Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

VOLCANES Y EL PILLÁN

...esperaré las direcciones de las 10 doncellas en el libro de visitas, para proceder a su sacrificio en forma personal y a domicilio.

Por El Necio
Investigador Privado

Abril 2008

Se enojó el Pillán otra vez... ya hablamos del Dios ese antes, cuando estaba asustado por el posible nacimiento de un volcancito en Aysén, y por mi cercanía con él en esos ratos que me las daba de patagón. La tradición mapuche asegura que su enojo se debe al mal comportamiento de los hombres. Lo interesante es el remedio de los incas: Se sacrifican 10 doncellas para apaciguar su ira. (Siempre las minas pagando el pato).

En mi calidad de: enviado, delegado plenipotenciario y representante exclusivo del señor Pillán en Santiago, esperaré las direcciones de las 10 doncellas en el libro de visitas, para proceder a su sacrificio en forma personal y a domicilio.

Para que vayan cachando, Chile es el segundo país en el mundo con mayor cadena y actividad volcánica, (Indonesia nos gana por poquito. Se les llueve mojado en ese país). Tenemos alrededor de 2000 volcanes registrados en total, y de ellos, al menos un 5% en actividad permanente (poco más de 100).

Los más "intratables" de nuestros volcanes son el Villarrica y el Llaima. El primero "la lleva" en cantidad de erupciones y víctimas, porque la última vez se mandó un numerito con un torrente de lava de 10 metros de espesor, (más o menos un edificio de 4 pisos de alto), y de 200 metros de ancho. En suma, el Villarrica debe andar por los 400 muertos y desaparecidos en sus 5 o 6 erupciones. (La última en 1971, mismo año en que rugió el Hudson patagón).

Los Argentinos deben estar curcunchos con nuestros volcanes, porque aunque ellos no tienen tanta actividad en los propios, los nuestros normalmente les llevan las cenizas hasta Buenos Aires. Calculando con huincha y mapa en mano, el Chaitén va ganando en el "quién llega más lejos" con la ceniza. Juego tan típico de calentones. (Volcanes y varones). Aunque hay uno en Linares que llegó hasta el sur de Brasil, se nota la diferencia a favor del Chaitén.

Un volcán es el medio por el cuál se comunica, el "vientre" de la tierra con su superficie. En realidad de cualquier planeta porque Marte tiene el más grandote de la vía láctea, en constante actividad. El Magma, (roca fundida) es el que sale por los cráteres, convertido en líquido (lava), rocas, cenizas, vapor de agua o gases. O sea, el volcán viene a decirnos que todos, somos intrínsecamente calientes. La viscosidad de la lava determina el tipo de volcán, y está dado por la composición química de los materiales que trae. Las ricas en hierro son más "líquidas", delgaditas y las ricas en sílice son más densas o pesadas.

El Chaitén sería un volcán rico en sílice, de modo que sus erupciones son conocidas como de "flujo piroplástico". Su lava fluye pobremente, formando costras de lava en la superficie que más tarde serán rotas en explosiones monumentales, de gas, ceniza y vapor de agua. Mientras explote hacia la atmósfera (arriba) no hay tanto drama, porque, aunque están a una temperatura que te la encargo (entre 100 y 400 grados Celsius), caen cuando se enfrían convertido en cenizas.

El más conocido y documentado (incluso con videos) de éste tipo de volcán, es la erupción del monte Santa Helena, en EEUU en los 80. La presión acumulada fue tanta que se desarmó el volcán por el lado y dejó la mansa escoba. El Vesubio que jugó al "1, 2, 3 momia es..." con la gente de Pompeya es de los mismitos.

Para que saquen molde, la explosión piroplástica se mueve como a 200 kilómetros por hora, (saquen la cuenta cuánto demora en llegar a Chaitén desde que explota, sabiendo que está a 10 kilómetros de distancia). No hay aviso previo, una vez que empieza a escapar materia se armará la costra de lava por ser muy densa y vendrá la acumulación nuevamente que terminará en una nueva explosión. Una vez que explota no hay para dónde arrancar, porque su alcance, (en su potencia máxima), llegará al menos a 50 o 60 kilómetros de distancia, incinerando todo lo que encuentre a su paso en segundos.

Así las cosas, que hayan sacado a toda la gente del pueblo me parece por lejos lo más atinado. Encuentro fuerte el que no se hayan llevado las mascotas y que cada uno agarrara a su "terry" bajo el brazo en el "aprecue" general, pero lo entiendo. El cerro puede explotar en cualquier momento y es tremendo decidir si se está dispuesto a morir quemado enterito por andar buscando una cagá de perro que encima no es de uno, pero lo pensaría igual. Con las vacas, las ovejas y los corderos no tengo tanta pena, porque es como su "destino" si lo piensas. Más de uno de ellos terminará si o si asado. Supongo que hasta lo encontrarán más digno que el asado con weones tomando a los lados y muertos de risa, y encima puteándolos porque se demoran mucho en estar listos.

Yo me imagino a ratos, porque no soy masoquista, qué estaríamos pensando si el cerro rompe por el costado en vez de hacerlo por el cráter. Sería claramente otra cosa y todo el mundo tendría clarito porqué es bueno apretar cachete cuando los temblores se ponen frecuentes. Porque buena parte de nuestros temblores son de origen magmático, o sea, hay un volcán detrás de ese movimiento.

Sin pretender asustar a nadie, me llama la atención que varios volcanes que están en la misma cadena (o falla como le llaman los que cachan), estén con actividad subterránea al mismo tiempo. Aparte de ser un gran aporte al calentamiento global y al újero de la capa de ozono, la contaminación de los ríos y vegetación y por tanto a la fauna, creo que por lejos, los volcanes son la peor calamidad de la naturaleza. Y es la demostración más clara de dónde estamos parados.

La moraleja es que hay que preocuparse de cualquier cosa menos de la cuestión material, porque la naturaleza se encarga, cada cierto tiempo, de decirnos lo frágil que es el "tener".

Un abrazo calentón para todos.

Compartir en Facebook