Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

JUEGOS OLÍMPICOS EN CHINA

Por El Necio
Investigador Privado

Abril 2008

 

La revolución en China ha dejado la escoba desde hace muchísimo rato. Como estamos acostumbrados a hablar y a reconocer solo a Cuba como revolución, suena un poco extraño referirse en esos términos a China. Pero China tiene un gobierno de "revolución popular", como Cuba, casi igual de comunista. Digo "casi" igual porque esa revolución solo la defiende la milicia y en Cuba, buena parte del pueblo se la cree todavía, a pesar del bloqueo del sheriff.

Claro, a nadie del planeta se le ocurre ir a pararle el carro a China, porque con tantos millones de millones de soldados, aunque peleen a combos contra tanques te ganan cualquier batalla, porque el tanque tiene que recargar y no puede echárselos a todos. Podrán matar a 23 millones, pero los otros 40 millones que vienen atrás se comen el tanque con todo lo que tiene adentro. Son complejos como enemigos los chinitos.

Bueno, en el '89 de nosotros, buena parte del pueblo se puso a protestar. Por ahí por mayo ponte tu. Y empezaron a llegar de todas partes de china a sumarse a la protesta, los campesinos, los estudiantes, los intelectuales, toda la manga social china protestando en la calle, todos los días. Obviamente, cada día eran más.

Pues les duró un mes, porque el 4 de junio, la milicia los arrinconó en la plaza Tian´anmen y se los echó a todos. Famosa una foto que diera la vuelta al mundo, con un estudiante parado frente a un tanque, con las manos abajo y pegadas al cuerpo, mirando al suelo. ¿alguien se acuerda de ella?.

Les cuento que el tanque no solo le pasó por arriba a ese estudiante, si no que también sobre otra docena que estaba sentada en el paso. También derribó la estatua o "monumento a la democracia" de unos 10 metros de altura que habían creado los estudiantes de bellas artes durante ese mes de protesta. Y luego jugarían al tiro al blanco con unos 5000 personajes. Eso pasó en China, hace unos 20 años. Así aplasta China a los contrarios al régimen.

Hasta al sheriff se le "aconchan los meaos" con los chinitos. La cruz roja internacional dijo haber contabilizado cerca de 3000 muertos ella solita. (no todos pasaron por la cruz roja). La prensa extranjera hablaba de 5000...pero el sheriff dijo que, según datos de su inteligencia, los muertos eran 189 y los heridos 500. Los Chinitos obviamente dijeron que los únicos que sabían contar muertos eran los gringos y reconocieron esas cifras como oficiales. (para que le vayan sacando molde a la "inteligencia" del sheriff).

Los chinitos son haaaartos millones de weones poh oiga. No crea que la cosa es sencilla. Entonces, siempre requieren más espacio para ir estirando las piernas. Porque estar como sardinas es complejo. Y como encima de todo eso: "el amol es má juerte", todos esos millones de mujeres candorosas chinas siguen follando y haciendo más millones de futuros weones chinos todos los días.

Se han apropiado de todos los espacios posibles para los lados. Primero llegan avanzadas, como arrancando de china y sus chinos. Luego se establecen y más tarde llega el ejército a hacerse cargo, para cuidar a sus coterráneos.

Algo así le pasó al Tibet. La mala cuea, dártelas de monje pacífico cerca de una de las potencias bélicas más grandes que existe. Porque si el Tibet hubiera estado en Suiza no les pasa nada y siguen meditando a pata suelta y guatita al sol.

Lo primero, echan al jefe de los monjes de la casa. Lo declararon persona non grata porque pensaba muy fuerte y molestaba a los que no lo hacen. Imagínate andar meditando y vestido de mina con falda larga, encima de color rojo, burdeo o fucsia furioso, en medio de un pueblo guerrero, samurai y la weá. Nada que ver poh.

Ahí anda el Dalai Lama, convertido en consejero del mundo, paseando a pata pelada para donde lo inviten, hablando de su pueblo y de su Tibet y de sus creencias y costumbres. Como hacen los que creen en algo con todo el cuerpo. Jugado.

Y ahora quieren que la llama de los juegos olímpicos se pasee por todo el mundo, en una fiesta deportiva a celebrarse en el país de los chinitos, tan deportistas y competitivos ellos, y se asombran de que la gallada sople para apagar el fosforito. He visto gente emputecida con los manifestantes que intentan frenar el paso de la llama. No entiendo nada...

Les ruego contestar la siguiente pregunta en el libro de visitas por favor: ¿"Soy yo el huevón? " Porque estoy en absoluto acuerdo de que a un país como ese no se le puede dar normalidad por ningún motivo. No pueden celebrarse los juegos olímpicos en un país donde en sus plazas quedan todavía pedazos de carne de gente que fue masacrada en una protesta. Donde los muros se pintaron sobre la sangre de 5000 personas. Donde se apropiaron de una ciudad mágica, arrastraron a gente que nunca creyó en la violencia y hoy los tienen muriendo de hambre en protestas que nadie conoce porque no dejan publicarlas.

No falta el cabeza de músculo que dirá: "¿Yo estoy de acuerdo en que protesten, pero porqué tienen que hacerlo con los juegos olímpicos?", pues porque cuando se pararon frente a un tanque para protestar, el tanque les pasó por arriba y a nadie le importó. ¿No es suficiente razón?

Por mi parte, tengo listo el balde de agua por si la llamita famosa pasa cerca de la casa, porque no pensaré ni dos segundos en dejársela caer si llega a mi alcance. ¿Porqué?, porque es mi forma de decirle a los chinitos que a mi no me hacen huevón. Que se lo que pasa en su país y no estoy de acuerdo. Que jueguen con caca lo que quieran, pero el resto del mundo haciendo una fiesta deportiva en un país así de sanguinario, con su propio pueblo es algo que ni en mis más dionisiacos momentos apoyaré. No señor, pero por ningún motivo.

Si por alguna razón el mundo está más vampiro de lo que pienso, (es decir, perdiendo humanidad con cada mordisco, hasta que no quede nada de ella), les pediré que no vean los juegos, que cambien las noticias cuando se hable de ellos, y que no esté en sus temas de conversación, más que para repudiar a los chinos, por lo menos por su apropiación del Tibet. Un abrazo meditativo para todos.... ¡Ooohhhmmmmmmmmm!

Compartir en Facebook