Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Febrero de 2014


LAS MALVINAS PARA BOLIVIA

- "Getting away with murder" de Heraldo Muñoz, sobre Benhazir Bhutto.
- Javiera Montes, nueva directora de turismo: aprenda ingles.
- Chile circuncidado con el fallo, pero nada grave.



Cuentan que Jorge Luis Borges en plena guerra de las Malvinas propuso que Gran Bretaña y Argentina se pusieran de acuerdo y se las adjudicaran a Bolivia para que de esta manera tuviera salida al mar.

Bolivia siempre mira al esquivo mar que le fue negado. Tiene el Titicaca pero el enorme lago solo le sirve para que crezca su frustración, ya que en vez de conducirlo a otros mundos, solo lo conduce a si mismo.

Javiera Montes, al igual que su antecesor en el otro gobierno de Bachelet y Lagos, sumó diez años en el cargo, Oscar Santelices, no domina el inglés. Por eso el circuito de Santelices era por puros países hispanoparlantes. Sugerencia urgente para Javiera: haga un curso intensivo en Crownwell, el Británico o el Norteamericano.

Aylwin era negado para los idiomas, pero chapurreaba francés y Enrique Silva Cimma me pedía agüita porque hablaba español como un rey y nada mas.

Pensaba que solamente con Piñera desacertaban con los nombramientos. Ahora caímos nada menos que en educación.

Los judíos dicen que son los mas inteligentes como raza. Pero parecen idiotas si después de las tremendas cagadas que se han mandado en Torres del Paine, vuelven a hacer fuego. Eso no es jidishe jutspe, sino estupidez. Por eso no creo que vengan a entrenarse aquí, solo a relajarse de la guerra cometiendo una huevada tras otra.

Dicen que han comprado tierras con palos blancos.

Chile también es un país de huevones a la vela. Piñera aparece agradeciendo a Tomkins porque nos regala tierras para parque nacional que nos pertenecen. Son las de menos aguas, porque aquellas con glaciares, nones.

El nuevo gabinete se ve bien, no muy fuerte, con un canciller amigo de USA lo cual es bueno para este gobierno, algunos experimentados, otros no tanto, mucho curriculum, bien Baratini pero otros sin que yo vea cercanía con la gente. Veamos cuánto duran en sus cargos. Lo bueno de Heraldo es que a propósito de lo que escribo más adelante, gracias a él llegue a Dante Caputo y a Alfonsín en los ochenta. Es colocolino y jugaba futbol hasta hace poco.

Curiosamente, dos ministras de Bachelet en sus respectivos periodos, estudiaron el Saint Gabriel's School de Santiago, colegio de clase media pura: Ingrid Antonijevic y Helia Molina Millman.

La primera ex propietaria de Sal Lobos, duró poco en el cargo, su hermana Ilona, compañera de curso, era una adolescente rellenita, matea a morir y muy coqueta.

Helia tuvo en su madre, la señora Rosa Millman, allendista a morir, autora de los días de un supermomio, Alejandro Darío Molina, Adamol, periodista deportivo con hijo diputado de derecha, la profesora eterna de física y matemáticas del colegio.

Como la señora Rosa era una fiera, seguro que escuchó las pestes que proferían sus compañeros sobre la "vieja" de matemáticas. Doña Rosa se fumaba diez puchos por clase y en el aula misma. Gritaba como desaforada: "Este curso no camina". Yo que era un negado en sus asignaturas cuando me saqué un tres, lo redujo a uno pues sabía que era incapaz de mejor nota que esa y si la obtuve, fue por acertar no por conclusión o conocimiento.

Pero la señora era ludópata y a fines de años hacia clases particulares en los que naturalmente participaba y con eso salvé con cuatro en una oportunidad el examen final. Era tal mi ignorancia que cuando llamaba al pizarrón me omitía para evitarnos un mal rato.

La noche previa a las jornadas de alguno de sus ramos, no dormía, es decir, por lo menos cuatro desvelos a la semana estaban fichados por seguro.

Compañero de curso era Leo van Klaveren, cuyo hermano de Alberto compartía sala con Helia, un año más atrás. Al hombre agente de La Haya, hijo de judíos holandeses, le dio la casualidad que el fallo se haya sentenciado en el país de sus ancestros y de Ana Frank. Millman por su parte era hebreo ruso.

Para Heraldo Muñoz trabajé entre los años 2001 y 2004 como asesor de comunicaciones desde la casa. Todo iba bien hasta que un día, el colocolino de corazón, reveló ante Enrique Correa una primera fuente mía y eso es pecado mortal cuando hay estrategias de por medio. También se enojó por mis bromas hacia su amistad con la virgen negra de entonces 50 años, su amiga y compañera de estudios, secretaria de Estado norteamericano, Condolezza Rice, y la definición de mujer fría en la política y ardiente en el amor pese a que se decía que era virgen.

James Theberge ex embajador de USA en Chile en un almuerzo en Washington me confidenció que en tiempos de dictadura, Heraldo fue puente del departamento de Estado con la oposición chilena, lo cual no tiene nada de malo considerando que Estados Unidos a esas alturas quería la salida pronta de Pinochet.

Colocolino apasionado, le llamé la atención un día por decir en televisión que cuando él salía de casa, a esa hora llegaba Paloma, su hija única, DJ, que tuvo con Pamela Quick, su esposa norteamericana.

Jorge Burgos andaba bien huacho a comienzos de la década en un inter reino sin cargo. Le acompañé a varios café en el Tavelli del Drugstore en Providencia, compró algunos de mis terribles libros y en castigo más encima se los autografiaba. Lo veo sincero, sin dobleces.

Nicolás Eyzaguirre pagó el pato con la historia de mi gordi cuya autoria reconozco. El la copió y le llovieron los palos hasta que el vespertino La Segunda aclaró el impasse y me convertí en El Insolente.

Cúlmino con la guinda de la torta, la doctora. El primer impasse surge en el programa "El termómetro" entonces animado por Iván Núñez en Chilevisión en el cual fui panelista un año y luego invitado ocasional. En esa calidad, critiqué a la entonces candidata de no asumir, en cambio los negó, sus vínculos pasados con el Frente Patriótico si había sido pareja de un frentista (Vujkovic -Alex creo era su nombre-, pésimo delantero del antiguo equipo del estadio Yugoeslavo, ahora Croata).

Sugerí que en vez de negar, Bachelet debió haber dicho: "Sucedió hace veinte años, qué mas da". Di por ejemplo mis vínculos con el PC, dado que mi primera esposa era digna militante del PC.

Luego vino lo de mi gordi y finalmente cuando difundí que CNN la siguió en Nueva York en gira electoral para reunirse con amigos del millonario progresista George Soros. En eso, una mañana ingresa por un largo rato a un edificio donde funcionaba un centro médico especialista en temas vasculares.

Esto, poco después de un problema de esa índole que tuvo y preocupó seriamente a su entorno familiar y político. Bachelet detestaba que aludieran este problema de salud que no pasó a mayores pues podía ser utilizado para descalificarla como candidata. De esta manera, sumé Pinochet, Aylwin, los últimos tres años de Lagos y todos los de Bachelet a mi largo talento para indisponerme con jefes de Estado, en épocas cuando mis escritos pesaban algo más que ahora.

Los subsecretarios en general, no me dicen nada salvo que hay un operador que da miedo, otros conocidos como el chuncho Riveros muy correcto, Galilea un intendente mahoma, bueno para mandar el guanaco. Con esta paranoia de La Haya en ciernes, rescato a un cierto tipo de operador político de fuste: Anselmo Sule Candia, nieto de croatas.

Hace un par de días el obeso Alan García, ex presidente del Perú, hizo algunas declaraciones asumidas aquí como anti chilenas.

Ahora, corresponde meditar también, ¿A quien perjudica tanto este recorte de mar? Aparte del orgullo nacionalista, el amor propio, hiere por encima de todo a los Angelini y propietarios de las grandes pesqueras. Se verán obligadas a nuevas alianzas, con capitales peruanos esta vez, lo cual rebota inevitablemente en la necesidad de compartir ganancias, recibir un poco menos. Eso duele mucho en aquellos que constituyen la familia dueña del 80 por ciento de la larga y angosta faja.

El fallo fue un hibrido que dejo gusto a victoria y derrota por ambos lados pero nos circuncidaron igual. Chile llora la derrota como celebró una mediación, como la Pontificia que hace varios lustros nos benefició en el extremo sur.

Hay que leer Getting away with murder, de Heraldo Muñoz. Una libro escrito sobre la muerte de Benhazir Bhutto, la ex jefe de estado pakistaní asesinada en el 2007.Dicen que es una buena investigación. Ojalá la traduzcan al español pese a las intenciones mineras de Chile de invertir en Pakistán donde pusieron puras trabas para que Heraldo diera con la verdad.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook