Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Septiembre de 2013


CALAFATE, ZOOLÓGICOS HUMANOS, VERGÜENZA AJENA Y PROPIA

- El hombre que murió el 11 por curagüilla y no por los bombardeos.
- También existen gays y lesbianas abusadoras de los hétero.
- Niñas de la noche también animan fondas en regiones.



Me dio vergüenza ajena ver Calafate, Zoológicos Humanos.

Un documental interesante más que bien realizado, pero que desnuda la hipocresía de antes y la sinverguenzura de ahora.

Hans Mulchi es el realizador de esta película dentro del marco de Miradoc, Premio del Público y mención especial del Jurado en el Fidocs del 2011.
En resumen trata de personas kawésqar, mapuche, tehuelche y selk'nam y fueron expuestas como salvajes, frente a un público que pagaba para verlos, y fotografiados en varias ciudades europeas. Su recorrido incluyó capitales como París, Londres, Bruselas, Berlín y Zurich.

El historiador Christian Báez, que investigó durante años este episodio junto al inglés Peter Mason, repitió el recorrido de los cautivos junto al director chileno Hans Mülchi. Ambos viajaron por seis países de Europa y, posteriormente, mostraron su descubrimiento a la comunidad kawésqar de Punta Arenas. Las dirigentes Celina LLan Llán y Haydeé Águila, incentivadas por los productores del film, comenzaron de inmediato a movilizarse para conseguir la restitución de los restos de sus antepasados desde Suiza.

Sobre el pasado lejano, nada que hacer. Los europeos actuaron en concomitancia con ciertas autoridades chilenas para llevarse como números circenses a los pobres habitantes de la Patagonia. Contrajeron enfermedades, fallecieron, un médico en Londres abrumado por la salud de algunos, dejó temporalmente su trabajo en el hospital para cuidarlos, en fin, las peripecias indescriptibles.

Lo cual no hace del documental una obra de arte, pero si, reitero, interesante.

Me dio vergüenza ajena la forma como tratan de excluir a Llan Llán y Águila de la delegación que debe ir a buscar los restos.

El gobierno que se hizo bastante el cucho hasta esa instancia, se cuelga del happening y en Pudahuel hay recibimiento de Bachelet, Viera Gallo y el Beau monde político como si los investigadores o interesados en devolver los restos, hubiesen sido ellos. Valga destacar que para que Hans pudiera hacer su película contó con Fondart y dineros de gobierno además de aquellos provenientes del Canal de la Universidad Católica de Chile. Subrayo que este documental es lo mas decente hecho por la estación en los últimos 40 años a favor de alguna minoría.

Pero la vergüenza de me viene en forma aguda es cuando el director de Conadi, de entonces, en un intercambio epistolar con la Universidad de Zurich, escribe y despacha por email una observación parecida a "Vaya que insisten estos pericos". El correo es leído en la Confederación Helvética y respondido si esa es la respuesta del gobierno chileno a la petición para que viajen las dos señoras.

Al final es la Universidad la que costea el pasaje. Horrible.

Pintoresco: que lleven los restos de los cinco kaweskar en unas cajas en bolsas de esas azul o celeste con blanco a cuadritos en las que habitualmente los pasajeros trae la carga o el matute cuando viene o sale de Punta Arenas.

A propósito del pasado 11, en aquel de los Estados Unidos, el esposo de una conocida, que habitaba cerca de las Torres Gemelas, un individuo bastante tirado al litro, al observar la tragedia, ingresa desde la terraza de su departamento al living a rellenar su vaso con vodka. Al salir, tropieza, cae y muere. Una victima indirecta de la tragedia.

Nada para la risa pero resulta como casual el hecho que en un local llamado Lomitos, antes Lomitt`s, en Punta Arenas, pero al parecer mis amigos del original de Providencia (donde van Salinas, Gelcic, y otros que yacen bajo tierra y vemos a la siempre bella Erika y el sanguchero es hincha de la UC) les reclamaron la marca, mi amigo William Levet y yo, nos sentamos justamente en la mesa, todos los días desde hace cinco años y medio, donde concurrían semanalmente cuatro de los protagonistas del asesinato del mes.

Es la historia de cuando un señor Ruiz, pegó un tiro en el cuello a su amigo, con el cual tomaba café, luego le pasa el auto encima, posteriormente asesina al concuñado con un tiro en la nuca, también de la mesa del café, para culminar su horrenda travesía criminal, llevando a su ex pareja, y madre de su hijo de cinco meses, forzada a punta de revolver a dar una vuelta en auto.

En el trascurso de esta misma, le saca los ojos con los dedos, imagino que pudo hacerlo porque la mujer era incapaz de soltar el bebe de sus brazos, la lleva al hospital pero en vez de dejarla allí, la saca a pie por el estacionamiento sin que nadie los vea en la madrugada, la abandona en un campo cercano al hospital regional, y luego se esconde hasta que en la tarde es acribillado por carabineros.

En esa misma mesa, me cuenta Clarita, se sentaba la esposa de un militar que trabajaba en el supermercado Líder. La acompañaba un joven que simplemente escuchaba. Ella cansada de infidelidades y golpizas, le escucha decir al que convierte en sicario, Mátalo. La mujer le da vueltas al asunto y finalmente le ofrece palo y medio por el trabajito. Cuenta Clarita que cuando ella se acercaba a la mesa, la mandante callaba; el muchacho siempre estuvo silencioso.

Bueno, de esta manera me doy cuenta que durante más de un lustro he estado ubicado a la hora del café a las diez de la mañana en un sitio concurrido por asesinos y asesinados mas un sicario. Buena cosa. En un pueblo chico de infierno grande.

Ojala no sea contagioso.

Sanpaoli sigue en la suya y el señor del Bosque de España reflejaba en su cara lo que dijo: Hostias que es difícil jugar con esos chilenos.

Valdivia tiene su cuerpo a tan mal traer que con un partido que juegue hay que darle un mes de descanso.

Inicié temporada dieciochera pero me arrebaté antes de tiempo. Piano piano.
Babykanguru es lo mejor que hay, pinche la página y cerciórese.

Yo se que esto puede traer bulla pero es lo que siento. Marcelo Bielsa dijo en una oportunidad: "En el futbol hay cifras que duelen". En la vida en general, existen verdades causantes de dolor, indignación pero que reflejan lo cotidiano.

En una oportunidad, Erika Jong me asumió que una excesiva agresividad femenina, llevada a ultranza, efectivamente había provocado un fenómeno bien traumático en los hombres, no preparados para asumir la igualdad de derechos del sexo opuesto. Fue la forma, no la razón, la causante de quienes temerosos ante la mujer autosuficiente y con desplante para exigir sus derechos en la intimidad, optaron por la misoginia, el celibato a regañadientes, el convertirse en ermitaño.

La misma mea culpa, sería interesante de observar en homosexuales y lesbianas que se valen de un "deja vu" o "demodé" adjetivo de la discriminación para justificar un montón de incumplimientos, que son imperdonables en la actualidad para un heterosexual.

Asumo, que de los cinco amigos antiguos sobrevivientes que tengo, no se sienta nadie de mis amigos actuales, pero esa quina alude a los que conozco de cuando éramos estudiantes, dos son homosexuales.

Voy al grano: cada día que transcurre, escucho amenazas de "me voy a suicidar", "me voy a encadenar", "voy a denunciar" de parte de personas que no cumplen correctamente sus tareas laborales y se escudan, cuando les llaman la atención o amonestan, en una supuesta discriminación.

He notado la reticencia en jefaturas a todo nivel nacional y regional, a aplicar la misma vara de exigencia ante la falta en los homosexuales y lesbianas en relación a los heterosexuales, como si estos por serlo, tuvieran una mayor capacidad de comprensión, opciones o recursos.

Lean bien, ocurre en Chile y en países en vías de desarrollo. Porque en ese sentido, seguimos siendo subdesarrollados.

En la mayoría de las naciones del Viejo Continente, excluyo a los Estados Unidos donde aun existe una gran abundancia de brutos, agrupaciones de machos que defienden al hombre armado con revólveres y persiguen a los gays, la homosexualidad y el lesbianismo no son temas, ni argumentos ni excusas para excluirlos de sanciones administrativas y sumarios.

Ningún perteneciente a estos géneros va a amenazar con atentar contra su vida o hacer circo atribuyéndolo a la discriminación.

Lo mismo es válido, sin hacer comparaciones, para los discapacitados físicos. Si son capaces de realizar su tarea, y fueron contratados para esos fines porque quedaron demostradas sus aptitudes, tampoco pueden atribuir a su condición mantenerse en el trabajo si no lo ejecutan. Ahora si son víctimas de burlas o subestimación, tienen todo el derecho a pataleo hasta las últimas consecuencias.

Concluyamos: en un universo donde cada día, las personas asumen más y más sus condiciones de género, el manido porcentaje del diez por ciento no heterosexual en la sociedad, esta superado con creces. De tal manera que constituyen lo quieran o no los fóbicos, una masa laboral más que considerable. Y que refugiada en subterfugios totalmente obsoletos para no trabajar en igualdad de condiciones como las que han exigido para su sexualidad, constituye también un abuso para el resto.

A Jorge Babarovic le cayó en sus manos "El manuscrito" de Blanca Miosi y lo leyó sin mucha fe y le gustó. Ahora esta en las mías y nada de malo les diré. Me falta ánimo para hincarle el diente a otro ladrillo que me remitió El nuevo modelo del orden neoliberal al régimen de lo público de Atria, Larrain, Benavente, Couso y Jognant. Ya les contaré si es que lo termino antes de la próxima columna.

Bueno que pasen un feliz 18 y con la copucha en la boca: muchas animadoras de shows de fiestas patrias, en fondas de todo Chile tienen quizás nombres que poco les digas, pero hay varias que le trabajan seco en locales nocturnos prestando deliciosos servicios. Así como en Agua para elefantes, esa novela que habla de los circos norteamericanos del siglo pasado que llevaban un carro con putas acróbatas o malabaristas. Bueno, estas bailan cueca.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook