Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

¡SHUSHA… SE ME CRUZÓ UNA NANA¡

...es la más weona de las que he visto y escuchado porque dice lo que piensa sin filtro...

Por El Necio
Investigador Privado
elnecio@chile.com

Enero de 2012

Ya están webiando la cosa má linda a la Inés Pérez en las redes sociales. Incluso circula una foto del niño actor de sexto sentido, lloroso y asustado en su cama porque puede ver gente muerta, con la leyenda: "¡Vi una nana!...".

No es que la Inesita se haya desubicado, porque ella realmente piensa que pertenece a otro tipo de ser humano, y realmente cree proteger a sus hijos alejándolos "del personal menor". Obviamente no es la única... es la más weona de las que he visto y escuchado porque dice lo que piensa sin filtro... Honestidad, sinceridad y franqueza que le llaman.

Digo que no es la única porque es la imagen que le forman a uno de los diferentes estratos sociales de nuestra sociedad. Sin ir más lejos, ayer se estrenó el primer capítulo del último reality show del canal 13 "Mundos opuestos", y la principal preocupación de los "pobres" o del pasado, era: "¿Y nosotros con qué nos vamos a limpiar la raja?", porque en el desastroso baño no había papel higiénico.

La Inesita se mandó un comentario del tipo: "¿Te imaginas nuestros hijos jugando por ahí, y con nanas y obreros caminando libremente por las calles?", con la correspondiente cara de espanto de puro imaginárselo.

De hecho en éste gobierno, uno de los weones que más respeto de los que ha pasado por la Moneda, don Felipe Kast, se le ocurrió la genial idea de contratar a un actor para que hiciera de pobre en una reunión de empresarios. Un suceso.

Los pobres no se bañan, no se limpian el poto cuando van al baño. Comen lo que encuentran y se visten de harapos, que normalmente usan para taparse en las noches, en colchones que tiran en el suelo. A la intemperie. Y para qué te cuento que en esas condiciones andan a la que pescan. Cualquier cosa con valor se la echan al bolsillo. Es su costumbre. Su forma de vivir.

Los pobres que van en el Metro ponte tu, son insoportables. Se apretujan como si fueran todos iguales. Llegas a sentir el aliento a mortadela de la más picante del desayuno y después de las 11 de la mañana se puede sentir el olor a camarín. Se perfuman con el desodorante, si es que se echan los weones hediondos.

Hace 50 años atrás, había veredas para negros y blancos. Micros y vagones del metro debidamente señalizados para esos efectos... la vida es cíclica, al menos con la Inesita.

Curiosamente en la semana un crucero se accidentó, y los primeros en apretar cuea fueron los del "personal menor", y se han muerto varios GCU... Uno recuerda a los del Titanic, en que la orquesta se quedó tocando hasta el final, para amenizar el aprecue de los GCU y dejar sus puestos en los botes para ellos.

Sodoma y Gomorra son un alpiste para como está ahora nuestra sociedad. Rayamos en lo obsceno. Ya no es que te vean las weas de la pared del frente, ahora tienes que acomodarte como subhumano o subciudadano. Y es mera cuestión de lukas: Si tengo para pagarte un sueldo eres inferior a mí. Con eso basta.

La Inesita es solo un ejemplo. Hay quién piensa así y abundan. Tanto como para que un reglamento interno de un condominio postule el que "nanas y personal menor debe transitar en furgones dentro del recinto". Encima la weá cuesta 300 pesos, no transitan gratis.

Ya no puedo decir "increíble", por sorprendente que sea... porque ya espero cualquier cosa.

Un besote en el cogote para ellas... abrazos para ellos.

(Nota del Editor. GCU: Gente como uno).



Compartir en Facebook