Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Diciembre de 2013


LA VIRGINIDAD DE JAIME GUZMÁN, EL MITO DE SU VISITA A UN PROSTIBULO

- Tolosa y el desplome de las pirámides.
- Luli en Punta Arenas, sus inversiones duraran mas que sus mamas siliconadas.
- Apuesto a que no votan cinco millones.



Cristián Gazmuri y su libro sobre Jaime Guzmán, promete. Cuenta cosas curiosas; definitivamente no era gay, sino reprimido a morir y virgen hasta el final, con una madre muy fuerte y como alguna vez mencionamos en estas líneas, un padre parrandero cuyo único merito era ser de la UC. Que a Pinochet por ser Pinochet Ugarte lo encontraba rasca y que si logró sacarse de encima al mamo Contreras. Que no veía televisión y sin embargo luego apareció todos los domingos en A esta hora se improvisa. De la hermana Rosario no se habla mucho pero yo les cuento que era bellísima.

Es un mito entonces que Jaime Celedón lo llevó a putas.

Como les he relatado varias veces San Nicolás aparece hoy e introduce en un calcetín que cuelga de la puerta caramelos, lo llena en proporción a la forma como estima se ha portado la niña o el niño, al despertar, esta sobre aviso de como se portará el pascuero la noche del 24.

Sócrates quizás se follaba de lo lindo a Critón pero además de beber cicuta como buen pipeño, era egoísta en cuanto a compartir los conocimientos de la escritura.

En la existencia, en todo ámbito, se aprende algo. En un concierto reciente, por ejemplo, de Felipe Browne en el teatro Municipal de Punta Arenas, en sus explicaciones sobre cada pieza que ejecutaba en piano, aprendimos la diferencia entre una ondina y una sirena, la primera es de agua dulce. O que Federico Chopin no fue amante de George Sand pues con su larga enfermedad, fibrosis quística pulmonar y no tuberculosis como reza la leyenda, apenas podía sostenerse en pié, amen de que desfallecía constantemente al menor esfuerzo. Así que de follar, o de polvos, nada que hablar, era una casi marimacho de temer la Sand, y se vestía como hombre no solo para publicar sino que para ejercer como tal, como decía Aylwin, en la medida que sea posible.

Con Andrés Neuman, joven revelación de la literatura argentina y su libro "Hablan solos", explica la relación sensible entre el mouse y el clítoris.

Con el libro "Comunidades y redes sociales, el desplome de las pirámides" ( editorial Sitiocero), el magallánico Mauricio Tolosa, nació en Punta Arenas en 1961, aplica lo que enseña y realiza.

SitioCero es su espacio que ha creado y anima. En la escuela de Santiago preside la Fundación de la Comunicología. Ha vivido en Paris, México, Bangalore (sur de la India) y Panamá.

Y nos encontramos en su obra con algunos hechos olvidados o ignorados. Como que Sócrates veía en la escritura un peligro de pasar de la sabiduría del conocimiento encarnado al conocimiento cuerpo, los textos sobre las personas, la abstracción encima de las personas. O sea escribir hace mal para el mate.

Que la misma Iglesia hacía transcribir sus documentos por monjes analfabetos para que no aprendieran a escribir. Que reyes de Francia ejercían un poder absoluto sobre esta viable de la transmisión.

En el libro se plantea que a través de las comunicaciones esta la incógnita quien decide el mundo en que vivimos, el mal manejos que pueden tener las redes sociales que pese a haber sido capaces de derribar a un Mubarak, también pueden ocasionar males a la humanidad. Y Tolosa pone el dedo en la llaga con tipos de redes como el intranet, donde quien emite las señales es el de arriba, el poder, pero nunca la señal viene de abajo hacia arriba, y si ocurre es causal de despido.

También del verdadero significado del ko, que en los indoeuropeos era la raíz del coito, convivir o comer.

Según Tolosa, se constituye la pirámide de la comunicacional y luego se desploma y esa explicación está en este libro escrito para todo público.

Dice que el primer gran desafío es que las personas y organizaciones asuman una práctica y concepción de la comunicación como creación de comunidades y cultura, y salgan del modelo de la transmisión y difusión de mensajes e instrucciones.

Insiste en que lo primero es cambiar nuestra concepción y práctica de la comunicación. Por supuesto, las personas que tienen responsabilidades directivas políticas o empresariales podrían aportar mucho creando, potenciando y fomentando espacios y medios de comunicación más humanos, integradores y creativos.

Los desafíos que enfrentamos como humanidad y como países requieren de comunidades unidas aprovechando la mayor diversidad. No basta con que se entiendan las fuerzas políticas opuestas, se trata de que conversen las distintas disciplinas, culturas, regiones, saberes, clases e intereses para aportar en la definición de los problemas y en el diseño y desarrollo de las soluciones.

Pero soy un poco pesimista respecto a que quienes están en la cima de las pirámides hagan pasos muy decididos en esta dirección: ellos son los grandes beneficiarios de este esquema vertical y autoritario.

El fenómeno de los medios sociales plantea un giro de 5000 años en la evolución de los medios, considerando a grosso modo los inicios de la escritura. Al mismo tiempo las propias redes sociales cambian y se amplían a enorme velocidad si las comparamos con los medios antiguos. Por otra parte son extremadamente dúctiles y adaptables a los distintos propósitos y necesidades de cada organización. Esto hace muy arriesgado proponer recetas generales cuando cada caso debe ser un diseño y un aprendizaje específico.

Si tuviera que dar un consejo general para aterrizar, sería el aproximarse a las redes sociales más allá de las teclas y la pantalla, los "RT" de Twitter y los me "gusta" de Facebook. Habitar el nuevo paradigma de la comunicación no en el mundo de las ideas, sino en la práctica mental, emocional y corporal.

Also sprach Tolosa.

Los chilenos que nos creemos la muerte miramos en menos a los escritores de Uruguay y Bolivia, pero cae en mis manos "Luna de locos" de Manfredo Kempff y me agarra al vuelo. Muy erótico por cierto pero vidas rurales de antaño en el altiplano pero no en la Bolivia alta sino mas baja. Buen relato. Si, la literatura continental es buena pero la música neo clásica del continente bien mahoma, y en eso incluyo a Rodríguez del Uruguay y a muchos chilenos como Puelma, Riffo, Guastavino y el buen Orrego Salas cuya mujer miraba con entusiasmo a Antal Dorati en Minneapolis. Difíciles de escuchar. A Raúl Ruiz le gustaba Soró y fue su música la del entierro del cineasta.

Volviendo a Kempff cuando lo termine les cuento porque la narrativa de tanta locura me esta cansando un poco, quizás retome vuelo.

Dos actores chilenos del clan Ruiz me señalan que la viuda está más siútica que nunca. Quizás siempre fue un poco arribista y no se le notaba pero, qué más da. La culpan del alejamiento del cineasta de los viejos tercios, yo creo que lo cuidaba.

Hay definición y seguimos sufriendo hasta el martes en la noche.
Peric que siempre pintamonos y le encajaron tres, se hace expulsar.

Vino Luli a Punta Arenas, casi sin pena ni gloria ni Dreams ni nada por el estilo, pero la tonta mas inteligente de Chile, con inversiones claras, sanas y con proyección se las trae. Durará más que sus mamas erectas siliconadas.

Malo para el país, pero si votan cinco millones es mucho, pienso yo.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook