Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 

TANTRA
LOS ASANAS DEL AMOR

 

Los asanas del amor son las posturas que se establecen en el Tantra para hacer el amor.

El primero se llama Yab Yum, lo que quiere decir Padre-Madre. El hombre se sienta en posición de loto sobre el suelo o la cama. La mujer se sienta sobre las piernas de él rodeándole las caderas con las piernas. El lingam (pene) se introduce profundamente en el yoni (vagina). La Cara del padre y de la Madre se entrelazan con firmeza con las lenguas y abrazados intensamente.

El otro asana se denomina Mula Bandha o Cerradura de raíz o basal. El hombre se coloca en posición de loto completo o en la postura sukhasana que es con las piernas cruzadas. La mujer se sienta sobre él rodeando con las piernas sus caderas, apoya los talones en el suelo y presiona la zona sacra de él (donde se encuentra el hueso pélvico) cuando se inclinan ambos hacia atrás. Shakta (el hombre) y Shakti (la mujer) se toman fuerte de las manos cuando se tirana hacia atrás. El fuego físico se genera para la eyaculación con la fricción lenta del lingam y el yoni que se da en el suave forcejeo de la pareja hasta que alcanzan el clímax.

Sukhapadma Asana o Postura del Loto Fácil se logra cuando las piernas de Shiva están cómodamente cruzadas en medio loto o sólo cruzadas al "estilo sastre" con Shakti sentada sobre las piernas de él con las piernas alrededor de su cintura. Los circuitos físicos se deben cerrar por lo que se debe entrelazar la lengua con la lengua, el pecho con el pecho, el ombligo con el ombligo, y el lingam introducido profundamente en el yoni.

Para realizar el Yoni Asana o postura de la matriz, el hombre se sienta en una silla descansando las plantas de sus pies en el piso. La mujer se sienta sobre sus piernas permitiendo que el lingam penetre en su yoni, y con los brazos entrelazados en torno al cuello de Shiva. A su vez, él la abraza fuertemente y de esa manera la postura queda apoyada en un delicado equilibrio.

En el Kali Asana o Viparitakarani (acción contraria) él hombre se acuesta sobre su espalda, con la mujer encima de él. Ella debe apretar el lingam dentro de su yoni con los músculos vaginales para darle un placentero masaje a él. Al misma tiempo, él debe estimular suavemente el clítoris, por lo que es muy posible que se den orgasmos simultáneos.

 

Fuente: http://www.solonosotras.com

Compartir en Facebook