Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Enero de 2013


DJANGO RECARGADO, GRANDE TARANTINO Y UNO A POTO PELADO EN LA PLATEA

- Claudia Urzúa, Darwin y los gorilas animales y humanos.
- El inesperado encuentro con Tatán Piñera.
- Sorprender a esposas de ministros en enaguas.
- Jennifer López, te aman por el dinero y las charchas.



O te gusta o no te gusta Tarantino, pero las casi tres horas de Django se me hicieron breves; Samuel Jackson irreconocible y fabuloso, di Caprio, sensacional, la música para morirse porque nada que ver con los tiempos igual que el lujo europeo en Missisipi y el farwest esclavista. Mucha sangre y violencia pero no cansa porque el humor esta siempre detrás de la muerte. Quintin como Hitchcock tiene nuevamente una breve aparición en el film que dirige.

Ocurre que de vez en cuando suelto un poco el cinturón en el cine. Terminan los créditos, las luces se encienden de apoco, me pongo de pie y los pantalones se deslizan ala altura del os tobillos. Quedo en calzoncillos que por suerte eran boxers. ¿Cuántos se dieron cuenta de los cinco segundos de exposición? Espero que pocos por la impresión vigente de esta producción. Compre o baje el CD con la banda sonora.

El rol de Jackson del mayordomo negro que tiraniza al propio amo blanco, di Caprio, y peor aun, a los de su propia raza, se da en las sociedades rurales donde a menudo el capataz que conoce desde chico al amo, llamémoslo así, lo mandurronea a su completo gusto y le da consejos.

Ese lunes por la mañana post vacaciones comenzó zamarreado pues anunciaron aterrizaje de Piñera rumbo a la Antártica. Que iba a visitar el teatro por la tarde. En los días previos murieron cuarenta perros, todos envenenados. Unos lo atribuyeron a las palabras del obispo, mordido por un can, que llamaba a sacar de la vista pública a los quiltros -en términos pinochetistas, matarlos-, y otro a la llegada del Presidente para que no viera la ciudad y los perros al estilo Vargas Llosa.

En el teatro nos apuramos con el aseo, me puse corbata y por la mañana recibimos al Gope, por la tarde parte de la comitiva y en el atardecer a todo sol, la visita de Piñera. Como siempre me puse nervioso recapacitando, dándole vueltas a que pesadez le había lanzado recientemente y si esta llegó a sus oídos desde tan lejos., Me ha ocurrido antes así que no era una especie de hipocondría histérica, cosa que de paso no me cuesta mucho especialmente si estoy embalado de Bryce Echenique y su Amigdalitis de Tarzán.

Entonces así es la vida, porque cuando uno cree que volvió de la capital se perdió el teatro a mil y películas además, ocurre que tiene la sorpresita de una visita presidencial con comitiva pero media priveque pero nunca tanto como para que no se fijen en uno en tiempos en que los momios son casi de izquierda y viceversa.

En resumen, Tatan vino, me saludó con la sonrisa justa media fría para ser sinceros, nos paseamos por la sala, los palcos, hizo muchas preguntas, el alcalde le entregó una carta y todo normal al interior. En su afán de hacer recorrido a pié en una cuadra que separa el Museo Regional del Teatro, se expuso a gritos ataques y otras situaciones, de paso algunos detenidos.

De haber realizado el trayecto en auto, no hubiese sido noticia nacional.

Como en enero del 2012 me pidieron de La Moneda que remitirá el original no editado de "Historias que ahora se pueden contar", imaginé que algo pudo caerle ácido en la alusión del viaje de Cecilia Morel a París, para ventilarse un poco del aceleramiento de Piñera. Pero no, la sequedad del saludo dio a comprender que ni ahí conmigo pero no para tanto.

El Presidente le dio carácter de obra del bicentenario al teatro pero la verdad es que siendo municipal, la iniciativa nace en gobierno de la concertación.

Al día siguiente La Prensa Austral publicaba la foto en portada del Presidente, del Alcalde, de Paulo Gálvez y el suscrito, despertando burlas y suspicacias. Nadie se atornilla a un gobierno en las postrimerías, pero eso lo entienden pocos.

Todo esto, los perros son noticia pero las imágenes en la catedral del fin del mundo con tipos de pie sobre el altar como si fuese un banquillo, gritos, puteadas y los mal hablados que siempre le echan mas porquería al fuego agregan piticlines y copete, bueno eso fue espectacular para bien como show, para mal ante los ojos del Señor.

La otra dama dale con agendarme en simultánea actividades en el teatro y debo reforzar la dosis de clonazepan.

Al día siguiente de su nombramiento de Ministro del Interior, fuimos con Enrique Aracena a la casa de Hernán del Canto para reportear la primera jornada del secretario de estado. Fue imprevisto. Nos abrió su señora, sorprendida por la visita y estaba en camisa de dormir. La foto fue muy comentada.

Muchos años mas tarde le hicieron la misma a Tony Blair en Inglaterra; a la mañana siguiente después de haber jurado por la tarde, ingenuamente la señora abrió la puerta y estaba la prensa con un ramo de flores. Ella en camisa de dormir. La diferencia es que nosotros fuimos unos rotos: no llevamos flores.

Cuando visitó nuestra tierra Sarah, la tataranieta de Charles Darwin, sostuvo una breve conversación con LPA. De paso manifestó que su objetivo final eran las islas Galápagos, Ecuador, donde aún existen tomates no invadidos. La realidad es que, salvo en ese lugar y quizás en algún valle tibetano, esta verdura tiene sus semillas maniatadas a Monsanto u otra transnacional.

Charles Darwin vino a esta región por primera vez en 1834. Y lo que fueron estas visitas a Chile, están entretenidamente relatadas en Charles Darwin, de Claudia Urzúa, periodista y su especialidad es la investigación. Fruto privilegiado, es "Chile en los ojos de Darwin", ediciones B.

El antepasado de Sarah, luego de recorrer nuestro país, también enfiló hacia estas islas ecuatorianas y recogió bastante material para su peculio científico.

Si no hubiese sido pituco o hubiera nacido 300 años antes, lo habrían llevado a la pira por hereje. Si bien es cierto que aquello del hombre descendiente del mono, cuando uno ve a millones de seres con presillas y uniforme, puede calzar de alguna forma. Gorilas más, gorilas menos, en muchos de los casos, lo de Darwin fue asertivo. Me refiero a esos gorilas de las S.S. o del Ejército Rojo, no a los nobles y valientes que jamás harían daño al prójimo.

Pero Alfred Russel Wallace otro estudios del tema de la época, coincidió con Darwin sobre nuestros orígenes y esto molestó a la iglesia especialmente, y lo hubiese hecho mas en estos días si descendiéramos de los canes que tanto irritan al obispo Bastres y a algunos funcionarios de Sernatur, que dicen, acumularon el veneno a raíz de los reclamos de los turistas de cruceros. Pero ojo, PDI debería de investigar quien proveyó tanto veneno para asesinar una cantidad enorme de perros. Bastres debe de estar bastante confuso entre las predicciones mayas, no olviden que sugirió testar a favor de la iglesia a quienes se fueran con la antigua era. Y la espantosa invasión canina.

Pero Claudia nos aporta una visión novelada de parte de la existencia del señor de Inglaterra, algo racista, algo prejuiciado pero de una entrega de enorme importancia para la ciencia.

La semi novela incluye pasajes curiosos como lo es el relato de Darwin de la reinserción de los tres patagones a su medio después de haber sido llevados como algo estrafalario a Europa donde permanecieron largo y sufrido tiempo. Y lo mucho, por ejemplo, que le preocupa al reverendo anglicano Matthews la virginidad de la aborigen del grupito, Fueguia.

Darwin fue testigo de cómo se elevó tres metros la isla Santa María en el Golfo de Arauco, fenómeno casi repetido doscientos años después, con la diferencia que la isla se partió en dos en un fatídico 27 de febrero alias la mochila de Bachelet.

Pero lo más interesante que a mi juicio subraya Claudia es que ya entonces, el tripulante del Beagle, detectó el maltrato del patrón hacia el obrero. Se asombra que el único alimento en semana corrida de trabajo, es la porotada con pan, una condición de semi esclavitud casi comparable en tiempos actuales a algunas cajeras de supermercado obligadas a usar pañales para no acudir al baño durante sus eternos turnos.

El inglés comenta que los hombres se ven pálidos (en Yaquil), deben transportar noventa kilos de piedras sobre las espaldas. Le inquieta el aspecto de los mineros y le pregunta al empresario de apellido Nixon si están sanos.

En la vida campestre también queda impresionado por las condiciones de vida del trabajador agrícola.

Claudia relata con entretenida minuciosidad la vida de a bordo, los problemas de todo tipo de Robert Fitzroy (fitz en Irlanda significa "hijo de"), las escalas de la nave en los puertos del cono sur y las excursiones de Darwin. Asimismo, un anecdótico encuentro con la competencia francesa, Claudio Gay.

Narra Claudia que para muchos chilenos la presencia de los científicos eran meros actos de espionaje de Gran Bretaña y Francia, lo cual comparto en cierto modo porque entre escudriñar metales, piedras y fósiles, demás se puede echar una miradita al costado y hacerse de unos islotes como las Falkland-Malvinas.

En las minas de oro de Yaquil, en San Fernando, sexta región de hoy, Darwin es informado que para evitar el robo, si un capataz encuentra un pedazo de metal entre las ropas de un obrero, se le descuenta del salario a toda la cuadrilla. El sistema fomenta que los mineros se vigilen entre ellos y se delaten si es necesario.

Escribe la autora: Darwin se pregunta ¿Por qué siendo las tierras tan fértiles no todos sus habitantes son ricos? Cuestión vigente hasta el día de hoy.

El investigador siente que la mayoría de los chilenos son simples vasallos o simplemente los tratan como vasallos, reflexiona.

Para farandulizar un poco el epílogo de esta página les cuento que el actor Skandar Keynes (Edmund en las películas Las Crónicas de Narnia) es tatara-tatara-tatara nieto de Charles Darwin, pero esto no viene al caso con el recomendable libro de Claudia Urzúa.

Entonces Sanpaoli se las esta sacando bien aun cuando lo pifian a la primera.

Habrá que ver con rivales más serios.

Jorge Valdivia no tiene remedio.

Ese libro La amigdalitis de Tarzán no me permite iniciar otro y se esta poniendo latero de tanta carta entre el Manuel Carpio y la Fernanda Tuya y Mía. Tengo a Ostornol y Bioy Casares en lista de espera.

¡Qué tanta pasión la de Jorge Babarovic por Carla Guelfenbein!, nuestra Susan Sontag anoréxica chilena.

Jennifer López pregunta porqué su pololo Casper Smart llamado toy boy, o sea muñeca de juguete, tírame y desaparece hasta que te llame, no se buscó una novia más joven: porque tú eres más rica, lesa.

En estos días llegan por primera vez todos mis hijos mayores a Punta Arenas, emoción, emoción, quizás sea la primera y última de verlos reunidos aquí.



Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook