Piramides de Egipto
Bookmark and Share



JUGUETES TERAPEUTICOS SEXUALES

Estos son muy similares a los que se venden en cualquier sex shop del país, pero que se diferencian en un aspecto esencial, y es que son recomendados por un especialista, con indicaciones determinadas de uso y para solucionar alguna patología.

 

ANTÍDOTO PARA LA RUTINA

Lo peor que puede pasar en una relación es que llegue la rutina. Y por mucho que se esté enamorado, si el sexo se transforma en lo mismo de siempre, la relación se viene abajo en el corto plazo. Es en este punto cuando la pareja debe cambiar la formula de hacer las cosas y permitir que entren en juego otros elementos que le darán nuevos bríos a sus encuentros más íntimos.

Para los especialistas, los juguetes sexuales son de gran ayuda para las parejas pues reactivan el deseo y la fantasía que muchas veces se duerme con la rutina. Los juguetes sexuales en muchos casos traen nuevos vientos a relaciones donde la rutina y el tiempo han desgastado los lazos de comunicación y de expresión sexual. Muchas veces la posibilidad de elegir un juguete erótico vuelve a unir a las parejas, ya que es un acto intrínsecamente íntimo, en el cual el resto de la familia no está involucrada.

Los juguetes traen otras opciones, permiten complementar el goce, y también liberar presiones externas.

Los juguetes sexuales pueden ser utilizados en pareja y lograr estimular o potenciar en el momento del encuentro sexual. Pueden utilizar material erótico para estimularse mutuamente: desde videos, fotos, vibradores, dildos y otras ayudas sexuales. La lencería erótica puede ser un buen estimulante al igual que Internet o libros clásicos sobre erotismo.

 

TERAPIA Y PRÁCTICA

Pero como no todo lo que brilla es oro, existen parejas que deben sobrellevar muchos problemas sexuales que tal vez no saben solucionar. Para empezar, lo adecuado es acercarse a un especialista -sexólogo o siquiatra-, y a través de terapias puede llegar a recomendar usar sola o en pareja, alguno de estos juguetes sexuales. Por ejemplo, los vibradores se emplean como parte de la terapia de aquellas mujeres que sufren dificultades para alcanzar el orgasmo. Por otra parte, los dilatadores de vagina son útiles para que quienes sufren de vaginismo y así logran enfrentarse a la intimidad sin temores y dolores.

 

LO MEJOR ES EL LUBRICANTE

Los especialista siempre recomiendan lubricantes por los muchos beneficios que entrega su uso, permiten disminuir disfunciones sexuales, a la vez de enriquecer el ambiente erótico en la pareja.

Una de las patologías sexuales más comunes en las mujeres suele ser la vaginitis y el lubricante es de gran ayuda en estos casos. La vagina, por ser un medio húmedo y estar en contacto con el exterior, amén de la falta de higiene en muchos casos, está propensa a padecer diversas enfermedades: Las hay inflamatorias, infecciosas, parasitarias o micóticas (hongos), y algunas de estas pueden ser agudas o volverse crónicas. Sin olvidarnos que, en la menopausia, por la caída de los estrógenos, disminuye la lubricación vaginal pudiendo dar verdaderas vaginitis atróficas.

Las distintas formas de vaginitis pueden dar dolor, sobre todo en el coito, y a esto se llama dispareunia o coito doloroso. La dispareunia (mal apareamiento o mal acoplamiento) puede deberse a diversas causas –incluso psicológicas- y muchos de estos cuadros encubren un problema de anorgasmia (ausencia de orgasmo) o de vaginismo (contracción espasmódica de los músculos vaginales).

En la consulta es frecuente que la mujer refiera dolor o molestias al mantener relaciones coitales. No siempre lo relata al profesional en forma espontánea, ya que el pudor o la vergüenza le impiden hacerlo, pero si el médico la interroga en un marco de confianza y respeto puede surgir el dato.

Algunos especialistas sostienen que la dispareunia es una disfunción más incapacitante que la anorgasmia y se vuelve una razón de peso para que la mujer acuda al médico. Muchas que no llegan al orgasmo nunca recurren al ginecólogo pero cuando hay dolor, que afecta seriamente la capacidad coital, sí lo hacen. En estos casos, donde la penetración se vuelve dificultosa e incómoda, la indicación de un lubricante eficaz disminuye o evita el dolor coital y las probables lesiones de la pared vaginal: con una pequeña cantidad aplicada en los genitales de la mujer y del varón, la penetración dejará de ser algo irritante para volver a ser placentera. Claro que siempre el profesional tratará de eliminar los factores causales de las vaginitis y de la dispareunia.

 

AUMENTO DE DEMANDA

La demanda está creciendo, debido sobre todo a una diferente visión socio-cultural. Existen ciertos valores que están cambiando, se está dejando de lado la visión machista del goce sexual, en el cual el varón era un sujeto insaciable y la mujer un sujeto pasivo que no disfrutaba. Hoy está ganando terreno una visión más igualitaria, en la cual se aceptan y contemplan las necesidades y deseos del sexo femenino. Y se valida socialmente la iniciativa femenina en el amor, es decir, la mujer gana un lugar consultando, investigando, e incluso exigiendo. Al mismo tiempo, estamos ante una mayor valoración social del bienestar personal, en el cual está incluido el goce pleno de la vida sexual.

El corolario de esto es mayor apertura y libertad en la elección de los juguetes, las parejas asisten a los locales juntos, deciden de a dos, la mujer toma un rol activo y hace mayores consultas sobre cuidados personales, y muchas veces piden orientación sobre cursos, técnicas, cuidados a seguir. Inclusive hay lugares donde sólo se atienden a mujeres, proporcionándoles asesoramiento, sugerencias, hasta con un criterio feminista.

Compartir en Facebook