Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Abril de 2013


LULI SI SE APURA, MINISTRA DE HACIENDA DE BACHI

- Que les dije, Hernancito Calderón pasara regias bonasera con Matilde que podría ser demandada por abuso de menores.

- Como se están atornillando los viudos de la doctora.

- Que Cristina K es terca y el viejo tuerto, ¿Qué le vamos a hacer? USA manda aviones para evitar guerra argentino uruguaya.

- La proporción del maní masculino, tema central de la farándula chilena.



Luli anuncia que estudiara Ingenería Comercial luego de culminar la enseñanza media. Si se apura, a lo señora Reginatto de Viña, puede hacer todo en un año y convertirse en flamante Ministra de Hacienda de Michelle Bachelet.

Por suerte la candidata madre puso gente nueva o por lo menos poco gastada en su comando, Felicito a Javiera Parada, experiencia tiene harta en cultura. Buena gestora. Bravo. Hay algunos ex segundos pisos, estará la Jupi y aprecio que la doctora usa el estilo Thatcher de no coments, o hacerse la sorda.

La rubia de Ferrari deslumbró en la presentación del equipo.

Vislumbro a miles tomando contacto con estos del comando para comenzar la operación atornillarse. Mucho tuiteo, muchos recuerdos del pasado que se habían olvidado y el volveremos se escuchara.

Pero no hay que cantar victoria. Ni Chile, ni la madre doctora ni nada es igual que antes. Como cantaban los Quilapayún decentes, es Chile un país muy largo mil cosas pueden pasar.

Hernancito Calderón a quien definí hace algunos meses como una bomba en potencia dejo de pololear con la chica que le corresponde a un niño de su edad y enganchó, si mal no leí, con una ex de Roberto Dueñas. No imagino al niño con una ex novia del dinosaurio, Matilde Bonasera. Buenas noches tendrá el crío porque con una niña con ese apellido, imposible pasar una mala sera. Ojo, por la edad de la criatura, el púber me refiero, quizás la señorita estaría abusando de un menor. Bueno, la virginidad bien perdida, vale la pena. La pobre Josefina Condell, Lolita chica, polola hasta ahora del infiel Calderón, sufre. Vean fotos del manso cuero de la Bonasera y comprobará que el chico veré estrellas, que no se arrebate.

Al veterano José Mujica se le salieron una expresiones off the record y lo quieren zurcir. Además no dijo mentira alguna; además de terca, es fea y poco limpio el origen de la fortuna. Que el suizo de madre chilena era irreverente, impuntual y medio tuerto, verdad también. Estados Unidos envía tropas y aviones para evitar la guerra.

Rara vez reproduzco una aclaración tan extensa, pero Juan Ibáñez me remite una que además es muy amena aclarando puntos importantes de la penúltima columna.

Tu cariñoso y generoso artículo replicado varios medios, que inicialmente apareciera en "El Sofá" de la Prensa Austral de Punta Arenas, aunque en general "achunta" a que yo era malo, para pichanguear ( y lo sigo siendo), amerita algunas precisiones.

1. En realidad, yo nunca jugué pichanga en Villa Grimaldi (en Avda. Tobalaba con José Arrieta) . No era el lugar adecuado. A ese recinto solo se llegaba para ser torturado. A los presos nos "subían" desde "Tres" o "Cuatro Álamos" (Departamental con Avda. Vicuña Mackenna) tanto a los incomunicados , que fue siempre mi calidad para ser interrogados y torturados. Como Marcia Scantlebury, Héctor Cuevas, Cristian Mallol, Humberto Menanteaux, Hernán González, José Carrasco y otros presos. Al ser regresados a Tres o Cuatro Álamos y de acuerdo a nuestro estado de recuperación de llagas y hematomas, nos permitían salir a pichanguear, algunas veces, a un terreno trasero de este recinto. Pero nunca ello ocurrió en Villa Grimaldi. En ese lugar creo Marcia admiró mis destrezas.

2. En aquellos años y durante el gobierno del Dr. Allende, Matts Holmberg, el querido periodista sueco que me dejó un auto Volkswagen era corresponsal para América Latina de Expressen. Posteriormente lo sería del Dagens Nyheter. (Diario que, a la fecha, tiene 150 años de antigüedad, ambos del mismo grupo editor). El Volkswagen, después del golpe, con patente de Nueva York, fue utilizado para muchas misiones de ayuda a los perseguidos políticos.

3. La rústica y boscosa parcela entre Los Andes y Portillo, que tu mencionas, era en los '70 y es, hasta la actualidad, de un hermano mío. Los sacerdotes holandeses de la orden católica devoniana de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús, fundadores del Colegio San Juan Evangelista, sí "amoblaron" la cabaña con numerosas camas y otros muy útiles muebles para esos días de persecución. como tú bien lo advertiste. El heroico Padre Arnoldo van der Meer, el Padre Pedro, el Padre Enrique y ese pequeño grupo, del que formé parte en calidad de "enlace diplomático", alcanzó a salvar, rescatar de las manos de la represión y asilar en las embajadas de Colombia, Venezuela, Suecia y Dinamarca, principalmente, a más dedos centenares de persegiuidos.Creo que al igual que otros grupos de improvisados "rescatistas" de los perseguidos. Estos nobles sacerdotes, al igual que una veintena de otros grupos, vinculados a las iglesias católicas, evangélicas y protestantes, merecen quizás, a 40 años de la tragedia del '73, un homenaje. Cuando el Padre Arnoldo falleció, hace unos pocos años, exceptuando el artículo que escribí para El Siglo en su homenaje, ninguno de aquellos que él asiló concurrió a su sepelio.

4. The last but not the least. En 1983, siendo yo consejero nacional del Colegio de Periodistas de Chile, fui invitado por el Senador Eleazar Díaz Rangel (actual director del diario Las Ultimas Noticias de Caracas), en representación éste, del Senado de la República de Venezuela, a participar en un Seminario sobre la libertad de expresión en América. Este acto se realizaría, en homenaje al bicentenario del natalicio del Libertador Simón Bolívar. Y quien suscribe esta nota, expondría sobre el proceso chileno, desde la edición de la "Aurora de Chile" hasta ese período de los '80, de la historia de nuestro país.
Expuse, por ello, en el Ateneo de Caracas un día de la tercera semana de Julio de 1983.

Como contaba yo con muy pocos días de permiso en el medio en que trabaja en Chile, programé mi rápido retiro y, un pequeño grupo de cuatro o cinco amigos exiliados en Caracas me pidió que trajera a Chile, para entregar a familiares, hermanos, madres, esposas o hijos, pequeñas cantidades de dólares (200, 300 y no más de 500 dólares, cada uno).

En el mismo aeropuerto y antes de entregarme los dólares, cerraron los sobres y los guardé en el equipaje de cabina. Unas horas después, al llegar a Pudahuel y pasar por aduana, constaté que la maleta que contenía mis libros, documentos y los 4 o 5 sobres encargados por mis amigos, había sido forzada. Reclamé a la Aduana chilena y ellos me señalaron que el descerrajamiento se había producido en Maiquetía, Caracas. De nada sirvieron las quejas y reclamos. Nada apareció. No fue una maleta con el oro de Moscú. Fueron simples 4 o 5 sobres.

Obviamente que un día después, al llegar a mi oficina, ya estaban esperándome los familiares que debían recibir los dineros contenidos en los sobres, enviados por sus familiares. Les expliqué la situación del robo y tuve que pactar con ellos formulas de pago mensuales, que cumplí con esfuerzo y ahorro, hasta haber entregado la totalidad de "los encargos", Por tu nota del "Sofá" me impongo este 2013, que "yo habría sido portador de una maleta, llena de dólares, la que habría sido extraviada". Incorrecto pues André.

Nada más fácil y sencillo que realizar un giro o varios, de dólares o rublos, o marcos, para ser retirados, cobrados o depositados en bancos. Además, para trasladar maletas con dólares, en esos años, había suficientes chilenos que circulaban con pasaporte diplomático o como funcionarios internacionales. Hay que recordar que hace casi 30 años, la paranoia permitía, por el solo hecho de chapurrear un poco de inglés, francés, alemán u otro idioma occidental, acusar de agente de la CIA, MI6, BND, DST u otras similares.

Este, tu amigo, ayer como hoy, viaja con cédula de identidad o con un pasaporte corriente, sin inmunidad de ninguna clase y principalmente, cuidando de no perder maletas cargadas de dólares.
Un gran abrazo.
Juan.

En este día domingo, donde los café no abundan porque están con sus puertas cerradas, los contertulios lamentarán también tiempos de pasado cercano cuando entre sorbo y sorbo, existía la aspirada profunda y demoledora de arterias, pulmones y entorno.

Por ejemplo en el ex Lomitt s, los fumadores, la célebre mesa de los socialistas "viciosos del tabaco", estaba arrinconada en la parte posterior del local mientras que los "sanos", en la iluminada que da a la calle. Hoy el panorama es diferente, los fumadores apenas llegan copan las mesas de la entrada para estar ad portas de la libertad y darle como caja a su majestad el pucho.

El cahuín político y el que sea, está más a la vista que antes. Otro tema de café sin piticlín, ha sido el actuar de un ciudadano que hizo evocar a William Randolph Hearst y a Robert Murdoch -cosa curiosa ambos llegaron más allá de los noventa años-. Uno más maquiavélico que otro, en el caso de Hearst, fue el inspirador del film El ciudadano Kane, de Orson Welles y que trata de un magnate que controla medios y política para satisfacer su insaciabilidad de poder. Después de la afrenta, Welles jamás pudo obtener dinero para sus películas pues el film aludió a Hearst y su esposa borracha, Marion. Me llamó la atención queridos lectores, que dos propietarios de radio desconocieran la existencia de estos personajes mencionados.

Un amigo William confiesa que antes de la ley anti humo, se fumaba cuatro cigarrillos por sesión de café, con esto de salir a la calle, la redujo a dos. Otro contertulio enfatiza: "Un café en esas circunstancias era como un coitus interruptus".

Sin ir más lejos, a raíz de no poder fumar en público, veamos el lado positivo. Ahora, son menos las escapadas del personal de las oficinas, en cambio hacen su café en las cocinitas de la pega y los vendedores de tazones están pasando por un buen momento.

Todo esto, se veía venir, era previsible.

Lo que he adelantado en más de una oportunidad es que pronto el alcohol correrá por trochas similares. Si bien no se volverá a la ley seca de tomo y lomo en Chicago, cosa que a Michail Gorbachev le costó la pega en la antigua URSS, los impuestos que afectarán al copete convertirán a la bebida espirituosa en un lujo.

Se preguntan los economistas desde hace un buen tiempo a esta parte, es si los retornos por concepto de los altos impuestos aplicados al licor, alcanzan para financiar el derrame proveniente del alcoholismo. Los estados del mundo desembolsan tanto dinero en los curados, que a veces las cifras van a la roja en cuanto a lo recaudado por tributos.

En los países desarrollados, el alcoholismo camina por la vereda del trago fuerte, léase vodka. En los pretendientes de tigre, por el pipeño matinal más que por el pisco.

De todos modos, el precio del trago subirá a las nubes antes del fin de década; sin embargo respetarán los buenos mostos, léase el vino caro y bueno que acompaña las comidas y con el cual nadie se embriaga.

En consecuencia, si ahora tenemos una plazoleta de fumadores instalada en las puertas de restaurantes y cafeterías, aspirando cada pucho como si fuese la última gota de aire remanente en el universo, da como para pensar qué ocurrirá cuando tengamos las mesitas además sin ceniceros, solo con cositas para picar y casi cero de bebestible con graduación.

¿Aumentarán los gordos? Lo más probable. De hecho, como estoy físicamente muy lejos de mi querida primera esposa, les cuento que desde que dejó el cigarrillo suma a su humanidad tres kilos mensuales, o sea de aquí a fin de año pesará 84 kilos. Por favor no le remitan este ejemplar a la ex flaca Vega.

¿Imaginan a William Levet con cien kilos? Capaz que con ese tonelaje no pueda llevarlo a Europa para el próximo documental.

Pero bromas no aparte, pónganse a pensar en los transeúntes de toda la calle Bories con 30 por ciento más de peso que el actual, dentro de un año. Ahora, ya el espectáculo de la obesidad es monstruoso. Más perjudicados serán los colectiveros que con tamaños pasajeros, no podrán transportar más de tres por viaje.

Dejar de fumar siempre es oportuno, sin embargo mi amigo Recarte Soto, pese a dejar el vicio, sufrió las consecuencias de una adicción prolongada y lucha contra el cáncer con un vigor increíble. Conste que masticó chicle con gusto a nicotina durante diez años.

En fin, el humo con límites sumado al control estricto del copete, algunos estragos causarán, pero de todos modos, muchos beneficios. Aunque duela.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook