que estimen conveniente. Total, si le creyeron al Alan García se tragan cualquier weá.

Un abrazo con serena firmeza y viril energía para todos...



Compartir en Facebook