Piramides de Egipto
Bookmark and Share



SEA UNA ESTRELLA PORNO

 

Libere tensiones y deje sin habla a su pareja siguiendo los siguientes pasos para convertirse en una encendida estrella porno. Busque un disfraz adecuado y luego de una suave y aromática ducha, póngaselo para él y despierte hasta sus más bajas pasiones.

  

FEMENINA

Las estrellas porno se caracterizan por cuidar cada detalle de su aspecto. Una depilación perfecta, el pelo bien arreglado y limpio, las uñas con manicure y un perfecto maquillaje. Usted debe hacer lo mismo. No se presente ante su pareja con el pelo tomado como si se preparara para hacer el aseo de la casa. Haga el sexo en las mejores condiciones, como si fuera una cita especial.

 

AUTOSATISFACCIÓN

Esto si que los enloquece. Sueñan con ver a la pareja masturbándose frente a ellos. Si es una principiante en estas lides, baje un poco la luz, póngala tenue, buena música, y desnúdese. Pídale que sólo observe y hágalo tranquila hasta llegar al clímax. Y luego invítelo a jugar con usted ya en el ritmo. Hágalo con naturalidad y sin pudores. Para ser estrella porno debe liberarse de todo y tener confianza en su pareja.

 

PLACER Y COMIDA

Comer y hacer el amor son dos grandes placeres de la vida, así que, ¿por qué no unirlos en una ardiente sesión? Prepare entonces una rica bandeja de frutas, cremas y, por supuesto, un buen vino. Lleve todo eso a donde está y sírvalo directamente sobre el cuerpo de su pareja. Aplique la crema y decore con exquisitas frutillas. Luego, con su boca y lengua saboree cada uno de los puntos cubiertos. Verá en lo sexy que se transformará la cena.

 

BRONCEADO SUGERENTE

Tome sol con una diminuta tanga y luego, por la noche, deje entrever esa línea del bronceado con una sugerente lencería erótica o bien una bata transparente. También puede lucir un vestido ajustado negro que deje al aire ese bronceado o, mejor aún, un escote sugerente.

 

LENCERÍA ERÓTICA

La lencería juega un papel fundamental en la sexualidad de una pareja. Considérelo para el hombre también. Es poco atractivo ver a un hombre con calzoncillos bolsudos. Lo mismo ocurre si viste ropa interior desteñida, con elásticos sueltos, hilos a la vista. Invierta en su femineidad y busque alguna tenida de lencería estimulante y sexy. Téngalo por seguro que le durará muy poco puesta.

 

CONVIÉRTASE EN UNA GATITA

Un suave ronroneo en el cuello, detrás de su oreja, puede ponerle los pelos de punta. Cariños y besos por doquier. Es tan placentero como el mismo sexo el que su pareja le haga cariño suavemente, le toque donde sabe que le gusta y le diga mil y una veces lo especial que es. Esto, a ellos también les gusta, y mucho. Hágale cariños en sus nalgas con la yema de sus dedos, subiendo por su espalda y luego bajando. Quedará convertida en tigresa.

 

HABLAR DE SEXO

El hacerlo con su pareja es muy divertido y enciende pasiones. ¿Se ha fijado cómo él se transforma cuando le habla de sexo por teléfono o cuando están a solas? Eso les encanta. Dígale lo que quisiera hacer con él, lo dispuesta que está a hacer tal o cual posición, y más aún, lo que le espera en casa si llega pronto.

Compartir en Facebook