Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Febrero de 2014


¿DONDE JUGABAN AL DUDO MARIA GRAHAM, O'HIGGINS Y LORD COCHRANE?

- ¿Por qué en la Ladrona de libros los alemanes hablan inglés germanizado?
- El film desconocido de las Striptiseras de Valeria Sarmiento.
- ¿Se atreverá The Clinic con Bachicosas? y el cine con "llena mis hoyos" de Nymphomaniac de Triers?



La película "La ladrona de libros", inspirada en la novela de Markus Zusak puede entretener y conmover. Mientras la veía, no pude alejar de mi mente a Philip Seymour Hoffman a quien jamás hubiera identificado como adicto a la heroína y tan atormentado y en Woody Allen, cuya perversidad ya adiviné en la relación del siquiatra con una oveja en "Todo lo que quería saber de sexo y nunca se atrevió a preguntar". Imaginarse ciertas cosas ya es un paso para concretarlas.

Brian Percival en este film que debe de haber sido carísimo en su realización, aparte de la sobreactuación de algunos de sus personajes, incurre en algo vomitivo y de antaño: ¿Cuál es el afán de que los alemanes hablen inglés con acento alemán si la trama y los personajes son alemanes? Eso de hablar el inglés como germano es ridículo. A veces en las versiones dobladas, repiten el error y escuchamos el español tratado como que emanase de un emigrado alemán.

Pensé que era algo del pasado, borrado de la cinematografía.

El Geoffrey Rush es un alemán bueno "aber bloed" (ahueonado), Emily Watson una vieja frígida, malas pulgas pero buena persona en el fondo y de la niña Nélissse, nada que decir solo que me la imaginaba como hija adoptiva de Woody Allen. No es chiste.

Un final demasiado feliz en este relato hecho en primera persona por la muerte misma.

Mi madre en los años 30, escribía en gótico y en los colegios enseñaban a escribir en gótico pero la escritura que leemos en la ladrona de libros es la actual, o sea existe un desfase. La esposa del alcalde nazi parece procedente de Barbados y no del pueblo cuya calle se llama Himmel (Cielo).

Nada de esto influyó en la victoria del hinchapelotas de Mourinho sobre el momio cuprum de Pellegrini.

La doctora en lo que va de recorrido en las designaciones, aparte de la gaffe Peirano y del Intendente de Tarapacá, el subsecretario de Transportes, en Agricultura, a la otra que le tocan el poto pero no sabe quién fue… sorprende y deja con los crespos hechos a los frescolines que calentaban asientos y pedían prestados cuadros para sus oficinas a los pintores de moda. Lo malo es que llevaba mas caídas en un mes que Piñera en su momento. ¿Se atreverá el Clinic con Bachicosas?

Recuerdo que Rodolfo Opazo me pidió que retirara un óleo suyo de la oficina de campaña de Patricio Aylwin y yo lo retuve más de la cuenta. Considerando que Rodolfo tenía tantos, pensé que iba a olvidar el que cedió en calidad de préstamo. Pero niente, tuve que devolverlo. Yo tuve uno de esos Opazo con un cuerpo con una caja de cabeza. Malos tiempos o vientos, obligaron a venderlo hace dos lustros.

Luis Alarcón creará el festival de cine de Tierra del Fuego gracias al apoyo del Intendente por un mes más, Claudio Radonich. Veo a los perlas subiendo por calle Roca, seguramente venían del Sotitos. Es un festival que hará uso de una sala de cine de película, valga la redundancia, que está en Cerro Sombrero y luego continuará por Salas, si es que pueden denominarse de esa manera, por todo el territorio del sur magallánico.

Por la tarde pasa por el teatro y conversamos largamente y por fin concretamos un proyecto teatral.

Dice que le hubiese gustado estar en "La luz del frente", una de las últimas de Ruiz y admira la actividad intensa de Valeria Sarmiento. En calle Huelén, en el barrio Providencia de Santiago, Valeria mantiene el departamento de doña Olga y de don Tito padres fallecidos del también fallecido cineasta. Dice Lucho que recientemente se colocó una placa recordatoria en su honor.

