Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

¡¡TODOS A LA RECONSTRUCCIÓN!!... ¿CUÁNTOS SOMOS LOS TODOS?

Las reglas son para los huevones, nosotros somos los patrones.
La weá es putrefacta de hedionda.

Por El Necio
Investigador Privado
elnecio@chile.com

Abril de 2010

Estoy en estado de shock. Puteando solo la cosa más linda e investigando todo lo que puedo, y en la medida que avanzo, más mal huele la weá...

Como sabrán, nos ha quedado la mansa escoba con un meneíto. Desplomadas una cachada enorme de casas y edificios inhabitables que deben ser reconstruidos, y nos llaman a todos a esa reconstrucción. ¿Quién podría negarse?... somos tan solidarios... y tan huevones.

Le creí a Piñera cuando dijo que gobernaría con los mejores. Pensé que era un buen cambio y que el país mejoraría una barbaridad, si dejábamos de preguntarle a los candidatos de qué partido eran antes de leer su curriculum. Lo aplaudí cuando propuso una comisión que se encargará de hacer la selección de postulantes para la "alta dirección pública", y aplaudí más a la Bachelet cuando agarró el guante y lo puso en práctica.

Esa comisión se creó, y a partir de hace dos años y algo, todos los cargos directivos del Estado se llenaron por concurso y los seleccionó esa comisión con total independencia. De ese modo llegó por ejemplo, Pablo Coloma al FOSIS, a pesar de ser hermano del presidente de la UDI. Impensable, pero como era un acuerdo, se respetó. Del mismo modo se llenaron los cargos regionales.

Asume Piñera y pone a Kast en Mideplan. Su primera orden a Coloma es echar a todos los directivos regionales para llenar los cargos con "gente que lleva 20 años esperando". Coloma se niega aduciendo y respetando la fórmula que lo llevó a él al cargo, y le dice que esos cargos son de absoluta discreción de la comisión para la alta dirección pública, y no puede hacerlo. Que la gente ha respondido excelente y que hay un acuerdo que trasciende a lo político. Resumen: para la casa Coloma y los 15.

No conforme con eso, Piñera se lleva a una de las consejeras de la comisión a la Moneda, como jefe de asesores y la mantiene en los dos cargos, echando por tierra la independencia de la comisión. Es decir, las reglas son para los huevones, nosotros somos los patrones.

Se los comento como preámbulo porque es necesario que lo sepan para lo que viene...

Cada comuna tiene un círculo que hace mover las cosas en coordinación. Juntas vecinales, empresas cooperadoras, consejo municipal, en fin, un montón de representaciones que le aportan a las soluciones y hacen que las cosas pasen. Así por lo menos era antes... y les digo antes porque ahora no corre ni el alcalde parece. Se lo pasan por el unto. Hoy manda el Intendente, que es puesto a dedo y no el Alcalde que es elegido por votación democrática.

Por ejemplo en Concepción, la Intendenta la ha declarado "zona de rezago industrial". En una ceremonia en que ni siquiera se invitó al Alcalde.

La zona de rezago industrial obliga a CORFO, a poner la mitad de las lukas en cualquier proyecto privado que se inicie. Siempre y cuando su monto de inversión supere los 100 mil dólares. CORFO debe ponerse con la mitad del estudio, la mitad del terreno y la mitad de la inversión. Sin devolución... no es préstamo, es aporte.

Solo las grandes empresas del país pueden invertir esas lukas. No esperen desarrollo para las PYMES porque no tienen de dónde sacar esos montos. Es solo para ellos. Los de siempre, solo que hoy avalados y apoyados por el Estado, con lukas de todos nosotros, los huevones.

Pero si pensaban que eso era todo y ya tienen un poquito de rabia... espérense tantito... sigan leyendo.

La reconstrucción de cada comuna será entregada a una sola gran empresa del país, para que lo haga todo. TODO. Desde los jardines, las calles, las casas, los centros comerciales... TODO a una sola empresa.

Así, Talcahuano se ha entregado a Cencosud, Constitución a Arauco y Talca al grupo Hurtado Vicuña.

En Talca la weá es putrefacta de hedionda. El centro de Talca está lleno de casas antiguas, que obviamente se fueron a la mierda. La más joven tenía como mil años. Las inmobiliarias ofrecieron hasta 130 palos por algunos terrenos y la gente se negó a vender. Huasos y gente de campo humilde que no quiso entregar su pueblo para que lo llenaran de edificios y malls. No podrían evitarlo pero al menos no sería en sus casas.

En el puro centro son como 2500 damnificados. Abuelos sin casa y en la calle. Llegaron como 300 mediaguas y las comparten... obviamente las autoridades no se apuran, les dan tiempo a los buitres. Los buitres son la avanzada de los hijos de puta que les ofrecen desde 2 palos hasta 20 por lo que quedó de sus casas. Se las cambian por casas de 3 dormitorios en la periferia. O que en el terreno construyen 3 o 4 casas y les dan una, se las hacen primero que las otras, para que no tengan que esperar, porque quieren ayudarlos.
Porque no hay moral. Los viejos no tienen cómo proyectarse a 20 años pagando por hacerla otra vez.

Cuando la gallada va a la Municipalidad a pedir socorro, la respuesta de la muni es "arrégleselas solito porque no tenemos recursos para más ayuda de la que damos. Nos gastamos millones en demoler y retirar escombros". Así aumentan el desconsuelo de los viejos y su impotencia. Mientras menos casa quede, menos esperanza y ellos saben de eso.

Para qué decir los bancos poh...

¿Cuántos son los "todos" que van a la reconstrucción? ¿Alguien más pensó que sería distinto?... ¿Como para no pensar que soy el único aweonao que le creyó?

Lo que causa más impotencia es que no se comentan éstas cosas en los medios. No aparece en las noticias ni en ninguna parte. Porque los medios son de ellos y nunca tan huevones para atornillar pa'l otro lado en defensa propia poh.

Hoy están todos los controles en las mismas manos. Las lukas, la Supervisión y la Prensa... Si alguien pensaba que no había dramas con esa weá, vayan agarrándose porque estamos partiendo.

Un abrazo para todos...



Compartir en Facebook