Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

LOS "FALSOS ÍDOLOS" TAN ANUNCIADOS

La mayoría de ellos dura menos que un peo en un canasto.

Por El Necio
Investigador Privado
elnecio@chile.com

Julio 2009

A pedido del público, vaya un comentario para los "realityes" varios, que como la fiebre porcina, es otra plaga de nuestros días. Para los que no cachan pero ná de ná del inglish, les diré que reality quiere decir "realidad". O sea, los señores Quesille y compañía, además de sus "ideas afines" o clones, nos quieren convencer de que los weones y weonas que en él aparecen, son "reales", y la vida que se viven es la "realidad" plena y absoluta.

Demás está decir que en mi mundo, la mayoría de ellos dura menos que un peo en un canasto, porque hay excepciones... curiosas, pero las hay.

Lo primero que diré es: No es cierto que el público (es decir nosotros), quiera ver esas weás y por eso las hacen. Porque esa es la disculpa: "es lo que la gente quiere ver"... Lo cierto es que cualquier historia, cuento, narración oral o escrita, tiene elementos seductores. Esos elementos pueden ser pobres y no captar más atención que el enganche inicial y luego morir en el más completo abandono, (como le ha pasado a otros bodrios antes, teleseries, programas y un etc. largo), sin embargo, si dotamos a esa oferta pobre de lukitas y encima cerramos la puerta a las alternativas, tenemos a la gallada viendo la misma weá todos los días. Porque no hay nada más que ver y necesitamos ver algo. Lo necesitamos porque la pobre vida que llevamos necesita circo. Saber por último que otro weón lo está pasando peor que uno.

Lo inaudito y completamente inmoral, para mi gusto, es que tiene elementos crueles de "participación" de la gallada, en términos de: "tu puedes ser uno de ellos, ven al casting". Entonces aparece un Edmundo Varas, un Super Mario o una Pamelita la gordita, que después de salir en la tele, tendrán contratos de a palito por noche en alguna disco, por ir a mover el culin, no necesariamente al ritmo de la música. Basta con que estén y los vean.

Vamos pues con el análisis de los muchachos y muchachas del momento:

La chuqui o Angélica: (Parto con ella porque está de top, y todavía no entiendo): No tengo idea a qué mono le reza ésta mina. Es terriblemente agresiva al peo. Malintencionada y manipuladora. No tiene un ápice de criterio ni amor por nadie. Tampoco entiendo el miedo que siente la gallada con ella cerca. Supongo que el arrastre que tiene se debe a que es la fea contra la realeza del poto y la teta firme de la tele. Una suerte de David contra Goliat de la silicona. Claramente despierta la onda del correcaminos en la gallada: ("¡¡que alguien se coma a ese conchesumadreeeee!! "). A ésta mina nadie le ha contado que Dios es fundamentalmente Amor, de lo que ella claramente no tiene la más puta idea.

El Coca Mendoza: Es uno de los más "normales" de los vistos. No hay que pedirle mucho tampoco porque salió del futbol, es decir, con que juegue más o menos a la pelota tiene. No es pretencioso y hay 50 palitos por 4 meses de ejercicios. Usea, 12 palitos y algo por mes, es buen negocio para cualquiera. Tiene obviamente y por trayectoria, una gran posibilidad de llevarse el tesoro pa la casa. No será de los que mueva el culo por un palo porque no le interesa. Como buen indio le gusta ganarse las lukas de otra manera. Además se nota que es de la pobla, su empatía instantánea con el más necesitado y su llanto por la partida de los amigos lo delatan. Guena tela el Coca.

El Longton: Uta maire iñor!! ... ¿Porqué llevan a éste parásito pa tantos lados y por tantas lukas? ... al menos ya se le ve un futuro, cuando "grande" el Longton será como el "Dandy"...

De la Casa y Janis: Son las Pili y Mili de la weaita. Son claramente los potos al viento del cuento. Ellas van por el palo por show en la disco. No tienen ninguna opción de ganar el pleito, pero el tiempo expuestas en la tiliisión les abre puertas. (De hecho ya lo hacen, junto a la pamegordi). A veces y dependiendo de la luna, les detectas algo de humanismo cristiano, son casi reales... se les quita rapidito eso si, se acuerdan que están en la tele y es otra "realidad".

Prat: la última chupá del mate en conquista televisiva. Fiel a sus antepasados, se tiró al abordaje sabiendo que la contienda era desigual, y ahí quedó poh. Pasando a la posteridad por el salto, aunque le fuera como las wéas. Sigue el gran dato del abuelo: "ande siempre de weón por la vida" y le funciona. No tiene gran futuro en la tele porque le falta conflicto... es un poquito común y corriente y eso no tiene gracia. Les paso altirin el dato: estará en 1910 así que lo seguirán viendo.

Duro de matar Egas: Es la prueba viviente de que a las minas les gustan los weones malos. A esos que quieren "domar", dejar como una seda y se pasan la vida llorando por el weón. El gurú que se come a las más ricas conquistándolas a punta de mandarlas a la cresta. Aunque está viejito como el Coca, tiene otro tipo de resistencia. A éste weón le pueden pegar con un palo todo el día y sigue parado. Parece mapuche con la caña y como la competencia no se trata de eso, tiene menos opción que el indio, pero igual da la mocha. En el terreno personal el tipo tiene sus momentos. Dice cosas bastante razonables a veces y tal como me pasa con el Ballero, en ocasiones se me sale un "mish..." con sus comentarios.

En fin, ésta fauna televisiva no tiene na que er con la vida de uno. En la mía no hay De la Casa. (No conozco a nadie que tenga un poto como ese). Tampoco hay de esos Cocas (de la otra hay en todas partes), porque el ejercicio más violento que hago es subirme a los zapatos en las mañanas y así y todo les piso el contrafuerte todo el día, de modo que no cacho a mucho deportista que digamos. No hay pajaritos como la Janis que sigue a la espera del príncipe. Tampoco hay Prats, aunque son todas las viejas héroes porque tienen que luchar por la justicia y por el puchero y los críos todos los días. No hay hijos de políticos como el Longton, porque si salen, a punta de patás por el culo los mandan a estudiar o a trabajar para que sean dignos. No hay dandyes, porque se les aplica el mismo remedio. Hay harto Egas, pero las minas son más vivas y no los pescan. Angélicas no he visto por acá, hay viejas de mierda peladoras, algunas hasta hijas de puta, pero como esa por acá no se dan.

El Edmundo es caso aparte... todavía lo veo reclamando que le faltaron al respeto los carabineros... ¿Qué creerá ese weón que es el respeto? ¿Supondrá que basta con hacer el ridículo en la tele para que el resto lo respete? (Les recuerdo que ganó amor ciego y la rucia lo mandó a la cresta en cuanto se apagó la cámara, después de darle un único beso más julero que el de Judas a Cristo). No tiene más que eso. Ahora es el ícono de la pobla o al menos eso quieren armar con él.

¿Serán los ídolos falsos de los que nos habla Nostradamus y los agoreros de los últimos tiempos?? ... ¿Esto vendría siendo el Sodoma o Gomorra de nuestros días??... Porque si es así uta la weá picante. Yo habría preferido el cacheteo general, se me hace que era más entretenido...

Gueee .. un abrazo... nos vemos en algún momento.

Compartir en Facebook