La última vez que almorcé con Raúl, Valeria y doña Olga comimos una corvina deliciosa.

Valeria antes del 11 y pocos lo saben hizo una película sobre estriptiseras Un sueño como de colores, y asumió ante Jacqueline Muescar que no fue muy alabado, "porque no se entendió mucho que yo hiciera una película sobre las bailarinas del Bim-Bam-Bum cuando había tantas cosas importantes que hacer y cuando todos los cineastas estaban volcados haciendo films sobre el proceso político. Lo cierto es que yo tenía un móvil claro: hacer algo sobre la condición de la mujer".

De María Graham hizo una película para la televisión "Diario de mi residencia en Chile" donde se involucra con Lord Cochrane en calidad de amante y Bernardo O'Higgins como amigo. ¿Dónde iban a jugar al dudo?

Abel Lizama llegó a Illapel, fabuloso.

Lamento la quiebra de la original Feria del Disco, pero los tablets, los MP3, los Netflix, el Youtube han hecho de las suyas. Ojalá no ocurra lo mismo con la prensa escrita.

Dicen que es fuera de serie, dura cinco horas; ojalá llegue a Chile pronto y mi conracial no niegue su distribución por el continente latino porque Triers dijo que simpatizaba con Hitler bajo efecto de sus sicotrópicos cuando presentó "Melancholia". "Ninfomania", la hermana de la anorgasmia, mereció excelente critica en El país con el título de "Llena todos mis agujeros". Si no la ve en cine, piratéela o bájela como pueda con Chaerlotte Gainsburg, Stellan Skarsgard, ambos de "Melancholia", Uma Thurman. Casi cuenta con Nicole Kidman pero esta se achaplinó por la fuerza de las escenas.

Leo en El Mundo: "Llena todos mis agujeros" es la penúltima frase del final de Nymphomaniac, la última película de Lars Von Trier. Del final de la primera parte, ya que la segunda no se estrenará en los cines de algunos países hasta marzo. La versión completa, sin cortes, de cinco horas de duración, se exhibirá este mes en el Festival de Berlín. Joe, la protagonista, es la primera vez que practica el sexo con amor. Cuando iniciaba su búsqueda (¿En busca de qué?), comenzando una serie ininterrumpida de relaciones sexuales con hombres variados y aparentemente aleatorios - en el tren, en la oficina de ella, en la de ellos, en el hospital donde su padre muere, en cualquier lugar, hasta en la cama -, su mejor amiga le susurró: "El amor es el ingrediente secreto del sexo". Joe no cree en esa frase, desprecia el amor. Joe y sus amigas son guerrilleras del amor, está prohibido follar con el mismo hombre más de una vez. Pero, en algún punto de su búsqueda incansable, ama. Y, al hacer sexo con el hombre que ama, Joe le pide: "Llena todos mis agujeros".

"Nymphomaniac" es una película delicada, de extrema belleza, sobre la sexualidad femenina. ¿Qué busca Joe, al dejarse penetrar por tantos penes diferentes? Más que dejarse dominar, cree dominarlos. Pollas de todos los colores, formatos y tamaños son objetos que hacen lo que ella quiere cuando están dentro de ella. Hacen lo que ella quiere, incluso cuando permite que le hagan lo que quieren. Indiferente, las maneja, las traga y las escupe. Durante casi dos horas de película, la vemos moverse con muchos miembros en su interior, pero moverse de una manera mecánica.

Joe no es ninfómana. Joe es cada una de nosotras. Lars Von Trier nos dio una bella oportunidad para pensar sobre el misterio de la sexualidad femenina. Si tenemos el coraje de entregarnos a la experiencia del cine. Al encuentro. Y si aguantamos el vacío, sin confundirlo con el tedio.

"Melancholia" no ingresó al mercado comercial del continente porque su distribuidor era judío y al estrenarse en Cannes otro judío, von Thiers, dijo que simpatizaba con Hitler. Ojalá no predomine este criterio que es similar a los de algunos israelíes que detestan la música de Wagner cuando en realidad deberían odiar al compositor.

Terminé "Suite francesa" de Irene Nemirovsky, judia renegada que terminó sus días en Auschwitz porque lionesa cara y es enorme y ella pensó que por ser bautizada se iba a salvar del genocidio. Simultáneamente leyendo los Cuentos Completos aun cuando me falta mucho de Benedetti, le di el bajo faltan varios. Ahora incorporo el policial de Isabel Allende que no soporto en sus íntimos cinco libros y me quedo con sus novelas La Casa de los Espíritus y de Amores y sombras.

Viva Hernán Rivera Letelier.

Abajo el subsecretario que le tocó el poto a una señora en el metro.

¿Imaginan un pololeo de Jackie van con Alejandro Navarro?

Imaginaban el de Ximena con el señor Oliva.

¿Era posible que el doctor Rossi con Rincón, Toha y luego modelos y actrices? Todo es posible en medicina.

El cine con la invasión televisiva debió innovar y en consecuencia para que la gente se sintiera como en casa, instaló butacas como clase ejecutiva de los aviones y ya en los años ochenta en los Estados Unidos, la recaudación por consumo de bebidas y comestibles superaba al ingreso por caja de la venta de entradas.

Quienes aman el cine al desnudo, tienen la única opción de acudir a las salas de cine arte, donde con suerte se puede mascar un caramelo.

El público se ha habituado los Crunch Crunch durante las funciones y en medio del suspenso, es habitual oír el ruido de la mano que penetra en la caja de pop corn en busca de este alpiste humano. Asimismo como algunos roteques chupan de la paja el fondo del envase plástico emitiendo un ruido espantoso.

Pero el teatro, aunque ustedes no lo crean, invita a un ambiente distinto. En los más finos, y ojala nuestro Teatro Municipal de Punta Arenas, bello, frágil, un caballo de Troya, o sea de arquitectura casi hueca en su interior, la tenga pronto, existe incluso una cafetería donde expenden café, emparedados envasados, pastelería fina e incluso mini botellas de espumante, pero todo se consume en el lugar de venta, a nadie se le ocurriría llevar uno de esos productos a la sala.

La primera sorpresa vivenciada en Punta Arenas fue apreciar como el jefe de un servicio público ingresaba al foyer del teatro chupando un helado. Luego, a mucha gente, con cajas de jugo de litro, grandes paquetes de papas fritas y alimentos en general.

Y todo para espectáculo cuyo promedio es de noventa minutos. No estamos refiriéndolos al Kabuki o al No que pueden durar hasta ocho horas.

Como si esto fuera poco, al intento de requisar la mercadería, hay reclamos. Para el colmo, en el mejor de los casos tiran los envases y papeles al suelo y en el peor, a los WC que aparte de los problemas de deficiente instalación sanitaria, se tapan constantemente.

Conciudadanas y conciudadanos, hasta toallas sanitarias han sido arrojadas a la taza, en vez de utilizar el basurero.

La gula nuestra de cada día, el mal consuetudinario de Magallanes se apoderó del teatro. Y hago extensivo este llamado de atención a los usuarios de los otros salones, sean de danza o de música, a quienes los esperan apostados en las escaleras o en el lobby que dejan huellas de comida al paso.

¿Qué hacer? Algunas personas conscientes de estar sujetas a observación, apelan a la mochila donde esconden el picnic.

No reclama el vecino que escucha el yantar, todo el mundo se hace el cucho y el infractor, no contento con llevarse los envases vacíos en la misma mochila del contrabando, se mofa de las normas, arrojándolos al piso.

Finalmente, cuando ya ha costado un mundo la obediencia el que apaguen sus celulares, emanan de la nada aparatos de mensajes que irradian un haz de luz potente que molesta al entorno, pero nadie objeta si no existe un Sernac a mano. Como desgraciadamente los espectáculos en su mayoría son gratuitos, muchos creen que no están en sus derechos de exigir el mínimo de decencia en el entorno.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook